Colombia se vuelve a equivocar

Digo que se vuelve a equivocar porque ha aceptado que su amo imperial le imponga la obligación de solicitar su membrecía en la OTAN; de tal forma de poder acercarse a las fuentes energéticas de Venezuela. Todo esto le pareció a esta organización guerrerista, criminal y rapaz que tal intento podría ser objetado, de manera que le impusieron que solo firmara con ellos un acuerdo militar, que era en el fondo lo que realmente el imperio de los EEUUAA requería para así poder utilizar a Colombia como punta de lanza para posesionarse de los recursos energéticos que le pertenecen a Venezuela por encontrarse en su territorio.

Lo anterior implica, primero, que Colombia sea dotada de armamento moderno en cantidades y potencialidades suficientes como para iniciar, con éxito, una invasión a Venezuela por la frontera que separa a ambos países, sincronizada con otra invasión por parte del imperio Yankee y sus secuaces de la OTAN, a través del Orinoco, de manera de obligar a Venezuela a abrir otro frente, que indudablemente la debilitaría, pues tendría que enfrentar a dos enemigos simultáneamente. La OTAN aplicaría la misma táctica que empleó en Libia, bombardeando las instalaciones militares a través de su aviación de caza y de sus misiles lanzados desde buques colocados en el frente marítimo de nuestro litoral y de la desembocadura del Rio Orinoco, por donde se dirigirían hacia la faja petrolífera del mismo nombre, que de paso podemos decir que constituye la primera reserva mundial de dicho recurso. Esta es la verdadera razón por la que EEUUAA posee siete (7) bases militares en el País vecino.

Colombia sabía de todos estos planes y por eso aceleró el proceso de paz con las FARC de manera de eliminar la posibilidad de verse envuelta entre dos frentes; por un lado, a nuestra Fuerza Armada, y, por el otro con más de 20.000 hombres de las FARC y otro tanto del ELN, que tomarían Bogotá en un santiamén. Por otro lado, EEUUAA tiene entre sus planes, y la situación internacional así los está llevando, a un enfrentamiento bélico con China, y para lo cual requieren de nuestro petróleo, pero al mismo tiempo negárselo a China que lo necesita aún más que el propio imperio de EEUUAA. Esto nos indica que la próxima guerra mundial se realizaría en nuestro territorio y por nuestro recurso energético principal. De todos es conocido, porque ha sido reseñado por los más importantes diarios del mundo, que el Presidente electo de EEUUAA Donald Trump, ha estado coqueteando con el Presidente de Rusia Vladimir Putin, sobre una supuesta unión con Rusia, de manera de alejarla de su posible confrontación con China: Pero, lo que sí creo, es que Rusia debe haberse dado cuenta de que todo esto es solo una vieja artimaña de dividir para vencer, porque luego el imperio Yankee desarrollaría una guerra con Rusia, sin que exista la posibilidad de tener que enfrentar a China y Rusia juntos, que indudablemente significaría el fin del imperio de EEUUAA.

Lo anterior nos impone, desarrollar urgentemente planes militares defensivos con Rusia y China, que contemplen: que cualquier ataque o invasión a Venezuela debe ser tomado como un ataque a ambas potencias (Rusia y China); también, solicitar de estos dos Países, tal y como lo hizo El Presidente de Siria con Rusia, que nos ayude militarmente a hacerle frente a tales amenazas. Esto debe ser reforzado con un enérgico proceder en la ONU, en el sentido de que estas dos potencias veten cualquier intento a través del Consejo de Seguridad de dicho organismo, que contemple alguna actuación militar o no en nuestro País. Todos los indicios apuntan a que así están planificadas las acciones futuras e inmediatas contra Venezuela. Estas acciones han estado precedidas por una guerra de IV Generación que han creado matrices de opinión donde aparece nuestro Presidente como un dictador y a Venezuela como un Estado forajido; es necesario, de inmediato, neutralizar todas estas matrices de opinión creadoras de falsos testimonios, que en el fondo tratan de ocultar que aquí no está sucediéndose una guerra económica planificada y desarrollada por el imperio de EEUUAA en combinación con una oposición que se ha cansado de traicionar al País, y que aunada a una falta de proceder de la Fiscalía General de la República nos ha llevado a una grosera impunidad. Yo me pregunto, si es una política del Ministerio Público de no ejercer la acción penal en los delitos de traición a la Patria, por demás contemplados en nuestro Código Penal (Artículos 128 al 143); o es que existen amenazas graves que lo impiden; todos sabemos que el imperio no tiene escrúpulos en sus torcidas actuaciones.

En el ámbito interno, se me ha agotado la tinta de tanto escribirlo, debemos activar, cuanto antes, como mínimo un millón de milicianos, para que actúen en primer lugar como disuasivo a los planes imperiales, y, en segundo lugar para complementar el accionar de nuestra Fuerza Armada, en las actividades propias de actos de sabotaje y guerra irregular. También la adquisición de mayor cantidad de sistemas de defensa antiaérea, de cañones antibuques, de antiblindados , de armas antipersonal ; o sea, la adquisición y desarrollo de sistemas defensivos anti todo; o sea, del concepto anti todo

Independencia y Patria Socialista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1377 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a239243.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO