Burguesía naciente y sus victimas necesarias

La Oligarquía tomo fuerza después del 31 D, cuando el gobierno amnistió a los contra revolucionario, mensaje moral, humano enviado a la clase alta para unificar al país. El resultado nos enseñó, que no les interesa relacionarse con el pueblo, definitivamente también nos demostró que no podemos hablar de integración con un grupo que pretende desestabilizar al país, es una guerra a muerte, o nos destruyen o los destruimos, no tenemos otra opción. Para que continúe sufriendo el 76% del pueblo, que sufra esa minoría que tanto daño hace.

En cuanto a la burguesía naciente, en este segundo momento revolucionario, la rectificación, tiene que darse con la naciente burguesía enquistada en los ministerios, gobernaciones y alcaldías. Mientras la oligarquía se aristocratiza, la naciente burguesía pretende ser oligarca, dos procesos convergentes que pretenden disimular la realidad, al ocultar lo que realmente esta ocurriendo con la nueva burguesía, fundada sobre el poder del dinero y la influencia política, en asociación directa con la oligarquía nacional, por intereses de poder, para las próximas elecciones de gobernadores y alcaldes.

Las funciones clasificadoras, de los funcionarios salientes no ennoblecen el trabajo socialista en estos nueve años, por los dinamismos clasistas, generalmente comerciales y financieros con grupos de la clase media y alta, a los cuales llamo “burguesía naciente”. Por eso el pueblo no valida su gestión, como vigencia legal, moral del proceso revolucionario, por la irracionalidad demostrada por la mayoría de gobernadores y alcaldes en el transcurso de su gestión.

No es casualidad que en el 97% del territorio, donde existen gobernador y alcalde chavista, la pugna intestinal entre estos, beneficia la oligarquía, esta cómodamente se divide en dos grupos, la una con la alcaldía, la cual usa como instrumentos a los directores y demás funcionarios de esa institución. El otro grupo disimula ser a fin a la política de la gobernación, utilizan “las amistades” con los secretarios privados, de gobierno, de estado o lo que sea, más algunas amistades militares y policiales, grupos oligárquicos que en realidad son uno solo, la oligarquía nacional, cuyas victimas necesarias, son los de siempre, la gente del pueblo. Dividen la importancia revolucionaria del crecimiento social entre iguales, para desestabilizar al gobierno y al pueblo.

Los sectores de la clase alta, están en proceso de consolidar la contra revolución e imponer una continua desestabilización, intensificando la participación política de la derecha, con lo que ya vemos, desabastecimiento, alcoholismo, critica partidista, y por el lado de la burguesía naciente, la corrupción, el burocratismo, sectarismo, egoísmo, indiferencia, practicada por esta nueva clase social que esta en el poder, conscientemente ayuda desde las sombras del gobierno a la oligarquía nacional, y por medio de estos al imperio, de sobra esta decir quienes somos las victimas necesarias de esta confabulación.

La viabilidad revolucionaria para el reimpulso, paso previo es la rectificación en las entidades públicas, especialmente tomadas por gente de la clase media, que engrosan la oligarquía naciente, indiferente, petulante, en el trato social al pueblo, funcionarios que se olvidaron que son gente, que nacieron humanos, hoy ya no son pueblo, son ministros, gobernadores, alcaldes, diputados, concejales, mentalmente subdesarrollados, tempranamente olvidaron, que esta es una revolución del pueblo, masa que por ahora continua confiando, en Chávez, presidente que se equivocó al sostener por tanto tiempo a leales ineptos en esos cargos públicos, ellos son los principales culpables del estancamiento revolucionario en el que estamos.

Así que, el protagonismo esta en las manos del pueblo, como siempre, solo el pueblo salva al pueblo, sostengamos a Chávez, recuperemos la disciplina, la convicción, el conocimiento y la consciencia para llegar a construir el socialismo. Olvidemos la hipócrita diplomacia o que somos pacíficos, somos tontos, a quienes hemos visto, últimamente, trabajando con las bases, con los campesinos, con el pueblo, a Chávez, ¿ donde están los gobernadores, ministros, alcaldes? El ministro Chacín, esta llevando a cabo una buena gestión, humana, ideológica y política, gestión de reimpulso revolucionario, de rectificación la del ejercito, la guardia; el resto…, de mala gana se relaciona con el pueblo, y eso por orden de Chávez, no por iniciativa propia, solidaria, socialista o humana. Si por ellos se tratara, por iniciativa propia, por convicción revolucionaria, no lo harían, es gente alejada del pueblo, desleal y traidora con la revolución, pueblo que utilizaron como escalera, para subir y sostenerse en los cargos públicos, manipulando a Chávez y a su gente.

Estos son parte de la burguesía naciente, junto con los comerciantes y empresarios enriquecidos en la revolución, gente a la que hay que desenmascarar y sacar de sus puestos, comercios, que se vayan a sus casas. Llegó la hora de actuar, de no hacerlo seremos cómplices por encubrimiento y negligencia, lo más importante es impedirles seguir utilizando a las victimas necesarias, para afectar la revolución, pretendiendo continuar con su ineficiente carrera en otros cargos públicos.

¡Que viva Venezuela. Que viva Chávez. Que viva el socialismo!.



RAÚL CRESPO.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7527 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: