Jesús el Cristo sí era socialista (II)

El día 14 de éste mes fue publicado, en estas honrosas páginas de Aporrea, un artículo mío titulado Jesús “El Cristo” sí era Socialista, que correspondía a la primera parte; sin embargo, se dejó para esta segunda parte lo que en ella se escribe, dada la inmensa importancia que ella reviste.

Comenzaremos, esta parte, con los Hechos De Los Apóstoles, que viene a ser como la continuación del Evangelio de San Lucas, pero con el protagonismo de Pedro y Pablo. Es aquí, donde se manifiesta más claramente el socialismo como la verdadera doctrina de Cristo; veamos: Así en el Capítulo 2, versículos 44, 45 y 46, hablando de la vida de los primeros cristianos, nos dice: “los que habían creído estaban muy unidos y compartían sus bienes entre sí. Vendían sus propiedades y todo lo que tenían, y repartían el dinero según las necesidades de cada uno”. Cap. 4, versículos 34 y 35 “No había entre ellos ningún necesitado, porque quienes tenían terrenos o casas, los vendían, y el dinero lo ponían a disposición de los apóstoles para repartirlo entre todos según las necesidades de cada uno”. Acaso no es esto una manifestación del más puro socialismo propugnado por Jesús e inspirado por El Espíritu Santo ( recuerden la presencia del Espíritu Santo en la fiesta de Pentecostés). Luego en la Carta de San Pablo a los Romanos en el Cap.8 versículos 5, 6, 7 y 8 Expresa: “Los que viven conforme a la naturaleza del hombre pecador, sólo se preocupan por lo puramente humano; pero los que viven conforme al Espíritu, se preocupan por las cosas del Espíritu. Y preocuparse por lo puramente humano lleva a la muerte; pero preocuparse por las cosas del Espíritu lleva a la vida y a la luz. Los que se preocupan por lo puramente humano son enemigos de Dios, porque ni quieren ni pueden someterse a su Ley. Por eso, los que viven sometidos s los deseos del hombre pecador no pueden agradar a Dios”. ( debe entenderse como el preludio entre lo mundano y capitalista y lo espiritual y el socialismo). Por eso San Pablo nos dice, en la misma carta, Cap 12, versículos 9, 10, 13, 14, 16, 20 y 21: “Ámense sinceramente unos a otros. Aborrezcan lo malo y sigan lo bueno. Ámense como hermanos los unos a los otros, dándose preferencia y respetándose mutuamente. Hagan suyas las necesidades de los que pertenecen al pueblo de Dios. Bendigan a quienes los persiguen. Bendíganlos y no los maldigan(esto último va con los sacerdotes que desde el púlpito maldicen, constantemente, a nuestro Presidente). Vivan en armonía unos con otros. No sean orgullosos, sino pónganse al nivel de los humildes. No se crean sabios. (Esta parte va, directamente, para aquellos supuestos analistas de la oposición que constantemente salen por los canales de la televisión golpista). Cap.13 versículos 1, 2, 3, 4, 8, 9 y 10: “Todos deben someterse a las autoridades establecidas. Porque no hay autoridad que no venga de Dios. Así que quien se opone a la autoridad, va en contra de lo que Dios ha ordenado. Y los que se oponen serán castigados, porque los gobernantes no están para causar miedo a los que hacen lo bueno, sino a los que hacen lo malo. Pórtate bien y la autoridad te aprobará, porque está al servicio de Dios para tu bien.”. Esto quiere decir, que si la autoridad es de origen legal y legítimo, debe ser obedecida por todos, sean sacerdotes o laicos. Así que, si ofendes a la autoridad, mientes, levantas falsos testimonios, tergiversas los hechos noticiosos, haces burlas a dicha autoridad, ofendes a sus familiares, recibes dinero del mismísimo anticristo disfrazado de Presidente del Imperio más criminal y genocida del planeta, entonces debes ser castigado por ésta, como lo dice la Biblia.. Y, para los que creen que podría estar mintiendo, les diré, que el día 16 de junio del 2.004, apareció publicado en la pág web Iraq War, un artículo, que fue publicado en el periódico New Catholic Times de Washington DC. USA, del autor y periodista Waine Madsen de fecha mayo 18 del 2.003, el cual expresa: Que personas cercanas al anterior Papa han afirmado que el Pontífice hubiese querido estar más joven y en mejor estado de salud para confrontar la posibilidad de que el Presidente Bush pueda representar a la persona profetizada en las Revelaciones; o sea, que el Papa Juan Pablo II temía que Bush fuera el Anti-Cristo. Al final el periodista expresa que Bush es un peligroso ideólogo de derecha que acopla su fanatismo político con un culto de sangre neo Cristiano.

En Corintios, Cap 10, versículo 24 nos dice San Pablo: “No hay que buscar el bien de uno mismo, sino el bien de los demás”; Cap 13, versículos 4, 6 y 7; nos expresa que hay un mejor camino, cual es el amor: “Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.

Yo creo, que debemos volver a las enseñanzas de la Biblia, para saber cuál era el pensamiento de Jesús, porque descubriéndolo lograríamos llegar al plan rector de Dios y cómo cooperar con Él en lo que respecta a nuestro proceder, a nuestra conducta. Ya hemos visto, que ser egoísta, orgulloso, adorador de los bienes materiales, injusto, individualista, ingratos, amantes del dinero; saquear, estafar, hurtar y desvalijar al prójimo, no es ser amigo de Dios; y, lo que es peor esos son de los que nunca entrarán al Cielo. Estas conductas son las que fotografían al capitalismo y al anti-Cristo. De otra parte, existen conductas que se alinean con el pensamiento de Cristo, fundamentadas en el amor al prójimo, en el respeto al otro, en la cooperación, en la ayuda mutua, en el amor a lo espiritual, en la humildad, en la construcción de valores colectivos, en la ausencia de envidia, en hacer el bien, en ser justos y en amar a Dios por encima de todos y de todo. Estos serán los que entren al Reino de Dios. Estas conductas son las propias del socialismo y por ende del Cristianismo; son de los que buscan a Dios y no a sus propios placeres.

Dicho esto, sería muy fácil ubicar, a través de sus conductas, dónde se ubican los sacerdotes que conforman la cúpula de nuestra Iglesia Católica, cuando maldicen; cuando tergiversan los hechos; cuando levantan falsos testimonios; cuando ocultan la verdad; cuando mienten descaradamente; cuando ofenden; cuando se burlan abiertamente de sus adversarios; cuando apoyan al anti-Cristo del Norte; cuando abandonan a los pobres para cuadrarse con la burguesía; cuando le niegan a los feligreses más humildes la asistencia espiritual; cuando cobran (y bien caro) la realización de algún sacramento. Es fácil saber que no están con Dios, que echan a un lado la doctrina de Cristo a la que han jurado aplicar con el debido celo; y, les recuerdo que Jesús dijo que el que no está con Dios está en su contra.

(*)Cnel.Aviación en retiro y abogado de la República.

brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4986 veces.



Braulio Martínez Zerpa(*)

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor