La Unidad, el Partido y el amor revolucionario

Querida Natacha

Gracias por el correo que acabo de leer en compañía de Aura. Mi compañera de picas y caminos. -Hermoso el correo-; tierno y explicito, en lo que al amor se refiere y en el cual solicitas que abunde, atormentándome de seguidas, con las remembranzas de valiosas compañeras y compañeros caídos en combate en este tozudo empeño de construir una Sociedad Socialista para nuestro país.

Celebro que como ineludible conducta de unidad, señales que debamos todos abrazarnos hermanados con nuestra gente. Con lo más sano de nuestra sociedad. Cerrando filas al lado de Hugo Rafael Chávez Frías, en la convocatoria de concurrir como un acto indubitable de fe revolucionaria a la inscripción de cada uno de nosotros en el Partido Socialista Unitario de Venezuela. Acto, que debe bautizarse con sencillez; desprovisto de protagonismos. Sin importarnos donde nos pongan; y prestos a ser eficientes desde cualquier trinchera: La militancia, la inteligencia, portando el armamento defensivo, la pluma, etc. De seguidas querida camarada, comparto tu interés cuando apuntas que debemos releer hoy mas que nunca, a hombres que con el evangelio de lo critico, histórico y científico, nos aportan con sus conocimientos verdaderos escalones de saber. Nutriendo en consecuencia nuestra formación ideológica: Marx, Engels, Lenin, Liev Davidovich, George E. Sorel, Mao, nuestro eterno tío Ho Chi Min, Bolívar, Mariategui y tantos pensadores revolucionarios. –Blasfema la derecha cuando nos enrostra de ellos; su obsolescencia intelectual en el tiempo-, y con marcada hipocresía ignora esta derecha torpe, roma y asesina, lo dialéctico de sus vigencias. Sus permanencias indiscutibles al lado de lo más puro de la humanidad: Nosotros; los trabajadores. Nosotros, los que incesantemente nos afanamos en la eterna búsqueda de mejores y democráticos estadios civilizatorios. Esos hombres de luces, -incluyendo contemporáneos-, expresamente fueron ocultados a las masas por la violencia o a la sordina; de allí la necesidad otrora de quemar sus obras, de sepultarlos en el olvido, censurar sus lecturas. -Su análisis, era cosa exclusiva en cenáculos del gran capital internacional. Era soterrado, solo de círculos elites de poder reaccionario- Sacados de la curricula académica por la penetración “cultural” de la civilización occidental. De allí; la imbecilidad critica de la masa Estado Unidense y sus seguidores escuálidos, identificados con lo grosero. Meritorio es señalar que felizmente en nuestro caso, tenemos a la cabeza de nuestra revolución, a un excelente líder de masas, y a la vez; un talentoso Secretario de Educación y Formación Política, -Hugo Rafael Chávez Frías-; quien en cada intervención asertivamente nos sorprende con el ejercicio de su inducción de leer e investigar y así nutrir con el esfuerzo y el concurso de todos, desde las bases, nuestro Socialismo Venezolano del Siglo Veintiuno. Nos invita incansablemente Hugo Rafael, a que no estemos ayuno de libros. A que cavilemos; escudriñemos en la búsqueda de lo óptimo. Y a la vez, hacer traducible, accesible a nuestra gente de base, la que no es filósofa, la que no es economista, la que desconoce como se calcula un Costo de producción, la que no sabe que es un valor de uso, un valor de cambio. Hacerles accesibles repetimos, la obra, pensamiento, teorías y acción, de los auténticos hombres de izquierda. Preguntarnos, que si bien entendemos la teoría y la praxis de Fidel y el Che, -quizás por sentirlos mas cercanos-, de igual manera apertrecharnos en la teoría y la praxis de los compañeros antes señalados como Marx, Engels, Lenin, Trotsky: en su aguda tesis de obligada lectura de la Revolución Permanente, Mao, Ho, Bolívar, el peruano Mariategui, el Italo Gamsci y asimismo Sorel: en sus importantísimas reflexiones sobre la violencia, etc.

Retomando nuestras reflexiones: La Unidad, El Partido, y El Amor Revolucionario. Y pertinente a este último; consideramos, que en lo fundamental, debe estar impregnado planetariamente de un profundo sentimiento de paz. El amor igualmente, es una vorágine. Un sublime embrujo del alma. Un rió sereno y a la vez, impetuoso. Sereno; cuando mayestático besa la playa y retorna a su curso. Impetuoso; cuando al confundir sus aguas con las olas del mar, en un abrazo infinito, eleva a Neptuno; exuberante en traje de gala y adornos de algas, la ofrenda de su pasión. Sonrojando a las Ondinas que danzan y se abandonan enajenadas de celo. El Amor es un estado de plenitud. El Amor no esparce sus efluvios mágicos en seres que no entienden de honor, que no saben de noblezas. En seres que, sibilinos, obedeciendo a odios, o por mampuesto, vilmente abren fuegos insultando a honorables gerontes. Seres, que se atornillan en sus silencios y mezquindades.

Nuestro enamorador de muñecas de trapo, nuestro eterno vate de Catuche, Aquiles Nazoa; planteaba que el amor esta presente en las cosas mas sencillas. Y acá añadimos nosotros, que quien no conoce el Amor, no esta en capacidad de obsequiarle una flor a un colibrí. Devolver a su nido a un pajarito. Cantar anegado en llantos una canción a un moribundo que hemos aprendido a amar y se nos marcha. Escuchar con devoción a un viejo sabio. Abrazarse al vientre de una mujer preñada de sueños y esperanzas.

Así es el amor estimada y bella compatriota. Querida Camarada. El amor es Noble, sin doblez. Sin sutiles y/o frontales puñaladas arteras que puncen el corazón y nos abofeteen y desgarren el alma. El amor no permite que llenos de dolor, quebrantados de pena, transitemos las profundidades del averno. De la amargura y la soledad. El amor es a veces; obnubilado, terco y posesivo. Desprendido en su mayor pureza siempre -es el mágico acto de entregarse en el sublime instante de dar, sin pedir nada a cambio- Por eso nos lacera el alma la conducta egoísta y sin patria de la derecha Venezolana -No saben amar-

(*)Cronista

julioc_br@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3104 veces.



Julio Cesar Belisario R.

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas