Una "gran" minoría "democraticamente" impone su proyecto a las grandes mayorías

El evento de las votaciones ejecutadas el 06 de Diciembre en nuestro País ratificó, sin lugar a dudas, que: "El "SISTEMA PARTIDOCRATICO" de totalitarios, fascistas y dogmáticos partidos políticos y de corruptas cúpulas, diseñado por la cultura occidental y practicado, con sus particularidades diferenciadoras, por cada una de las propuestas eurocéntricas del socialismo-marxista o del liberalismo-capitalista, es una herramienta de engaño, manipulación y utilización de las masas, para que estas legalicen a través de procesos de votación (mas no, de elección), la apropiación del poder por parte de los grupos sociales, políticos, religiosos o económicos dominantes, haciéndole creer a la población mediante la propaganda, que EL PUEBLO está decidiendo y defendiendo sus intereses."

Según la información publicada por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas la población venezolana está en el orden de los 33.569.266 habitantes, de los cuales el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha registrado, como habilitados para votar, un total de 20.733.941 personas, vale decir, un 61,7% de la población total. De acuerdo con las cifras publicadas en la página web del Organismo Electoral (CNE) solo participó en el PROCESO VOTACIONAL de ayer 06 de Diciembre, la MINORIA de un 31% del total de personas autorizadas a participar en el balotaje, es decir entonces, que solo participaron una MINORIA de 6.427.521 personas (una MINORIA de solo el 19.1% de la población nacional), y que de esta MINORIA de participantes, solamente una "GRAN" MINORIA de 3.558.320 votantes apoyan el proyecto del Gobierno; y es así como podemos precisar que UNA "GRAN" MINORIA del 10,5 % de la población nacional y del 17,1% de los habitantes legalmente autorizados para votar en Venezuela, le están imponiendo a las GRANDES MAYORIAS nacionales de los restantes 89,5% de la población total y del 82,9% de la población autorizada para votar, a través de un proceso votacional totalmente "DEMOCRATICO", un proyecto eurocéntrico, antropocéntrico, materialista, racista, colonialista, deshumanizado y desnaturalizado, que en nada responde al legado de nuestro proceso socio-histórico, a nuestra identidad integralmente mestiza, a la fundamentación ideológica de nuestro mestizo Ideario Bolivariano, ni a las características y particularidades de nuestro medio circundante.

Ayer el Pueblo Venezolano fue, una vez más, un pasivo espectador del ya histórico y tragicómico espectáculo, o parodia, mediante la cual los politiqueros de oficio que medran en una desgastada partidocracia de cogollos corruptos, engañan, manipulan y utilizan al pueblo, para legalizar las amañadas e ilegítimas trampas de sus fraudulentos PROCESOS VOTACIONALES, mediante los cuales, "DEMOCRATICAMENTE", una "GRAN" MINORIA se impone a las GRANDES MAYORIAS NACIONALES. Divorciados del sentir colectivo e ignorando la profunda y peligrosa tragedia integral, la corrupción, el hambre y la inseguridad que la gran mayoría del Pueblo Venezolano está sufriendo, estos amátridas, sectarios, nepóticos y embaucadores representantes de los partidos políticos olvidan exprofeso e interesadamente, que la verdadera participación democrática debe ser de los ciudadanos directamente, y no a través de los partidos políticos; ellos niegan, obstaculizan, impiden, frustran y manipulan los valores y principios de la libre democracia directa de participación soberana y protagónica de los ciudadanos y del pueblo organizado, y bloquean a los ciudadanos, para que los partidos políticos y sus sectarias cúpulas se impongan.

La negociadera mezquina y excluyente de estas élites de partidos neoliberales de derecha y socialistas de izquierda, todos estos de orientación eurocéntrica, sin ética personal ni política, es lo que nos ha llevado al presente caos y al borde de un enfrentamiento fratricida. Estos acuerdos/farsa entre cúpulas gobierneras y opositoras, nunca ofrecen verdaderas garantías electorales para la realización de unas elecciones imparciales, legitimas, legales, honestas y justas, puesto que está evidenciado que a los partidócratas solo les interesa convocar a la participación en actos de votación, en los cuales los candidatos del Gobierno siempre gozan de un grosero e inescrupuloso ventajismo, para que las masas legitimen sus decisiones, pero nunca convocan a procesos electorales legítimos, imparciales, justos y equitativos; por esa razón es, que los ciudadanos cuando participan en esos amañados procesos pueden votar, pero nunca podrán elegir. Es por eso también, que en el proceso que se realizó ayer, bajo las reglas de esas ilegítimas condiciones establecidas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), confirma la existencia de un esquema fraudulento que se mantendrá mientras sigan al frente de la institución aquellas personas que entienden a ese cuerpo, como una oficina electoral al servicio del Gobierno, de los partidócratas y de sus deshonestas cúpulas.

Ante este desbastador, arraigado e insuperable panorama, que el Gobierno impone por la fuerza y mantiene con el apoyo interesado de la llamada oposición, solo nos queda UNA FORMA DE ACCION PACIFICA, CONSTITUYENTE Y CONSTITUCIONAL, para superar esta tragedia integral que estamos sufriendo y amenaza con destruir nuestra Matria y acabar con sus habitantes: EL REFERENDO CONSULTIVO VINCULANTE. Cumpliendo con nuestra obligación matriótica de promover, impulsar y apoyar un proceso que procure una salida soberana, legítima, legal y pacífica para superar la mortal e integral crisis de identidad, cosmovisión, valores, principios, cultural, social, política, económica, jurídica y militar, que está sufriendo la Matria Venezolana, y que también impide la satisfacción de las necesidades vitales de alimentación, salud, educación y seguridad de sus habitantes, la cual nos tiene al borde de un fatídico enfrentamiento fratricida o de una invasión extranjera, con un muy elevado riesgo de destrucción nacional, de pérdidas de integridad territorial, de soberanía, de independencia y de autodeterminación; la GRAN MAYORIA DE CIUDADANOS que integran ese 89,5% de la población nacional y el 82,9% de los ciudadanos legalmente autorizados para votar, quienes no apoyan al Gobierno ni su foráneo, enajenante y globalizador proyecto, quienes somos genuinos integrantes del Pueblo Venezolano, único, insustituible e irremplazable depositario del Poder Constituyente Originario, en ejercicio de nuestros inalienables e ineludibles derechos y deberes ciudadanos, sociales, políticos y constitucionales, consagrados entre otros, en los Artículos 5, 39, 40, 51, 52, 53, 57, 62, 63, 64, 67, 68, 70, 71 y 72 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, necesitamos y debemos respaldar, apoyar, solicitar y demandar de las autoridades jurisdiccionales correspondientes, a motu propio, por decisión personal tomada sin coacción, presión, imposición u obligación diferente a aquellas propias y derivadas de nuestros deberes para con los intereses supremos de nuestra Matria Venezolana, de nuestro Bien Común, del Buen Vivir y de la autorrealización de todos los venezolanos, enfatizamos, debemos ejecutar, a la brevedad posible, todas las diligencias, acciones, compromisos, campañas y coordinaciones pertinentes, para que en un lapso no mayor de noventa (90) días, y fundamentados en el espíritu y propósito de lo establecido en el Artículo 71: " Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo ….. a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el Registro Civil y Electoral …" de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se pueda iniciar un proceso nacional e internacional para: La realización de un REFERENDO CONSULTIVO vinculante, apegado al espíritu y propósito de los deberes y derechos establecidos en los Artículos 5, 7, 51, 62, 63, 64, 70 y 71 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, mediante el cual el Pueblo Venezolano manifieste:

"SI APRUEBA, O NO" que, en procura de la construcción y desarrollo de un proceso para lograr a corto plazo UNA SALIDA SOBERANA, LEGITIMA, LEGAL Y PACIFICA, LA CUAL NOS PERMITA SUPERAR SATISFACTORIAMENTE LA FATAL TRAGEDIA INTEGRAL, QUE ESTA SUFRIENDO LA MATRIA VENEZOLANA Y SUS HABITANTES, SE:

1)REDACTE UN NUEVO ORDENAMIENTO JURIDICO, EL CUAL POSIBILITE LA TRANSFORMACION INTEGRAL DEL ESTADO VENEZOLANO;

2)ELIJAN UNIVERSAL Y DIRECTAMENTE NUEVOS RECTORES DEL CONSEJO NACIONAL ELECTORAL (CNE), EN UN PROCESO DE ELECIONES IMPARCIALES, LEGITIMAS, LEGALES, HONESTAS, EQUITATIVAS Y JUSTAS; Y

3)CONVOQUE UNA VERDADERA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE ORIGINARIA.

Conmatriotas APRENDAMOS DE LAS HORMIGAS, QUE LA FUERZA ESTA EN LA UNION: Con el aporte de cada persona, de cada uno de esos 30 millones de habitantes y de esos 17.175.621 votantes que no están comprometidos con el ilegítimo Gobierno Venezolano ni con su enajenante, exógeno y fatal proyecto, podremos convertir la cuerda o cadena que nos esclaviza en puente, en un puente para la edificación del racimo millonario de voluntades, que nos permitan superar la mortal tragedia integral que estamos sufriendo: Dentro de tu entorno familiar, social y gremial busca diez (10) personas quienes, al igual que tú, se unan a esta vital causa de la emancipación nacional.

Refrendando lo aquí expuesto y apoyando lo solicitado, nos adherimos:

https://forms.gle/McL5nXkQG1z3aFFn9



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1226 veces.



Francisco Visconti Osorio

General de Division (Aviacion) . Comandante de la Aviacion Militar Combatiente durante las Insurrecciones: Militar del 4 de Febrero (4F) y Civico-Militar del 27 de Noviembre (27N), de 1992.

 chagua_011@hotmail.com

Visite el perfil de Francisco Visconti Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: