PSUV...ensayo, error y lupa popular

Ser, es existir el sujeto con su atributo. Estar, es existir en un lugar, en una situación y parecer es tener cierto aspecto. La revolución bolivariana necesita presencia, urge de existencia alejada del disfraz y el maquillaje. El punto de partida para las bases del PSUV en las Asambleas, estará alimentado de las experiencias previas en el ciclo de “ensayo y error” hasta ahora probado. Quien aspire para algún cargo de elección entre revolucionarios, simplemente debe proponer y parir ideas.

Entre arribismos y resentimientos, entre claros y oscuros, hay quienes ven matices y hay quienes ven arco iris. Moral, lealtad, luz y conciencia deben vestir la mente y el corazón de los revolucionarios. Para cualquier aspirante a dirección del PSUV o alguna posición política dentro del proceso bolivariano de cambio, en primer lugar como norma y conducta, es necesario el desprendimiento de individualismo, ambiciones y mas aún, de alguna pretensión de prebenda, pues lo contrario, quedará en la lectura del pueblo.

La camaradería promovida de modo natural es aquella que parte del ser humano: ¡corazón rojo ubicado en la izquierda!. Frente al nuevo ciudadano, otro color o posición pasa a ser una quimera en la realidad tangible que se palpa en las calles, sin embargo, la confianza desplegada en los últimos tiempos a dado sorpresas inesperadas, el punto ha sido preciso en la voz del pueblo: ¡no mas mentes estólidas dentro de la revolución!.

El modelo de un nuevo ciudadano debe estar orientado a los principios naturales de conciencia colectiva como nación. Hay un tanto de nivel de conciencia en peligro, las grandes masas deben estar motivadas o, ¿acaso el motivo debe ser solamente el discurso?…Las épocas de cambio pasan a estar sometidas a un proceso de transformaciones asimilativas, o surgen de la capacidad de la sociedad para encontrar las soluciones apropiadas, o de las convulsiones violentas debido a una incapacidad equivalente.

La realidad del socialismo se justifica en su rebelión contra los males sociales, debe incluso ir mas allá de la actitud anticapitalista y encontrar los medios para darle importancia y felicidad al individuo. Mientras se discute cual es el “Socialismo del Siglo XXI”, mientras los procesos de cambios en lo económico, político, social toman el rumbo definitivo en la formación del nuevo modelo, la responsabilidad de todo aquel que se expresa de camarada, compatriota, revolucionario, entre otros términos, debe comenzar a revisarse en actitud como persona en lo ético y moral.

Los acontecimientos políticos en Venezuela, levantan una ola improvisada que fabrica líderes autómatas bajo un “chip” cerebral que no ve color político ni condición social, en ese sentido radica la imposición de nuevas figuras que surgen, para tratar de refrescar lo agotado de la politiquería o enquistarse en las estructuras como “quinta columnas” corrosivas que oxiden los planes de la patria nueva. ¡La lupa popular recorre los caminos!

larryubv2004@hotmail.com / www.aporrea.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a54443.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO