Una Propuesta para una Estrategia de Relaciones Internacionales del PSUV

El Partido Socialista Unido de Venezuela surge como un producto histórico del proceso revolucionario venezolano, gestado en el levantamiento popular del 27 de febrero de 1989 y en las insurrecciones militares del 04 de febrero y del 27 de febrero de 1992. La existencia del PSUV como producto histórico, está íntimamente relacionada al contexto internacional en el cual se iniciaron las condiciones que favorecieron la irrupción de la Revolución Bolivariana.

Con el objetivo de diseñar una estrategia de relaciones internacionales para el naciente partido, se hace necesario identificar los factores que caracterizaron el contexto internacional de los años noventa, durante los cuales se echaron las bases del actual proceso venezolano. La etapa embrionaria de la Revolución Bolivariana tiene lugar en un complejo contexto internacional, con las siguientes características:

En Sistema Internacional: El surgimiento del paradigma Unipolar como única propuesta de reorganización del mundo tras el fin de la Guerra Fría. Estados Unidos asume el llamado rol de “Policía del Mundo” y hace valer en los hechos su condición de “Potencia Militar Hegemónica” en las intervenciones de Panamá 1990, Irak 1991, Haití 1993, Serbia 1994 y Somalia 1992. Al mismo tiempo se perfeccionaron los mecanismos de intervención indirecta a través de la cooperación internacional y la ayuda al desarrollo, lo cual se vio notablemente reforzado con el desarrollo de las altas tecnologías de la información y de las telecomunicaciones. (Surgimiento del Internet, Telefonía celular, transmisión masiva de datos en tiempo real, fibra óptica, etc.) La desaparición del bloque rival impuso a los Estados Unidos la necesidad de realzar en la agenda internacional las llamadas “Nuevas Amenazas” como el nuevo punto de contrapeso en su Política Exterior.

En lo Político: El colapso del bloque del este fue usado como el principal argumento de las elites intelectuales y políticas de occidente para impulsar la democracia burguesa representativa como el único modelo viable y aceptable en un supuesto “nuevo orden internacional”. Al mismo tiempo la democracia representativa comienza a atravesar una severa crisis de legitimidad en América Latina, los partidos tradicionales pasan a ser instituciones rechazadas por la población en general. Aparecen los llamados “Movimientos Sociales” como factores de resistencia al status quo imperante.

En lo Económico: Se presencia el auge y fracaso del neoliberalismo como Doctrina económica de los gobiernos por excelencia, lo cual se tradujo en la ampliación de la brecha entre pobres y ricos en América Latina. Se impone la regla del condicionamiento para acceder al financiamiento internacional, dominado por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y del Banco Interamericano de Desarrollo.

En lo Ideológico: Se proclama el llamado “Fin de la Historia” y el triunfo de la Democracia Representativa Burguesa y del “Libre Mercado” como el peldaño más encumbrado de la evolución social y política de la Humanidad. Se anuncia la muerte de la “Utopía Socialista” y se señala la experiencia soviética, como un ejemplo de la inviabilidad del paradigma marxista y que por tanto no debe repetirse. La izquierda mundial entra en un duro debate y se divide entre quienes buscan reivindicar algo del legado Leninista y de la experiencia rusa y entre aquellos que piensa que la “revolución proletaria” no era ya el camino a seguir y que la estrategia debía enmarcarse en el juego electoral y parlamentario de la democracia occidental. Ante la falta de discurso y el vacío político internacional dejado por la URSS, buena parte de la izquierda mundial se desplaza hacia nuevos conceptos de lucha, como la Resistencia y los Movimientos Sociales no partidistas y se plantea la tesis de “Desdogmatizar” la izquierda, fortaleciéndose con ello, los movimientos obreristas, indígenas, ambientalistas, de carácter reivindicativo y el concepto de la alianza entre clases.

Por otra parte se inicia el debate sobre el impacto del proceso de globalización a la par que emerge el fenómeno de lo “local” como factor de resistencia a la homogenización cultural; Sin embargo, tras el fracaso del modelo neoliberal en América Latina, tiene lugar el auge de los Movimientos Sociales y la aparición de nuevos mecanismos para la unificación de las luchas sociales mediante el concepto de “globalizar la lucha contra el capitalismo global” lo cual daría posteriormente origen al llamado Altermundismo.

Es a partir de este contexto y partiendo de las trasformaciones que se han producido en la región y en el mundo durante la primera década del siglo XXI, que se propone una audaz y activa agenda estratégica de relaciones internacionales para el PSUV, con la finalidad de presentar al Partido y a la Revolución Bolivariana como la primera experiencia revolucionaria triunfante tras el periodo de transición de la Post Guerra Fría. En esa dirección se propone lo siguiente:

· En una primera fase el PSUV debe asumir un rol central en el seno del Congreso Bolivariano de los Pueblos, en función de integrarse al espacio político natural de Venezuela, en el cual distintas fuerzas sociales y políticas se han venido alineando progresivamente con la tesis de una revolución continental inspirada en el Bolivarianismo.

· Desarrollar una política de acercamiento e intercambio con los partidos progresistas de la región, en especial aquellos que tengan en su agenda la trasformación de la Democracia Representativa por nuevas formas de participación popular y comunal como modelos alternativos. Este punto es clave porque en el se define los aliados ideológicos del PSUV en la región, diferenciándolos de aquellos partidos que aun siendo de Izquierda o centroizquierda propugnan el fortalecimiento de la Democracia Representativa.

· Impulsar la creación de un foro hemisférico que se constituya en un nuevo marco institucional, ideológico y político de una Nueva Izquierda Latinoamericana, que propugne el impulso del Poder Constituyente y de la Democracia Participativa como el mejor camino de la lucha revolucionaria en el siglo XXI. Este Foro debe abarcar a la mayor cantidad de actores políticos en la región alineados con la causa revolucionaria, incluyendo aquellos que puedan ser antagónicos entre sí en sus realidades nacionales, ello con la finalidad de que el Foro se conviertan en un espacio de articulación  y acercamiento.

· Construir alianzas a largo plazo con sectores progresistas europeos, incluyendo el bloque de izquierda del Europarlamento, así como los llamados “Terceros Partidos estadounidenses” que se mantienen al margen del sistema dominante en EEUU.

· El PSUV debe desarrollar dos líneas simultáneas de acción en lo internacional, por un lado estableciendo relaciones orgánicas con los Movimientos Sociales, obreros, ambientalistas radicales, alternundistas, Frentes y Movimientos de Liberación Nacional y por otro favoreciendo una alianza mundial de partidos de izquierda (Socialistas, comunistas, Corrientes Marxistas). Ello con la finalidad de iniciar un debate orientado a la creación de un bloque progresista internacional contra el Capitalismo como sistema de distribución de la riqueza y en aras de impulsar la creación de una V Internacional o Nueva Internacional Socialista inspirada en el concepto de la unidad dentro de la diversidad . 

· Impulsar y auspiciar la Diplomacia de los Pueblos como un instrumento de la Lucha Global contra el sistema de dominio del capital internacional, mediante la realización de intercambios estudiantiles, culturales, actividades políticas y de formación de cuadros, etc.

· Convertir al Partido en un centro neurálgico de discusión, análisis y producción de posiciones e ideas que contribuyan al proceso de construcción de la Política Exterior venezolana.

· Desarrollar en el seno de los batallones socialistas la constitución de Mesas Socialistas de Política Exterior con la finalidad de educar a la militancia en los principios y fundamentos de la Política Exterior Bolivariana y a la vez difundir el alcance y significado de conceptos claves en materia internacional como: El imperialismo, Hegemonía, Unilateralismo, Unipolaridad, Multipolaridad, Integración y la Batalla de Ideas.

· Elaborar Documentos para la Militancia explicando los principales temas de la Agenda Mundial y de la lucha global contra el sistema capitalista. Por ejemplo: Derecho y acceso a la información, Calentamiento Global, Comercio Justo, etc. Es clave el trabajo de difusión e información, que permita crear sentido crítico en la militancia y dar a conocer las distintas dinámicas y hechos que se desarrollan en el plano internacional.

 


zapatarobinson@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7858 veces.



Robinson Zapata


Visite el perfil de Robinson Zapata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas