Geopolítica No. 28



LA "QUINTA COLUMNA" EN LA ESTRATEGIA DE DOMINACIÓN IMPERIALISTA. Se define como "grupo de gente que, desde un grupo superior –como una nación—al que se le supone leal, conspira en su contra" Fue utilizado por primera vez por el general franquista Emilio Mola para referirse a sectores militares que, dentro de Madrid, conspiraban contra la República Española. El término quedó para la posteridad, siendo aplicado para designar a los traidores que, supuestamente siendo ciudadanos de un país guardan "lealtad" o están al servicio de otro cuyos intereses son adversos a su nación de origen. Un caso patente de esta despreciable situación la encontramos en aquellos sectores sociales que desde hace años vienen conspirando contra la democracia venezolana, sectores dentro de los cuales se encuentran periodistas, dueños de medios de "comunicación", políticos desplazados, estudiantes derechistas, empresarios, directivos de ONG´s y otros sujetos comprobadamente pagados por el gobierno imperialista de los Estados Unidos. Ejemplos sobran, son muchos los nombres que aparecen en las nóminas del National Endowment for Democracy y otros aparatos de conspiración y desestabilización contra los gobiernos que ejercen la legítima soberanía de sus naciones; María Corina Machado, Miguel Angel Rodríguez, William Echeverría y Roger Santodomingo son muestras palpables de tal situación. La analogía con la acepción original del término "quinta columna" es evidente, así como la que operaba en España cumplió un papel corrosivo para propiciar la caída de Madríd en manos del genocida ejército franquista, a la quinta columna conformada en Venezuela por la oposición golpista le corresponde desarrollar toda clase de acciones descalificadoras y desestabilizadoras en función de lograr el derrocamiento del Presidente Chávez o "justificar" la aplicación de la manoseada "carta democrática" y la subsiguiente agresión armada contra nuestro país.



LA TAN CACAREADA "SOCIEDAD CIVIL", UN CONGLOMERADO EXCLUYENTE FORMADO POR BURGUESES Y ARRIBISTAS TRANSNACIONALIZADOS, QUE PROPORCIONA ALGUNA MASA DE APOYO A LA QUINTA COLUMNA. Más allá de las diversas formas como se entienda el término "sociedad civil", la experiencia política vivida en Venezuela desde 1999 y acentuada desde 2002 nos ha dejado bien claro que este binomio de palabras se asimila precisamente al subtítulo que encabeza este párrafo. Fue "la sociedad civil", según Carmona Estanga, la que lo "nombró" presidente: Era "la sociedad civil" la que iba a "poner los muertos" del 11 de abril ---la carne de cañón para los francotiradores, a fin de que "el nuevo presidente sea un empresario". No se había autojuramentado Carmona Estanga cuando ya circulaba un "manifiesto de la sociedad civil en apoyo al gobierno de transición democrática" en toda la prensa escuálida. En nombre de "la sociedad civil" convocaban ciertos presidentes de juntas de condominio a los copropietarios del edificio, a marchar en apoyo al paro "cívico". Y ahora, apenas hace un mes, hemos visto sujetos de "la sociedad civil" escupiendo un "lenguaje procaz" y volteando la Bandera Nacional en las marchas mamarrachas de apoyo a ese R educto de Conspiradores, Traidores y V endepatrias que salió del espectro electromagnético en mayo, cuando se le acabó la cuerda. La "sociedad civil" responde a un modelo de dominación supranacional, individualista, excluyente, contrapuesto a la idea de Pueblo y con una visión despectiva de los valores de la nacionalidad. Cualquiera no puede ser "sociedad civil", en ese "club" no caben los pobres ni los afrodescendientes, ni menos aun quienes crean en la igualdad de los ciudadanos. Con tales carácterísticas no es de extrañar que, por más que busquemos, , no encontremos "sociedad civil" en Catia, ni en 23 de Enero, ni en Petare, ni en La Isabelica, ni en Miguel Peña, pero no duden que saltará diciendo "ni un paso atrás" desde las urbanizaciones de clase media y alta como buena quinta columna para hacer una y otra marcha mamarracha, creyendo que puede "sacar a Chávez" y congraciarse con el genocida de la Casa Blanca. Eso, "la sociedad civil", es parte de la quinta columna contra Venezuela.



EL PSEUDOMOVIMIENTO ESTUDIANTIL BURGUÉS, LAMENTABLE DEMOSTRACIÓN DE IGNORANCIA POLÍTICA, LACAYISMO Y TRAICIÓN. Irrumpieron en los días de la salida del aire del Reducto de Traidores, Conspiradores y Vendepatrias, con estilo "innovador", banderas al revés, pancartas con SOS´s, protestas "no violentas" donde le caían a patadas a los policías y luego, cual "indefensos cervatillos", se ponían manos arriba con las palmas hipócritamente empuercadas de blanco. Qué muchachos tan creativos…!!! Pero, oh desilusión, ninguna de estas "acciones" era invención de los estudianticos burgueses, se trataba simplemente de las recetas del "libreto Otpor, sustituto del vetusto y raído "libreto Pinochet". Desde entonces se han dedicado a molestar a la ciudadanía con otras marchas y concentraciones mamarrachas, cada vez con menos asistencia. De la "gloriosa" trayectoria de tal pseudomovimiento estudiantil burgués recordamos varios "momentos estelares" como, por ejemplo, la estrepitosa huída de la Asamblea Nacional por parte de John Goicochea y su combo al sentirse en inferioridad de condiciones para debatir con los estudiantes bolivarianos, y la cómica que dieron en el show mediático del Estadio Universitario de Béisbol. Pero lo que con más fuerza coloca a los integrantes de este pseudomovimiento estudiantil burgués como quintacolumnas del imperialismo estadounidense contra Venezuela, más exactamente, como asquerosos traidores a la Patria, es el haber enviado un panfleto a la OEA, en la misma línea del presentado por la delegación gringa y rechazado por el organismo, donde "exigen" el envío de una comisión a Venezuela para investigar el, caso de la emisora golpista que salió del espectro, una comisión injerencista, violadora de la soberanía nacional y que podría proveer elementos para "justificar" una agresión armada contra nuestro país. Esta pandilla de traidores, sin embargo, después de salir reventados en sus aspiraciones de sabotear la Copa América, habla de "seguir en la calle" y continuar perturbando las normales actividades de la ciudadanía por cualquier pendejera. Esa es la quinta columna estudiantil, "trabajando a fondo" a favor de los intereses de una potencia imperialista que pretende poner sus garras sobfre nuestro petróleo. Creemos que con traidores de esa calaña no puede haber reconciliación, que se guarden sus llamados hipócritas y sus trapos blancos, alerta nuestros estudiantes bolivarianos, un quinta columna ofreciendo reconciliación es como el Iscariote ofreciendo su beso de Judas. Continuaremos con el tema de las quintas columnas. Hasta la próxima, compatriota. Patria, Socialismo o muerte, venceremos…!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2989 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor