Las tuercas aisladas

Hay varias características que identifican a las tuercas, dependiendo del lugar que le corresponda ocupar, algunas son necesarias, otras quizás innecesarias, están las útiles e igualmente las inútiles.

Cuando una tuerca está apretada en extremo, corre el riesgo de sellarse, a fijarse de tal forma, que la única manera de sacarla, es aflojando un poco con ácido o destruyéndola completamente. Las tuercas flojas son aquellas capaces de producir accidentes, son las que dejan débiles las bases, a riesgo de hacer caer cualquier estructura, pero, la ventaja es que se pueden corregir.

Sin embargo, hay otras nulas, tal cual parecidas a la canción de Victor Jara: “usted, no es naá...ni chicha, ni limonaá...”, estas son las aisladas, las que no se ajustan ni a una cosa, ni a la otra...ni se aflojan, ni se aprietan, pero joden... Los revolucionarios estamos obligados a identificar esas tuercas, debemos convertirnos en el alicate que ajuste a precisión, y somos quienes debemos colocar la arandela de la retención que busque el equilibrio. La batalla del clientelismo puede ser una tuerca, la batalla de las ideas...el alicate.

Hubo casos en las elecciones internas del PSUV, donde se activó la tuerca que batalla por mantener su clientelismo. La fórmula de permitir votar a los aspirantes a militantes con una sola asistencia a los batallones, produjo una nefasta acción que contrasta con el socialismo. Se presentaron aspirantes a militantes, cual “cuartorepublicano”, que durante todo el tiempo de la discusión de batallones, anulaban en apatía sin dar presencia en los debates, sin embargo, con una sola asistencia el día de las elecciones, cedieron en votos para voceros y comisionados, a sus respectivos amigos caprichosos, sin medir los perfiles de revolucionarios necesarios y requeridos por el proceso de cambio, haciendo un gran daño al propio PSUV y corriendo el riesgo de dejarlo huérfano en la ética, la moral y las luces. Lo que convierte una involución dentro de la revolución, más allá de la soñada revolución dentro de la revolución.

El contraste de tuercas apretadas, flojas y aisladas se evidenció en el acto de sufragar. Las ambiciones individuales, el eterno infiltrado que produce tanta corrosión, esa misma que oxida las tuercas y la apatía generalizada...produjeron una especie de MVR renovado dentro del PSUV...algunos formadores ideológicos, base fundamental de cualquier movimiento político, quedaron pasivos y por fuera, con el eterno romanticismo utópico de revolucionario. ¿Como se ajustan las tuercas?, ¿con el alicate que produzca la generación que batalle en las ideas?...esperamos que nuestro máximo líder comience apretando las tuercas flojas, con los “camaradas” de whisky 18 y Hummers.

larryubv2004@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5650 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a41970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO