Los políticos cuánticos

Desde hace décadas, los físicos cuánticos tienen sorprendidos a los físicos tradicionales racionalistas. Ni la manzana de Eva, ni la de Newton cuentan. "La relatividad" de Einstein queda sorprendida. La mecánica cuántica, en momentos, no es posible entenderla con la lógica y la razón de siempre. Algunos de sus experimentos parecen ficciones, fantasías, trucos y cosas por el estilo. Es el estudio del mundo subatómico, el mundo de la energía más microscópica de nuestro planeta: una partícula puede estar en dos sitios distintos al mismo tiempo. Sí, la misma partícula en dos sitios separados y al mismo tiempo, o, "Un gato vivo y muerto a la vez". La mecánica tradicional no lo entiende.

Algo semejante ocurre con la teoría y práctica de algunos políticos, que tal cual presdigitador, buscan "sacar el conejo del sombrero". Pueden ser de izquierda, derecha o el centro AL MISMO TIEMPO, todo depende de "las circunstancias" que se le presenten. Sí Don José, "las circunstancias" que UD antepone al ser, PARA JUSTIFICAR hechos. Don José, no les haga caso a los políticos cuánticos. Ud. por ejemplo, fue siempre un español probadamente de derecha y punto. La derecha es a rajatabla de derecha y ya. Ejemplo de esta verticalidad en la derecha, la tenemos en el General Pinochet, que cuando se dirigía a los chilenos les decía: "Sobrevivientes". Posición clarita y nada de acomodos. Bueno "la relatividad" (como escusa) no puede quedar fuera. Don Alberto sostiene, que la verdad depende de donde se le mire. Esta "relatividad" choca con la mecánica cuántica que muestra al mismo objeto en sitios diferentes a la vez. Don Alberto, Ud. tan racional como buen alemán. Moverse en la izquierda, el centro o la derecha a conveniencia, ahora, además de las "circunstancias", puede ser momento "relativo". En fin, para la trampa todo es válido. Un presidente nuestro nos decía que él era "ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario", y aplicaba la enseñanza de su maestro: "disparen primero y averigüen después". Ok, yes.

Los políticos cuánticos al igual que Dios, tienen el don de la ubicuidad, pueden estar en todos los sitios al mismo tiempo: en la izquierda, la derecha o el centro. Bueno, Dios es padre hijo y espíritu santo a la vez. Nada fácil esta tarea. No hay certeza si nos creó o lo creamos. Por favor no preguntarle a Friedrich, se complica el asunto: nos dejaría perplejos.

Uno, acostumbrado a respetar EL MÉTODO CIENTÍFICO en la interpretación de LA REALIDAD SOCIAL (LA REALIDAD NO ES LA QUE YO QUIERO, ME CONVIENE, DESEO, O ME PARECE. ES LA REALIDAD REAL. LA QUE EXISTE), me cuesta entender las opiniones de los políticos cuánticos y otro galimatías. Estos caballeros tienen y se mueven en diversas "realidades". Tienen una "realidad" de izquierda, se mueven y están en una "realidad" de derecha, y si se les complica el asunto, se colocan en una "realidad" del centro. Qué maravilla: "ni soy de aquí ni soy de allá…me gusta el porvenir" Ejemplos de políticos y políticas cuánticas, las hay hasta para tiran para el techo.

Hoy, vemos en muchos sitios comunes, casi tomados de las manitas, a quienes gobernaron a su modo en la cuarta, que reprimieron, torturaron, asesinaron, allanaron y entregaron el país, hoy muy junticos con quienes fueron sus víctimas o familiares de las víctimas o amigos de las víctimas. ESTO SE LLAMA: PLURALISMO DEMOCRATICO…viva la pachanga. Mesonero otra cerveza. "Me desperté y el monstruo seguía allí".

Carlos Marx fue el fundador de las Ciencias Sociales; pensadas para entender y transformar LA REALIDAD, no para hacer especulaciones y fantasías sobre ella. La realidad contiene el desarrollo de contradicciones sociales complejas, se le estudia y comprende en sus relaciones intrínsecas y dialécticas, desde la consciencia de clase del actuante, esto es, viéndose dentro de ella: ES LA PRAXIS. "El Moro", construyó un MÉTODO QUE HASTA HOY TIENE DENSIDAD CIENTÍFICA. Su modo de construir pensamiento y hacer política, no encaja en esta política cuántica de hoy. Superando a toda la filosofía especulativa, CARLITOS nos exigió conocer para radicalmente transformar la sociedad. Esto de transformar, le produce escalofrió a algunos. Mejor son pequeñas reformas, es cuestión de adaptarse y ya está. El culillo es libre. Es el encanto de la burocracia oficial.

NOTA: Por favor, que alguien me informe, porque en los barrios de nuestras ciudades, se está acumulando tanta kriptonita. HASTA EL PROXIMO VIERNES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 437 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor