La disolución del Chavismo, los palos de Petra Pérez, la otra bobera y los votos "duros"

Un amigo a distancia, envió a través de las redes sociales una nota ( El chavismo es una masa que vota global), en la que describe, desde el punto de vista numérico, todo el derrumbamiento de la fuerza electoral chavista, que es, en lo que lamentablemente han convertido el chavismo. Una fuerza electoral, no es necesariamente una fuerza política y el PSUV es el mejor ejemplo de esto. El amigo en cuestión, es un gran compositor y tiene una pieza musical que nos ubica en el momento (05/12/1814) cuando Pedro Zaraza expresó: "o se rompe la zaraza o se acaba la bovera" . Hoy vivimos otra bobera, distinta a la bovera de Boves.

El amigo Pedro Contreras, no consideró en esta descripción, que en vez de una pérdida de votos; el problema es un poco emocional (desencanto), político e ideológico. Unos chavistas vienen acabando con esta bobería de hoy, de un Chavismo sin Chávez. El chavismo, antes y después de Chávez , creyó que era suficiente tener votos y ganar elecciones. Como el ganar elecciones era el punto, entonces el Chavismo se focalizó en eso y se abandonó la idea, que la gente con su participación y contraloría social era un elemento esencial en el logro de una buena gestión y un endurecimiento del voto.

Chávez por alguna razón, tardó en aceptar el voto y lo electoral como un mecanismo de transformación y miren dónde estamos. Al quitarle al chavismo su fuerza de pueblo para orientarse por la opción de sumar votos, que ya no hay tantos, le rompieron el alma al chavismo. Chávez, tal vez no entendió bien todo esto de lo electoral y al centrarse en el voto, le abrió una autopista a la disolución del Chavismo.

No pretendo darle todos los datos que el camarada Pedro Contreras expone en su texto, porque intento ser breve. En el punto 5 de su nota, se Lee: "Ahora los votos totales disminuidos desde el *2018 hasta 2021* son 1.926.889+598.319=2.525.208 votos chavistas a la baja". Hay otras comparaciones que pudieran hacerse para entender esto de la disolución del chavismo.

En el punto 7, Pedro Contreras se hace las siguientes preguntas: ¿Cómo ganar una elección con esos números decrecientes nuestros y ese REP tan gigante?¿Le pedimos a la oposición que nos haga el favor de ganar la elección por nosotros, con sus divisiones y torpezas, y que nos entregue la victoria...así papayita? ¿Y si la oposición no nos quiere ayudar esta vez? ¿Y si petra pérez nos da palo?

En estás preguntas, está el tema electoral como el centro del proceso que inició Chávez. Ese no es el tema central. El punto para Pedro es cómo ganar las próximas elecciones.

Si en alguna situación el PSUV ha mostrado ser muy bueno, es en esto de los recursos que dispone para ganar elecciones y en campo ha dado contundentes demostraciones para mostrar la ventaja muy grande que le sacaron a los adecos. El PSUV tiene un aparato que le permite cambiar la directiva de los partidos para sus propósitos, inhabilitar candidatos y cualquier otro procedimiento que se necesite para no perder. Si al amigo Contreras no le gustan las inhabilitaciones, esto poco importa. Es más Importante ganar y es lo que el PSUV siempre hace.

No creo que haya que pedirle a la oposición que le permita ganar al PSUV. Eso es un hecho, que la oposición perdiendo gana mucho y ganan todo. El mejor aliado del gobierno es la oposición. Sin el buen concurso de la oposición no sería posible las victorias logradas por el PSUV. Eso lo sabe el PSUV y para eso ha desarrollado estrategias. La oposición se destruyó ella y el PSUV con frecuencia le mete una Molotov para mantenerlo en el estado en que los líderes la tienen

Petra Pérez en verdad no ha dado palos. Se ha desilusionado. que es peor y esto también favorece al PSUV. Los votos que ya han perdido no le complican (por ahora) la situación. Los desencantados toman la actitud de sacudirse de la política y eso es otro punto favorable al PSUV. Frente a esta desilusión que viene andando dentro del Chavismo, se produce otro fenómeno paralelo que es otro elemento que erosiona al Chavismo de Chávez. El estado de bobería en la que viven los llamados votos duros del PSUV, es otra situación que abona en ese proceso de disolución que es termina todo este desencanto o desilusión.

Petra Pérez (por ahora) no va a dar palos porque Petra Pérez la desactivaron. Este otro drama que el PSUV maneja muy bien y le saca provecho. La desilusión del chavismo paraliza y desmoviliza políticamente. El problema no parece ser la pérdida de votos. Mientras la oposición se acaba y el desencanto avanza, la disolución del Chavismo de Chávez va con viento a favor. El PSUV seguirá siendo el partido más grande de Venezuela y la bobera, también será la más grande. Los votos aún en baja le sirven.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 789 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: