El antisocialismo unido endógeno

Desde de adentro, desde las mismas entrañas del proceso revolucionario, se forma un engendro, y comienza a ocupar los espacios, que requieren la presencia de la nueva visión socialista. Se ha dicho muchas veces que el proceso revolucionario, es como un viejo que no termina de morir y un niño que no termina de nacer, sin embargo, a partir del proyecto de reforma constitucional planteado, así como la construcción y conformación inédita del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), siendo la plataforma de este hijo por nacer, vemos con preocupación, como nace el monstruo del antisocialismo unido endógeno, que a la par, se apodera de los espacios y las nuevas las bases sociales que promueve el estado.

Todos tienen derecho al trabajo, a la participación de los programas sociales, a desarrollarse dentro del ámbito y posibilidades que brinda el estado, sin embargo, mas allá de estos derechos, existen también los deberes y compromisos con el pueblo. Muchos se escudriñan de la llamada “lista Tascón”, para hablar de exclusión, pero, ¿en verdad se utiliza esta lista para excluir al sector de la oposición?, porque, sinceramente, no se puede entender, como hay tanto escualidismo, penetrando nefastamente las estructuras del estado, mientras que en verdad, ¡si se utiliza una lista o alguna base de datos en el sector de oposición!, contra quienes se identifican plenamente con el proceso revolucionario, lo que les excluye en muchas circunstancias de empleos, créditos y otros beneficios, dejando a la deriva a muchos camaradas, que increíblemente en algunas ocasiones, son excluidos del mismo sector gobierno, a causa de estos mismos infiltrados, mientras la otra contraparte, la opositora, se enquista en el estado y se multiplica además, poniendo en peligro el avance de los cambios por venir y la luz para el niño que quiere nacer de una vez por todas.

La conformación de los consejos comunales, permite la participación de todos, pero, mas allá de una doctrina socialista, el trabajo social en sí, no debe limitarse a un territorio específico que excluya el entorno de un consejo comunal determinado, el parcelamiento no puede funcionar de manera comunitaria, porque allí muere la esencia del trabajo social, y crea el individualismo y la exclusión, que irónicamente, proviene de los recursos que aporta el estado. Ciertamente, así se han desvirtuado los conceptos de muchas cooperativas, misiones y estructuras creadas para el impulso social y el nuevo modelo de país...lo triste, es que no se ha medido un perfil que determine, la acción que contradice el proyecto de cambio, ese niño malcriado que se infiltra y contamina las estructuras del estado, ese mismo que a la calladita, crea su propio partido antisocialista unido endógeno, disfrazado con camisa roja rojita...

larryubv2004@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2338 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a40870.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO