El Arado y el Mar

La directiva de la Asamblea y el ocaso del 4 de febrero

Las contradicciones en el bando madurista ya aparecen con más nitidez, son inocultables. Al principio, unos hablaban con su silencio y otros apenas escribían desentonando la unanimidad del rebaño. Ahora la elección de la directiva de la asamblea madurista devela la procesión que va por dentro.

Muchas son las conjeturas; en principio, se podría hacer un análisis basado en las personas, tal análisis se quedaría en la anécdota, en la superficie. Para ir más al fondo, debemos fundamentar el análisis en la lucha de clases "sui generis" que ocurre en Venezuela.

Aquí, después de un siglo de vivir de la renta, se talló un país a imagen y semejanza del petróleo: la burguesía no explota, especula, capta la renta; la clase media goza las gotas que van cayendo del banquete rentista; la clase obrera caza y pesca su cuota de renta. La posición social viene dada por la proximidad a la renta: los más cercanos son burgueses; los más alejados son marginales, lumpen.

Después de un siglo de esta situación especial, de ensayos de dictadura abierta y de democracia embustera, las clases sociales se fueron debilitando, perdiendo el vigor y la dignidad. La burguesía perdió su esencia nacional, ya no padecía una simple transculturización, sino que pasó a ser funcional con los Estados Unidos. El mismo proceso sufre la clase media. De esta manera, sus proyectos políticos y de vida son los proyectos gringos, del gran capital internacional.

Con la cuarta república el deterioro llegó a niveles intolerables, ya el engaño no funcionaba, comenzó a peligrar la existencia de la nación, la crisis alcanzó niveles de urgencia vital con el caracazo, y la sociedad encontró a las últimas reservas de dignidad en los militares. Chávez surgió de las entrañas de la historia patria, parido por Bolívar y Fabricio, nacido de la gesta de las luchas contra gómez, hijo de la generación del 28 tanto como de la Batalla de Carabobo y el 23 de Enero. Y el país pudo resolver la crisis de gobernabilidad avanzando a niveles superiores de organización social. La historia la conocemos, Chávez fue asesinado, y ocurrió el fenómeno histórico quizá único en la historia: "el lumpen, los marginales toman el poder haciendo uso de toda su artillería de triquiñuelas, mentiras y metas inmediatas". Este gobierno guiado por la ideología lumpen-marginal no podía, no sabe, hacer otra cosa que destruir, no sabe construir, no lo necesita, su territorio es la improvisación, la fragmentación, el beneficio inmediato, la vida al día.

Como tenía que suceder, la marginalidad en el poder es efímera, corta su visión y corta su vida. Ahora agoniza, la lucha dentro del pranato madurista se agudiza. La asamblea es el escenario donde se muestran las grietas del muro. La elección de la junta directiva define el guión de los próximos días. Ahora se entienden muchos pasos que eran confusos, como ese de sustituir a la constituyente sumisa y elegir una asamblea que nadie apoya, sin personalidad, bufa.

Podemos adelantar que el sector marginal-lumpen vive dos contradicciones: una, su desconfianza de todo lo que brille con luz propia, y de esa manera aniquila toda traza de talento, castra otras fuentes de poder; la otra necesita a los capitalistas, y al entregarles la economía cae en sus garras, pierde poder.

Hoy le toca el turno de ir al patíbulo a diosdado, la historia es cruel. Él, que muchas veces fue verdugo, ahora es guillotinado. Hoy se consagra como dócil jorgito, lleva en el cuello una certificación de sumiso; no es peligroso, aclara. Se trata de un enfrentamiento en la cloaca: jorge representa a la clase media rastrera que presta su talento arrodillada, sin brillar mucho. Diosdado es condenado al desván (parece que no cae en cuenta), sin apoyo militar y sin apoyo institucional, porque ya el madurismo no tolera el olor a chavismo; por muy desleal que sea, siempre le temen al que tiene épica propia, brillo.

Con el desplazamiento de diosdado se cierra un ciclo, el madurismo envalentonado comienza a caminar en solitario, deja atrás al chavismo, cree que ya no lo necesita. Corre el riesgo de que una noche le salga el que creían muerto y goza de buena salud

¡CHÁVEZ VOLVERÁ Y PAGARÁN SU CULPA LOS TRAIDORES!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2203 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor