Un análisis Marxista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)

En la calle, el trabajo, la célula, conferencias regionales y plenos del Partido Comunista de Venezuela se observa una amplia discusión sobre este asunto fundamental para el desarrollo del proceso de cambio que lidera el Presidente Chávez. En ese ámbito se ha notado una grave desinformación y un terrible aventurerismo en las opiniones que de este asunto emanan. Parece haber una nube que impide a los revolucionarios investigar (aunque sea someramente) sobre la naturaleza y posible desarrollo del PSUV y su trascendencia en la historia.

Este fenómeno se aprecia en una cantidad de camaradas y analistas políticos que a pesar de tener una amplia trayectoria de luchas y una vasta experiencia, manifiestan en sus argumentaciones frases absurdamente erradas, desfasadas y que atentan contra toda rigurosidad marxista. Algunos de los enunciados expresados son: "No sabemos nada acerca del PSUV", "para nosotros representa un inmenso misterio esa conformación", "el PCV puede integrar eso, como si fuera un frente, sin disolverse" etc.

Para adentrarse en este tema, se debe dejar a un lado cualquier apasionamiento nostálgico y sentimentalista. Es necesario empuñar las herramientas de la dialéctica materialista y estudiar los hechos objetivos que subsisten en la realidad. Por tanto es menester revisar el: El discurso de la unidad, Ediciones Socialismo del siglo XXI, Nº 1 Enero 2007. En el mismo se recogen los aspectos fundamentales del PSUV esgrimidos por nuestro Presidente Chávez en el llamado Discurso de la unidad, en el marco del acto de reconocimiento al Comando Miranda en el teatro Teresa Carreño, del 15 de diciembre de 2006. Ante la posible desintegración y pérdida de la perspectiva histórica del PC se consideran a continuación de forma breve, los puntos más importantes:

1) Chávez decreta la extinción del MVR y declara la transitoriedad de los partidos políticos. En relación a ello es de notar que el MVR jamás ha sido un partido político. Se ha limitado a ser un mero movimiento electoral, sin sólidos organismos de base, programa político ni definición ideológica. El PC no tiene ese carácter movimientista ni electorero , su perspectiva histórica radica en la necesidad de crear una organización coherente en lo ideológico, disciplinada y que actúe en correspondencia con los intereses de la clase trabajadora, y de la mano con ella destruir el capitalismo y trabajar por una sociedad socialista a nivel mundial, teniendo en cuenta su carácter internacional.

2) El presidente: "Se necesita la mayor unidad posible, no un frente. Porque esos partidos conservarían su estructura, autonomía y propios comandos". Queda claro que la adhesión a este proyecto significa la total desaparición de la figura y organización del partido. Se diluirían los inmediatos intereses de la clase que el PC representa y los esfuerzos básicos de organización de la clase obrera que ahora se realizan. Se actuará en concordancia a los más diversos intereses de clases. Incluso, se puede ver reforzada la línea de seguidismo acrítico al líder, protagonizada por amplios sectores de la burocracia quienes con desparpajo nos muestran sus riquezas provenientes de la deshonestidad.

3) Chávez nos indica: "No debemos perder tiempo en discusiones estériles (….) no tengo tiempo para discutir con los partidos" ¿Es estéril discutir la línea política del PSUV, su programa, su estructura, su nombre antes de pedir la completa anexión a sus seguidores? Para los que defienden la democracia obrera, y el centralismo democrático como mecanismo de garantizar la expresión y consecución de las aspiraciones del pueblo, no podemos menos que sorprendernos ante semejante propuesta. Todo debe ser discutido desde las bases, de abajo hacia arriba, sino no hay democracia.

4) Chávez: "No debemos caer en errores del pasado, como copiar el modelo Bolchevique". Para sustentar su argumento cita a Martha Harnecker, en su reciente libro: Reconstruyendo la Izquierda. Basadas en este escrito, se explican tesis autonomistas muy peligrosas y antirrevolucionarias. Se expresa básicamente que se copió de forma acrítica el Modelo Bolchevique de partido, aunque exitoso, fué trasladado mecánicamente a América Latina, con dogmatismo y desconociendo las especificidades de cada nación. Este ataque a la organización leninista del Partido del Nuevo Tipo es sumamente simplificador, homogenizador y representa un despropósito. Lenin dijo: "el partido debe adaptarse a las realidades de cada país y modificarse según las exigencias de la lucha. Las vanguardias del proletariado deben buscar nuevas formas de organización" Obviamente es reaccionaria por demás la copia exacta, es anacrónica y contraproducente, los revolucionarios lo sabemos y mejoramos constantemente nuestras prácticas, atados al desarrollo cualitativo de la sociedad, no nos quedamos estáticos, estamos al corriente que todas las cosas cambian en la historia, todo es dinámico. Los Partidos comunistas en América Latina tienen diferencias relacionadas a las condiciones objetivas y subjetivas de su sociedad, por tanto deben y actúan diferente. La organización leninista es una excelente forma de ingeniería social, concentra disciplina, entrega y sacrificio por la búsquela de los objetivos, y ha sido elogiada por toda clase de organización política en el mundo, independientemente de su ideología. Aunque como hemos dicho está en constante adaptación a la dinámica social.

5) "El PSUV será un gran partido de masas donde se integren una gran amplitud de grupos sin distingo de ideologías e incluya a toda clase de trabajador, joven, dirigente, indígena y empresario nacionalista" Queda claro el evidente carácter policlasista del partido. Una mezcolanza de intereses de clases en los cuáles se diluyen las demandas más inmediatas de la clase asalariada, y se contemporiza con los sectores afectos al capital (Empresarios por Venezuela, Fedeindustrias y una gran cantidad de federaciones patronales afectas al chavismo) que poseen todos los recursos mediáticos y financieros para continuar sus andanzas explotadoras y capitalistas. Aunado a ello, tendrán tras si a un ingente batallón de burócratas que con su poder económico (devenido de la corrupción) ganarán las elecciones desde la base con sus estrategias mediáticas, repartición de comida y chapas. Estos, velaran porque el PSUV sea lo más ampliamente reformista posible y el mismo pueda frenar cualquier intento de cambio que incida en sus cuotas de poder y privilegios. Siendo así, el PSUV se levantará entre las clases, administrará los conflictos de las mismas y será una vía institucional para acallar y reorientar a la reforma las luchas más revolucionarias.

6) ¿Puede un partido sin socialistas hacer la revolución socialista? Los líderes emblemáticos de la quinta república, los militares de más alto rango, los directores y burócratas de mayor influencia se han caracterizado por sus frases anticomunistas, antisocialistas, de consuelo y acercamiento con los sectores del empresariado y la derecha venezolana. Sus discursos divagan en el conservadurismo, la socialdemocracia y el absurdo discurso de la inclusión: donde la oligarquía más rancia debe tratarse igual que los millones de hambrientos de la patria. Frases suyas son: ¡Comunismo NO¡ ¡La constitución ya es socialista, no hace falta cambiarla¡, ¡El socialismo como modelo, fracasó¡ ¡Los obreros no están capacitados para conducir las fábricas, los empresarios son vitales¡ ¡El socialismo venezolano no tendrá nada que ver con Marx, será distinto¡ ¡Vivimos en el socialismo, las misiones, Mercal, Barrio Adentro eso es socialismo¡. Por tanto, ¿una gente que desconoce y denigra del socialismo puede dirigir un partido que quiere implantarlo? ¿ahora que Chávez lo dice, todos ellos son socialistas de la noche a la mañana? Los grandes reformistas, anticomunistas, burócratas y corruptos serán ahora socialistas y revolucionarios, así por decreto. Es absolutamente, inverosímil.

7) "El planteamiento de la dictadura del proletariado que planteó Marx es inviable, (…) construiremos el socialismo venezolano" Los comunistas no asociamos el término dictadura del proletariado con Videla, Pinochet, Hitler etc. Se refiere en líneas gruesas a que el estado obrero impida una nueva ascensión al poder de la burguesía; el estado revolucionario debe velar por el cumplimiento de las demandas de la clase trabajadora, por ello frena los intentos burgueses por arrebatar los logros de la revolución, usando la fuerza del estado. La democracia obrera es superior a la representativa y a cualquier género que se desarrolle en el estado burgués, es la máxima participación del pueblo (no los millonarios) en la etapa de transición al socialismo. Si los venezolanos hacemos la revolución será desde nuestras vivencias, y ajustado a nuestras condiciones y necesidades, utilizando las herramientas teóricas y las experiencias victoriosas con el propósito de garantizar nuestro éxito. Para hacer la revolución se deben erradicar los males del patrioterismo, el chauvinismo y esas absurdas necedades pequeño burguesas que desde su ignorancia afirman que todas las revoluciones son iguales, además de desconocer abiertamente el internacionalismo proletario.

8) "Un socialismo indo-venezolano, bíblico, de igualdad, de bienaventuranzas a los pobres" Las ideas primigenias de sociedades libres, de iguales y armoniosas son de gran valía, sin embargo esas ideas esgrimidas anteriormente han dado a luz al llamado socialismo utópico. Robert Owen, Campanela, Tomas Moro, Saint Simon expresaron con audacia las inequidades y la gravedad de la situación del pueblo en los albores del capitalismo. Marx y Engels dieron un paso adelante y formularon el socialismo científico, que es teórica y pragmáticamente superior como herramienta para explicar el funcionamiento, las contradicciones, el desarrollo y la supresión histórica del capitalismo. Lenin, Rosa Luxemburgo, Ludovico Silva, y centenares de revolucionarios han trabajado con ahínco en teorías revolucionarias de gran utilidad que demostraron, la alienación e ingenuidad de teorías pseudorevolucionarias que sólo han servido para confundir al proletariado y dispersarlo en sus objetivos.

¿Esa unión de partidos podrá hacer la revolución proletaria? ¿Ese partido podrá liberar al pueblo de la esclavitud asalariada? ¿Es el mejor instrumento para desarrollar una sociedad socialista? El proletariado espera su respuesta o su abdicación.

Asociación Bolivariana de Economistas Socialistas (ABES) (*)

msutherland12@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5898 veces.



Manuel Sutherland (*)

Marxista. Investigador del Centro de Investigación y Formación Obrera de Venezuela (CIFO) y de la Asociación Latinoamericana de Economía Marxista (ALEM).

 manuel1871@gmail.com      @Marxiando

Visite el perfil de Manuel Sutherland para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a31678.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO