Cultura no da votos consigna opoestupidísima

Enterarme de un notable campeón mundial de nacionalidad japonesa, quien ha hecho de su gusto y afición profesional una admiración a Venezuela, es uno de esos gratos momentos que, enorgullecen cuando manejamos la dinámica informativa en función de alejar controversias inútiles y divisionistas utilizadas como argumentos exprofeso por razones políticas de opositores instigando al desprecio mutuo, nacimos en esta tierra de gracia a la cual quienes en verdad la amamos, nunca pretenderíamos entregarla a intereses foráneos de ninguna naturaleza, como sí lo han proclamado disociados contrarrevolucionarios anti chavistas a ultranza en desesperación desacertada.

El campeón mundial de silbido, el japonés Yuki Takeda, fue uno de los asistentes al VIII Concurso de Ejecución de Cuatro, en el marco de la celebración por 20 años de la Siembra del Cuatro, festejado 6 y 7 de abril 2024 en La Casona Cultural Aquiles Nazoa. Takeda desde hace 14 años permanece enamorado de la música tradicional venezolana y también toca las maracas. En la insistencia cultural socialista, nos diferenciamos a los quinquenios presididos por demócrata representativos capitalistas, nuestra gente viaja y vivimos con gobernantes distintos a los de ad y copei esencialmente pitiyankys donde opinaban que, la cultura no daba votos, era el clasismo racial e idiota aceptado por figuras intelectuales pegadas al apamate de los presupuestos, arraigados en su complejo prepotente creyéndose superiores, sin dar oportunidad a los sectores de menores recursos, como si no existiera inteligencia en la clase popular.

En la revolución bolivariana socialista llevamos el auspicio oficial con manifestaciones culturales a los barrios de toda la patria, a las escuelas, liceos y universidades, a las agrupaciones vecinales, religiosas, deportivas, etc. Apoyamos grupos a presentarse en el exterior y dar a conocer Venezuela en sus manifestaciones sin cortapisas. En conversación con el Ministro de la Cultura, Ernesto Villegas, el japonés Takeda comentó haberse enterado del evento en Venezuela a través de las redes sociales y de inmediato contactó al organizador del evento, maestro cuatrista Cheo Hurtado, a quien Takeda conoció en Japón.

El campeón mundial del silbido emocionó con la interpretación del vals "Viajera del río" del compositor guayanés Manuel Yáñez. Las redes nos dejaron apreciar el talento del japonés Takeda y su interpretación de tan icónica canción venezolana. El clasismo y racismo antes de 1999 negaba participación a los sectores desasistidos de la sociedad, intelectualoides vivianes durante cuatro décadas de jefes de estado electos representando el dueto ad-copei, aun viniendo parte de ellos de sectores populares, se embarcaron en los negocios con el estado para no trabajar, fundar sindicatos y acudir a negocios, sindicaleros gastando a más no poder lo asignado año tras año, sin pedir cuentas claras sobre eventos culturales porque mantenían el concepto de "la cultura no da votos", errores a granel de discriminantes adecoyecos.

La revolución es distinta, acerca al pueblo la lectura, el teatro, respeto a las costumbres ancestrales y populares, juegos, y toda la gama de actividades grupales o individuales destacables, desde parroquiales hasta nacionales, sin ofender a ninguna religión o corriente, sin caer en discriminación entre citadino y rural, o referencias clasistas si se trata de doctorados o apellidos petulantes, la revolución los respeta pero, trabaja por la cultura con el colectivo de cualquier status, con el colectivo mayoritario en bailes, danza, canto, artesanía y oficialmente atiende a todos con sinceridad nacional.

Un poquito de averiguación o investigación, permitirá darnos cuenta que, el imperialismo cuadra eventos y los llama culturales sin dejar el clasismo, arriman la brasa para su sardina y acometen hechos culturales si los dirigentes son pro yankys, en caso contrario los colocan en la lista de "presuntos comunistas" impidiéndoles no solo el trabajo honrado, sino la posibilidad de destacarse, evitan darle visas de entrada a EE UU a presentaciones, los obstaculizan en cualquier parte hasta no asegurarse de que, las y los personajes sean proclives a arrastrarse por conseguir la green card gringa.

Esta Venezuela distinta, humanista, justa, sin exclusión de clases sociales, salvo mantener a raya a quienes han pedido que, nos invadan, nos sancionen e impidan negocie con el mundo las medicinas para el pueblo, las operaciones en el exterior a niñas y niños necesitados de trasplante de médula, los alimentos diversos traídos desde el exterior y los equipos médicos, para ello hicieron un ilegal paro petrolero, amenazaron y amenazan chantajean por el mundo a empresas atrevidas a negociar con Venezuela, en líneas generales pretenden sitiarnos; reitero una y mil veces no han podido pararnos en el desempeño igualitario, socialista y participativo. Nos sacudimos los neoconquistadores y el mundo nos ve día a día mejor y más dignos, desconocemos a los gringos y sus vasallos por tracaleros y lacayos, delincuentes políticos por naturaleza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 780 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: