Los Mamut, el Gato Pardo y el Reformismo

Tres veces en menos de setenta y dos horas he tenido la dicha, al igual que todos los venezolanos, de oírle hablar al Presidente de la política gatopardiana y la necesidad de erradicar de su gobierno las concepciones reformistas. En estos señalamientos presidenciales estamos de acuerdo, asumiendo que son categorías y conceptos distintos, que durante los ochos años de gobierno revolucionario han acompañado a muchos de sus altos funcionarios, y ni hablar de los representantes de los otros poderes públicos.

Cuando el Contralor General de la República de forma vergonzante se desgañita acusando a los Consejos Comunales de estar usurpando funciones “propias” del Régimen de Control Nacional y solicita que los voceros de este nuevo instrumento revolucionario se inhiban de ejercer dichas funciones, para no “violentar” el ordenamiento jurídico, estamos en presencia no solo de una conducta reformista, si no de la más pura concepción cuarta republicana.

Los grupos ecológicos y ambientalistas del país han venido denunciando la depredación a la que insensatamente se ha sometido la Sierra de Perijá, a raíz de la explotación desmesurada de las minas de carbón en las laderas del Guasare, y los mismos Barí, Yukpas y wayú que habitan en los territorios mineros acaban de protagonizar protestas ante el Ministerio del Ambiente, exigiendo el cese a toda concesión carbonífera; pero la respuesta de las autoridades responsable de la actividad industrial que hoy seca la sierra, es típica de las conductas gatopardianas; es decir, prometer y hacer cambios para que todo siga igual, como en los tiempos de la era dorada de la cuarta república.

Los discursos de nuestro comandante en los actos de las mujeres, los propulsores del PSUV y en el Aló Presidente nos indican que al fin estamos iniciando el camino correcto, y las puertas de la nueva organización deben quedar abiertas para aquellos movimientos y militantes políticos, que desechando el reformismo y las conductas gatopardianas, decidan incorporarse a este propósito unitario. Así las cosas, solo me salta otra duda, ¿Qué haremos con tanto burócrata, corrupto, gato pardo y reformista que ya saltaron la talanquera; pero a lo interno del PSUV, y que hoy andan agazapados a la espera de nuevas oportunidades para reactivarse como buenos y viejos Mamut de la Cuarta República?.

De mi parte, ya estoy a la vanguardia, a la espera de toparme con un propulsor para proponerle que agote los mecanismos democráticos y me propulse para estar presente el 19 de abril en el Poliedro, y así poder ver más de cerca como es que se bate el cobre en mi nuevo partido.

douglas.zabala@corpomaracaibo.net

douglas.zabala@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2481 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social