El Socialismo es la Paz

Nada más pueril y erróneo que el creer que las doctrinas económicas han producido el actual movimiento social de liberación del pueblo. Se hubiese producido éste de todos modos, si bien es una necesidad el que en estos casos siga la doctrina al hecho. Creer que el socialismo, es decir, una doctrina, hace el movimiento del pueblo, es como creer que la astronomía es la que mueve los astros. Tiene sin embargo, profunda utilidad la doctrina; y así el socialismo sirve para corregir desviaciones del movimiento social de emancipación del pueblo.

El socialismo es la paz. No nos cansaremos de repetirlo. Las diferencias internas independientes del régimen social que, en vez de armonizarlas, las, aleja entre hombre y hombre, son enormemente menores que las diferencias sociales. En vez de disminuir las diferencias, el capitalismo las hace mayores, y si vemos que van en cierto modo borrándose, no es por la acción del capitalismo, es en virtud de la marcha misma del proceso político-económico. Los socialistas no combatimos el capital, sino el capitalismo actual. Nunca se nos ha ocurrido la simpleza de estimar inútil el capital, ni sostenemos que el trabajo sólo, sin capital, baste para la producción. Lo que se combate es el acaparamiento del capital por unos cuantos usureros y sacarle interés por la mera posesión de él.

Hay que eliminar las contrataciones individuales entre los patrones y los trabajadores. Nos quieren imponer el absurdo de producir más, estimando que para lograrlo es indiferente hasta la formación técnica, el trabajar más los más pobres; es decir, explotar más a fondo su capacidad de trabajo a la cual se debe agregar la diferencia en la deficiencia de la calidad de los equipos utilizados. Pero la reglamentación impuesta, evocando un principio de igualdad, es en realidad, la esclavitud de la clase trabajadora.

Los oposicionistas dicen que el socialismo sostiene que no hay más fuente de producción que el trabajo humano, y hasta lo sostienen con apoyo de algunos párrafos de libros socialistas con la página y la edición y todos los adminículos bibliográficos. Pues bien, a pesar de esos adminículos que nos muestran, es falso que sea doctrina cardinal del socialismo eso de que la única fuente de producción sea el trabajo, entendiéndolo como lo entienden los que enseñan eso. Nadie desconoce el valor del factor no humano y de los medios de producción debidos a trabajo pesado y a los adelantos tecnológicos existentes para la producción. Pero son medios y nada más que medios. Ellos nos dicen que el socialismo ha fracasado, y nos mencionan como ejemplo a la U.R.S.S., o los países del este europeo; pero es tan burdo que el suponer en el arguye, o una ignorancia ilimitada, o una petulancia más ilimitada aún.

Cuando dicen nos aleccionan se quejan de la ignorancia nuestra que no conocemos lo que es socialismo, nos dicen que es la negación del principio de contradicción, y, en efecto, se previene contra los que lo digan al sostener que el ser puro y la pura nada es lo mismo, lo cual es una gran verdad. Y mientras tanto, por vuestro bien se lo decimos, no se metan a hablar de lo que no saben. En la “Gran Venezuela” del siglo pasado hubo una “democracia” de la pordiosería. La Venezuela de esa supuesta democracia era una tierra de pordioseros, de mendigos y de picaros. Los Punto-Fijistas mandaron sobre mendigos. Y la mendicidad ha sido la escuela de nuestra vida pública. ¿Por qué no me pedís algo? –decían los punto-fijistas- Pedían que les pidiéramos y hasta mendigaban para que se les mendigase. Esa democracia representativa, la de la pordiosería, y la de los (“ta´Barato” dame dos), es la que han cultivado adecos y copeyanos. Así ha sido en los cuarenta años que ellos ostentaron el poder. Es lo que ellos llaman, impíamente, su “democracia” representativa, como si eso tuviese que ver algo con la democracia.

“Porque de pronto podré irritarme contra el que me viene con la pretensión de salvarme, aun a mi pesar; pero luego que reflexione, habré de agradecérselo, viendo que me considera como hermano, y, en cambio, jamás cobraré afecto al mercader que me deja ser como yo sea y respeta hasta lo que en mi cree más pernicioso para mi mismo, con tal de explotarme y tenerme de cliente.

Y ¿por qué los de la “democracia” representativa creen que ésta debe estar ligada a la Oligarquía? ¿Por qué los de la “democracia” representativa miran con pavor la perspectiva del Socialismo.

Hasta la Victoria Siempre. Patria, Socialismo o Muerte. Venceremos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2290 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a47147.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO