En tres palabras

No soy Matusiano. Tampoco soy Marxista. Guaidó, muchísimo menos ¡Chávez era cristiano! No era Marxista (III)

"Yo soy cristiano, socialista. Y, también, soy marxista"

Hugo Chávez Frías, Habana, Cuba.

"Ningún minuto de la historia es igual a otro. Ninguna idea ni ningún acontecimiento humano, puede ser juzgado fuera de su propia época"

Fidel Castro Ruz, citado por Hugo Chávez en ese instante.

DEDICATORIA:

Las palabras de la cita anterior se escuchan, en un audio de fondo, al comenzar el Programa "La Hojilla" de Mario Silva. Gladiador de mil batallas. A quien dedico, con mucho respeto y admiración, este artículo. Ya que los participantes del grupo "Círculo de Estudio Marx" que yo he llamado "Círculo Marxista excluyente", dizque andan molestos conmigo porque los saque de las penumbras y, según me dicen, hay un dejo de inseguridad en algun@s de ell@s. ¿Acaso ahora dudan de ser marxistas? Yo sí.

No tienen que compartir mis impresiones, ideas y reflexiones. Casualmente, acabo de llamar para felicitar a Galo Pérez, hermano Gran Colombiano, quien rodeado de su familia, celebrará hoy, en Cabimas, su 78 cumpleaños. No había terminado de felicitarlo cuando me dijo: "he estado leyendo tus artículos, algunas cosas no las comparto". Entonces, como debe ser, le respondí: "claro hermano, no tenemos porque compartir todo, sería hasta fastidioso" Él, combino conmigo, y asintió. Así que, en tu cumpleaños Galo, te dedico también a vos estas reflexiones que espero ir madurando, aclarando y perfeccionando. Son apenas un borrador. Ya no me importa equivocarme en público. Ya no tengo pena ni vergüenza de decir mis verdades.

Comienzo entonces por confesar públicamente: Mucha gente me califica de Matusiano. Yo mismo, algunas veces, lo hago.

NO SOY NISIQUIERA MATUSIANO, MENOS MARXISTA

"Aquí están, Hugo Moyer y Yadira Córdoba: dos Matusianos"

Fueron las palabras del Presidente Hugo Chávez Frías, el 26 de febrero de 2003, en Miraflores. Al saludarnos al comienzo de una reunión que él le había solicitado a miembros directivos de PDVSA, "para discutir los aportes de la nueva PDVSA a la Agenda Bolivariana de la Economía Productiva y al Plan Nacional de Desarrollo. Presentes con Chávez, entre otros: Félix Rodríguez, Gerente General de PDVSA Occidente, Luís Marín, Gerente General de PDVSA Oriente, hoy miembros de la nueva Junta Directiva; Yadira Córdova, Ministra de Ciencia y Tecnología y este humilde cronista" Reunión que referí en mi artículo: ¡Ofensiva! El cual salió publicado, en Aporrea, el 07/03/2003.

www.aporrea.org/actualidad/a2515.html

Para entonces, me desempeñaba como Presidente de CORPOANDES y estaba colaborando con Félix Rodríguez.

Al escuchar esta apreciación del Presidente sonreí y, en silencio, muy dentro de mí, me interrogué: ¿Yadira Córdoba es Matusiana? ¿A cuenta de qué el Presidente consideraba a Yadira, como Matusiana? Creo que Yadira no conoció nunca a Matus en persona. Si acaso, lo conoció a través de nuestra apreciado amigo Kilian Zambrano – a quien considero un verdadero y genuino Matusiano. No sé él qué pensará de este atrevimiento mío. Kilian le dictó varias cursos y asesoró a Yadira, primero como viceministra y luego como ministra de Ciencia y Tecnología. Tal vez, Yadira, motivada y estimulada por Kilian, leyó para esa época algunos de los libros iniciales del maestro Matus, cuando él apenas intentaba construir su modelo.

Él mismo decía que lo que escribió en esos libros, ya no respondían a su actualizada manera de ver y comprender la realidad. En efecto hubo un cambio importantes aunque se conservaron muchas cosas iniciales. Quienes conozcan su obra podrán comprender lo que digo. Por cierto, hubo muchos discípulos de Matus que aportaron ideas muy interesantes a su obra e incluso, la refrescaron: Sonia Obregón y Flavio Carucci, son dos de ellos. Les conocí en el Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales (ILDIS). Creo que ya he hablado de esto.

Pienso ahora, que es posible que esto haya ocurrido con la obra del Karl Marx juvenil y del Karl Marx adulto, maduro y experimentado. Este ha sido uno de los debates que se dieron en la URSS, en Cuba y en el mundo, desde hace años. Ludovico y Biardeau, lo reseñan en sus escritos. Quizás hubo, al menos, como en el caso de Matus, tres Marx: uno antes de sus primeros aportes, otro en el que comienzan a crear y reflexionar sobre su nuevo paradigma y otro, cuando él ha contrastado su propuesta con la realidad, la ha sometido a debates intensos y ha madurado su pensamiento o ha tenido la capacidad de relacionar y sintetizar.

No soy Marx, para juzgar. Es, lo reconozco, una especulación mía.

EL MATUS DE ISLA NEGRA SUPERABA AL MATUS QUE CONOCÍ EN EL POSTGRADO EN PLANIFICACIÓN

No es lo mismo, por ejemplo, leer los libros: "Estrategia y Plan", "Planificación de Situaciones" y "Política y Plan" o "Planificación, Política y Gobierno" que fueron los primeros libros publicados por Matus, que leer: "Adiós, señor Presidente", "El Líder sin estado mayor", "Los tres Cinturones de Gobierno" o "El Plan como apuesta" y mucho menos es, leer su obra póstuma, donde va más allá del Método PES para a adentrarse en las fronteras del conocimiento científico con su libro:"Teoría del Juego Social". Obra, por cierto, prologada por Kilian Zambrano quien, como hemos señalado, fue asesor de Yadira. Él esa otra cosa. Si Chávez me hubiera dicho que, Kilian Zambrano, era Matusiano, le creo.

Yo que seguí los pasos del maestro, desde que lo conocí en 1979, cuando fui su discípulo en la Maestría en "Macroeconomía y Planificación del Desarrollo" en LUZ, sé de la evolución de su pensamiento. Tuve, además, la suerte, la honra y la satisfacción de asistir a sus dos últimos cursos de 15 días, cada uno, en el hermoso balneario en Quisco, Isla Negra, Chile. Por gesto generoso del maestro, quien en acto quizás desprendido y de gratitud conmigo, me becó en ambos cursos. Ya he contado parte de esta historia en varios de mis artículos donde resalto su aporte a la planificación y a las Ciencias, Técnicas y Tecnologías de gobierno, así como su proyecto ESCOLAG.

https://www.aporrea.org/actualidad/a285541.html

https://www.aporrea.org/ideologia/a256792.html

En fin:

LA PALABRA DE CHÁVEZ, AUNQUE RESPETADA POR MÍ, NO ES SANTA PALABRA. ÉL TAMBIÉN SE EQUIVOCABA

Lo único que le faltó decir al Presidente Chávez, en esa reunió a la que hago referencia, fue que ambos éramos revolucionari@s y, también, marxistas. Para que con su santa palabra, los presentes se lo creyeran. De verdad me dio mucha risa que el Presidente calificara a Yadira de Matusiana. No sé de dónde sacó el Presidente eso. Seguramente, alguna vez, Yadira le habló de Matus y le mostró algún libro o escrito publicado por ella donde cita algunas obras desactualizadas y superadas de Carlos Matus.

NO ME SIENTO AÚN MATUSIANO, AÚN ME FALTA

A mí me costaba y confieso que me cuesta, decir que soy Matusiano, aunque, de vez en cuando digo que lo soy. Lo hago, sobre todo, por gratitud al maestro. Más que porque soy, estrictamente, Matusiano. Sobre todo porque, el Maestro Matus, se la pasaba diciendo que yo me la pasaba tratando de "contaminar" su paradigma o propuesta, agregándole o condimentándola con otros conceptos, palabras, ideas, métodos, algoritmos o suposiciones. Por ejemplo: Trialéctica, espiritualidad, flujogramas…O como cuando se me ocurrió elaborar la propuesta del MEPLADIM (Método de Planificación Integral de los Municipios) Por cierto, al final de su vida, aunque le costó aceptar algunas de mis sugerencias y aportes las incorporó a su propuesta y no fue muchos años después que comenzó a reconocerlo.

¿CARLOS MATUS ERA MOYERISTA? NO CREO.

Así lo reconoció en la entrevista con Franco Huertas, misma que fue publicada en su libro: "El Método PES", cuando confesó:

"El PES es una creación progresiva y lenta en el tiempo y, cuando ello ocurre, es difícil asumir la paternidad de algo a lo cual contribuyeron muchas cabezas en la práctica y numerosos alumnos de mis seminarios.

No quiero ser injusto con ellos, aunque en cada caso, en el momento mismo de las críticas, las resisto con pasión, todos mis colaboradores y alumnos saben que eso es más fachada que dureza, y al poco tiempo pueden constatar que algunas de sus observaciones son recogidas en el enriquecimiento teórico del PES

Para es muy difícil separar lo que yo hice de lo que ellos hicieron, aunque sin falsa modestia, es cierto que nadie le entregó más esfuerzo intelectual que yo." (*)

Así es. Y así se lo reconocemos. Matus fue nuestro Maestro.

Y conste que en el momento en que Chávez hizo esa calificación, de que Yadira y yo éramos "matusianos " yo llevaba en esos días (2003) casi 24 años trajinando con la Planificación Estratégica Situacional (PES) y había tenido la suerte de escuchar, por primera vez, los fundamentos de la Teoría del Juego Social y los avances que se habían hecho del Método PES pues, como dije, participé en sus dos últimos cursos en Isla Negra (1996-1997), así como participé con él en numerosas actividades de formación, desde 1979, algunas de las cuales ya he reseñado en otras oportunidades. Incluso, en 1996, recibí su confianza y me recomendó al PNUD para elaborar un Manuel para el Diseño y Evaluación de Operaciones (DISEOPER)

¿POR QUÉ DIGO QUE NO SOY MATUSIANO AUNQUE PARA OTR@S, COMO CHÁVEZ, YO LO SEA?

Inicio este artículo con esta aclaratoria, porque pienso que así pasa con muchos de los llamados marxistas, incluso en la época cuando Marx estaba vivo. No habían leído y estudiado bien, como debe ser, todas o las mayorías de sus obras o las leían y no las comprendían y, mucho menos, eran capaces de aplicarlas y recrearlas y, sin embargo, muchos eran calificados de marxistas o se autocalificaban como tales. Siempre pasa. Como le ocurrió a Chávez, que dijo ser marxista – tal vez por un cumplido con los cubanos – y a la vez, reconocía que no se había formado como marxista. Pero, se identificaba con los planteamientos de Marx. Eso es otra cosa. Avalar, reconocer o estar de acuerdo con algo alguien y otra cosa es comportarse, identificarse y dominar eso con lo que digo ser o comportarme. Si eso basta para ser cristiano, islamista o marxista. Entonces es posible que yo sea Matusiano y, también, soy Marxista. Como, también, soy : Bolivariano, Chavista y hasta "Madurista".

E incluso, es capaz que reconozca, finalmente, que soy un buen Maestro y Revolucionario. Contrariamente a lo que he confesado.

https://www.aporrea.org/actualidad/a264919.html

https://www.aporrea.org/actualidad/a274623.html

HUGO CHÁVEZ MÁS QUE MARXISTA ¿ERA CRISTIANO?

No voy a entrar en mayores detalles ni explicaciones redundantes. Dicen que "a confesión de partes relevo de pruebas".

Escuchemos al propio Hugo Chávez. Aunque no sé si hubo algún otro momento, privado o público, donde él se contradijera.

Dijo Chávez:

"Fidel me ubica a mí en el cristianismo. Yo soy cristiano. Claro, esa no es la definición central de lo que yo soy. Pero es parte importante de mi médula…Soy cristiano. Me siento cristiano. Creo en Cristo, el hombre. El revolucionario. El anti-imperialista. El mártir. Pero lejos, muy lejos del fanatismo o la predestinación…. Yo soy un revolucionario. Marxista no soy porque no me formé en el marxismo. Soy Socialista. Bolivariano. Cristiano (luego de unos segundos en silencio, de pronto, reflexionando lo que decía en el contexto en el que lo decía, corrigió, y en forma jocosa, continúa diciendo) Y, también, Marxista. Aunque no tengo formación marxista. Pero, en la medida en que leo a Carlos Marx, más me identifico con su pensamiento. Tenía razón Carlos Marx. Y tiene razón Carlos Marx. Se podrán discutir muchas cosas como dice Fidel en esta frase: "Ningún minuto de la historia es igual a otro. Ninguna idea o acontecimiento humano, puede ser juzgado fuera de su propia época"

Una noche larga, Fidel me habló de Marx. Yo le hice unas preguntas y él me dijo ¿tú quieres hablar de eso? Vamos a hablar de eso (hizo silencio por unos instantes y continuó, ahora con una postura seria) e hicimos un conjunto de reflexiones y él (Fidel) mandó a buscar una serie de viejos escritos, reflexiones que él tiene por allí anotadas. Ahora: Nosotros por tanto, revolucionarios. Bolivarianos. Socialistas. Marxistas. No creemos, en las figuras predestinadas por la historia. En la tarea, o el papel, definitivo y definitorio, el hombre individual, cuando de fenómenos históricos se trata. No. Sin embargo, allí están las circunstancias. Allí está el viejo debate y la frase aquella de Marx: "Los hombres hacen la historia en el marco que le impone la historia", pero sin hombre no hay historia y más aún sin líderes no hay ¿Qué proceso histórico se puede conducir sin liderazgo? Y Fidel es un gigante. Uno de esos líderes que nacen ¿qué se yo?... Una vez cada cien años o yo no sé cuantos años….Sin Fidel no hubiera ocurrido con el ritmo y la orientación que él le dio"

https://www.youtube.com/watch?v=fqV1BpDxy6c

¿POR QUÉ ALGUNOS MARXISTAS NO COMPRENDEN?

Por cierto, ¿será por eso que muchos marxistas, "marxistas" o ex "marxistas", no logran comprender que cambió la época en la que vivimos con Chávez y cambio el marco histórico en el que vivió Fidel y es por eso que no terminan de comprender ni a Nicolás Maduro ni a Miguel Díaz-Canel y por tanto, los llaman traidores o inconsecuentes con el legado de Chávez o de Fidel?

Es probable que no han leído a Karl Marx o peor aún: no terminan de entenderlo. No comprenden, como nos enseñó Ortega y Gasset, que son hombres (y mujeres) con sus circunstancias.

¿POR QUÉ QUEREMOS ETERNIZARNOS EN EL PODER?

Otra reflexión que me surge de la intervención de Chávez en la clausura de la VIII Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA). En el palacio de Convenciones de La Habana, Cuba. Es algo que tanto se nos critica a quienes somos solidarios y compartimos la propuesta socialista: ¿Por qué si no creemos en la predestinación de los líderes como nos lo recordó "marxistamente" Chávez – aunque reconocemos su importante papel en la historia – y aunque le damos el papel preponderante es a las masas (llámese poder popular o poder comunal) seguimos pretendiendo que los líderes que comandan loas cambios revolucionarios pretendan quedarse eternamente en el poder como si no hubiera nadie más que pudiera sustituirnos? ¿Acaso Nicolás Maduro no pudo sustituir a Chávez? ¿Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel no sustituyeron a Fidel? Con todo y lo que dijo Chávez de Fidel y todo lo que decimos, en Venezuela y en América Latina y el Caribe, de Chávez. Han podido ser sustituidos y mantener la direccionalidad y el proceso de cambio, tomando en cuenta el cambio de época o del marco histórico. Así de sencillo. O ¿Es acaso el hiperliderazgo del que nos habló Monedero, hace unos años, en el Centro Internacional Miranda? ¿Por qué Mao, Lenin, Stalin, Kim Il Sung (en este caso Kin Jon Un) y otros etcéteras…deben ser líderes únicos e insustituibles? ¿Monarquía Socialista? ¿Qué hubiera pensado Carlos Marx de esta realidad de los llamados países comunistas o socialistas? ¿Qué pensamos nosotr@s? Y ¿Ud?

GUAIDÓ TAMPOCO ES MARXISTA Y MENOS CRISTIANO

Por supuesto, ya lo hemos dicho. No basta que nos llamen o nos autoproclamemos marxistas, matusianos o lo que fuera, para serlo. Pues, si así fuera, entonces deberíamos aceptar que la oposición y el imperio sionista-israelí tienen razón, porque basta autoproclamarse como lo hizo Guaidó y lo pretende Donald Trump para, pasando por encima de millones de seres, podamos llegar a ser incluso Presidentes. De modo que, aunque las palabras se toman según de quien venga, también es verdad que "no todo lo que brille es oro, aunque brille por oro lo que es cobre". Es decir, no basta autodenominarse o autoproclamarse marxista para serlo. Como lo hizo Chávez en Cuba. Tampoco Cristiano.

¿Cuáles son los criterios para calificarnos? Les dejo esa tareíta.

WALDEMAR DE GREGORI (BRASIL) NOS LO ADVIRTIÓ

Aún recuerdo al Dr. Waldemar de Gregori (Brasilero), quien estuvo conviviendo, casi un año, con nosotros en el Táchira (Pregonero y SC), invitado por la ESCOLAG y la UBV. Un día, muy molesto conmigo, porque le hice una observación, incómodo me respondió, palabras más, palabras menos:

"Si los marxistas convencen a Chávez y se deja llevar por ellos, ni este proceso ni ESCOLAG tienen futuro. El marxismo es una ideología superada por la realidad. Debemos construir un nuevo modelo (paradigma o cuadro de referencia) pos- capitalista y pos-socialista. Ese invento del Socialismo del Siglo XXI, del marxista Heinz Dieterich y asumido por el Presidente Chávez, será un fracaso. Lo mismo pasará en Bolivia. El Presidente Chávez, tiene la gran oportunidad de liderar el proceso de la V Amerindia en este vasto territorio. Yo me voy, porque ustedes son unos indisciplinados y así no se hará nunca una revolución"

Doce años después, he pensado y repensado, muchas veces, que Waldemar tenía, y tiene, mucha razón. Incluso, te lo digo ahora a la distancia, querido Maestro, creo que perdí la gran oportunidad y la perdimos en Venezuela de aprender de tus reflexiones, tu metodología incluso de tu don de gente. Así les debió haber pasado a muchos discípulos de Marx. No le sacaron partido a sus enseñanzas mientras estuvieron cerca de él. Tal vez, Federico Engels, fue uno de los que más lo aprovecharon y, a la vez, lo nutrían, además, con sus propias creaciones y reflexiones. Tal vez, por eso a Engels le tocó escribir el III Tomo de "El Capital", como a Kilian Zambrano, lo honraron escribiendo la introducción del libro póstumo del Dr. Matus: "La Teoría del Juego Social"

Hoy, cuando mucho se habla de que, en Venezuela: hemos dado pasos en falso; pudiéramos regresar a etapas superadas; hemos traicionado el legado de Chávez; no hemos logrado avanzar en el proceso de construcción del socialismo a la venezolana; vivimos un capitalismo rampante y más que neoliberal. Cuando expresamos que pareciese que no encontramos formas rápidas de enderezar las cargas…En fin, cuando hay un desaliento, deserciones y disensiones, críticas y más críticas. Cuando pareciese que hasta los países calificados de socialistas se ven en la obligación de asumir aspectos importantes del modo de producción capitalista (caso: China y Rusia, incluso Cuba). Cuando no terminamos de saber si el cambur pintón mancha. En medio de dudas, incertidumbres, indeterminaciones, traiciones y conversiones. En medio de un pueblo valeroso que ha resistido con paciencia. En medio de realidades concretas que no podemos eludir. En medio de debates postergados y de reflexiones necesarias, declaro sin temores de ninguna naturaleza:

YO NO SOY MARXISTA, MARXIANO NI MARXÓLOGO: ¡DIOS ME LIBRE! ZAPE GATO ¡SOY LIBREPENSADOR! COMO LO ERA CARLOS MARX Y SIMÓN RODRÍGUEZ E INCLUSO, HUGO CHÁVEZ…DIGO YO.

Lo he dicho antes: No soy marxista. Carlos Marx tampoco lo fue. Tampoco soy marxiano. Soy terrícola. Ciudadano del mundo. A veces: soy nacionalista. En la época actual creo que el mundo es más importante que Venezuela. Por eso estoy más interesado en lo que pasará en las elecciones de los EEUU que en lo que pasará el 6D en la Asamblea Nacional. Aunque ambas son importantes. Tampoco soy marxólogo. Cuando mucho pretendo ser creativo: ¡Soy Robinsoniano! Desde que comencé a saborearlo: hace casi 50 años. En la década del 70 del siglo pasado, cuando cree y crié el Movimiento Estudiantil "Simón Rodríguez". Para esa fecha también comencé a conocer a Marx. Primero se lo escuché mencionar a Jorge Rodríguez, padre. Luego a Félix López. Y a nuestro recordado Ibrahim López. Me interese y leí enjundiosos "análisis marxistas", en los documentos que me llegaban de la OR, BR y el PRV-FALN. No entendía casi nada: Lucha de clases, burgués y proletario, acumulación de capital, plusvalía, tiempo de trabajo socialmente necesario, modos de producción, relaciones de propiedad y de producción, dictadura del proletariado, capitalismo, comunismo, socialismo…eran palabras y conceptos desconocidos para mí. Entonces, decidí aprender. Hace 50 años. Cuando comencé a leer, estudiar, indagar, criticar y también sintetizar, asumir y rechazar ideas y conceptos.

ME GUSTA SER PREGUNTÓN Y DAR MIS PROPIAS RESPUESTAS NO SÓLO LAS QUE DAN OTR@S

De este modo, cuando me percate que no sabía una papa de marxismo y por eso no entendía lo que decían los documentos (como lo dicen las enseñanzas de Dianética de L. Hubbard) y como no había internet y mucho menos Wikis, decidí ir a la fuente y me topé con Marx, Engels, Bujarin, Lenin, Trostky, Rosa Luxemburgo y hasta con los manuales de la URSS, los libritos rojos de Mao Tse Tung y, en la década de los 70 del siglo pasado, quedé extasiado y disfrute la lectura y abrimos el debate con los sencillos cuadernos de Educación Popular que nos llegaban desde Chile, escritos por Martha Harnecker, a quien tuve la suerte de conocer y compartir en el Anauco Hilton, donde ambos estábamos alojados entre el 2004-2006. Nunca hablamos de Marx. Sólo recuerdo que cuando mi hija mayor Ingrid Margarita, viajaba a Cuba para formarse en los Cursos que dictaban los cubanos para Líderes Sociales, se me ocurrió preguntarle a M.H: ¿Qué le recomendarías tú a mi hija que viaja mañana a Cuba? Ella le dijo, delante de mí y yo quedé sorprendido: "No vayas a aceptar lo que te digan los cubanos como si fuera un dogma. Ellos tienden a ser muy rígidos y manualescos. Asume lo que te dirán en forma crítica y evita después llegar a Venezuela creyendo que eres revolucionaria y marxista y creer que te la sabes todas. Aprende a pensar con tu propia cabeza" Yo quedé estupefacto. En realidad, algún@s cuban@s, son cuadriculad@s. Es como ell@s dicen y más ná: ¡Marx lo es todo! Bueno, lo era. Cuba ha cambiado y con ella, l@s cuban@s. Incluso por su relación con l@s venezolan@s. La realidad los ha obligado a cambiar. A aceptar el cambio de época y de marco histórico. A asumir como los chinos, rusos y otros países y algunos gobiernos socialistas, a revisar la rigidez de sus pensamientos y adecuarse, sin perder el azimut, para poder adaptarse, coger fuerza y poder avanzar.

La realidad es la que genera teoría y no podemos imponer la teoría que, a veces, es "pura teoría" a la realidad.

Los científicos son humanos que, a veces, se equivocan. Marx fue humano y científico. Definitivamente, no se las sabía todas. Él lo reconoció. Sólo lo saben quienes han leído y estudiado, con rigor y disciplina, la importante obra de Marx y de Engels.

CARLOS MARX TAMBIÉN SE EQUIVOCÓ: ¡ERA HUMANO! NO SE LAS SABÍA TODAS. TENÍA SUS LIMITACIONES.

Marx, definitivamente, no se las sabía todas. No conoció internet, ni WhatsApp, ni Facebook, Telegram, Instagram u otros medios de comunicación e información, en tiempo real. Aunque pasó hambre y se le murieron varias de sus hijas, no supo lo que es estar bloqueado y asediado como lo estamos en Venezuela. No sé si se enteró, en su época, que la naturaleza no sólo hay que explotarla, como él suponía, para la satisfacción de las necesidades humanas, sino que además y, fundamentalmente, hay que respetarla y cuidarla Porque si no vienen catástrofes naturales que destruyen a la humanidad (terremotos, tormentas huracanadas, tsunamis, pandemias, etc). Creo que tampoco se enteró quien era realmente Simón Bolívar y por eso escribió lo que escribió sobre él. No le dio tiempo para saber la facilidad con la que algunas teorías – incluyendo las marxistas y leninistas – se estrellan con la realidad real, sobre todo cuando son mal leídas, mal interpretadas y, sobre todo, mal aplicadas.

Y no son renovadas a partir de las nuevas realidades que vamos construyendo. Por eso amo a Robinson: "Enseñen a sus hijos a ser preguntones…". y ¿por qué no? Amo, también, a Karl Marx. Porque no sólo él mismo nunca fue marxista. Sino que como pregonó, no sólo trato de interpretar la realidad de su época sino que lucho por transformarla. Por eso, un fantasma aún recorre Europa y el mundo ¡Es el fantasma del Comunismo!

PARA PROFUNDIZAR SOBRE MARX E INTERPRETAR LA REALIDAD VENEZOLANA DECIDÍ ESTUDIAR EN LUZ MACROECONOMÍA Y DECIDÍ NO IRME A LOS EEUU A ESTUDIAR INGENIERÍA QUÍMICA

Creo que ya lo he comentado en otra oportunidad. Ahora, voy a intentar ser breve: Como egresado en Ingeniería Química en LUZ (febrero de 1975), había la posibilidad de quedarme como profesor en la Universidad. Eso era lo que quería. Y así fue. No me veía en la industria petrolera (hoy, PDVSA) o en la industria petroquímica (hoy, PEQUIVEN) Un incidente con la Democracia Cristiana Universitaria (DCU) – en la que estuve a punto de ser expulsado de LUZ – me impidió ingresar a la Escuela de Ingeniería Química. Terminé en el Ciclo Básico, creando la cátedra: "Diseño y Modelado", con el apoyo de Roger Nava, que luego se convirtió en "Introducción a la Teoría del Diseño" pero que en realidad debió haberse llamado "Diseño para Ingenieros".

www.aporrea.org/educacion/a281262.html

Aproveché estas circunstancias para que, en lugar de que me enviaran a los EEUU de Norteamérica – como se fueron la mayoría de los profesores – o para algún otro país "desarrollado", decidí solicitar autorización y me dieran permiso para estudiar en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES) de LUZ, en Maracaibo, cuando se abrió un novedoso Programa de Estudios para Graduados, en el que se ofrecía, entre otros postgrados, una Maestría en Macroeconomía y Planificación del Desarrollo. A pesar de la resistencia de la Coordinación del Ciclo Básico, quienes se empeñaban en que me fuera a estudiar Química o Ingeniería Química, en los EEUU, insistí, resistí, perseveré y vencí. De modo que en 1978 me inscribí e inicié la Maestría.

Quería hacer esa Maestría porque al ver su programación, que ahora no tengo a mano, hablaba de temas que me interesaban porque se parecían a los conceptos e ideas que leía en los documentos de la OR, BR y PRV. Leía y no entendía.

En el programa aparecían temas sobre: Historia de Venezuela y de América Latina, Economía Política (creo que fueron 4), Macroeconomía, Planificación, etcétera. En efecto tuve varios profesores marxistas y otros no tanto. No sólo de LUZ, sino de la UCV, la ULA y algunos que vinieron de Argentina y de México. Excelentes profesores. Así conocí y tuvimos como profesores, por ejemplo, a Francisco Mieres, Manuel Suzarini (cuando era marxista), Carlos Matus (que venía de ser Ministro de Economía y Presidente del banco Central de Chile en el gobierno socialista de Salvador Allende), Asdrúbal Baptista, entre otros.

Algunos de ellos nos "obligaron" a estudiar a Marx, Gramsci, Lenin, Engels, Rosa Luxemburgo e incluso a Mao, a Fidel y al Ché y a muchos otros autores marxistas o de avanzada como Domingo Alberto Rangel, Thetonio Dos Santos, entre otros, que ahora no vienen a mi memoria y no creo que sea relevante mencionarles.

Lo único que quiero rescatar es que pude dedicar tiempo en la Maestría no sólo a leer a Carlos Marx y a Federico Engels, sino que como estábamos obligados a presentar exámenes, trabajos prácticos y presentaciones, estábamos a la vez obligados a verificar si lo que leíamos lo estábamos entendiendo y comprendiendo. Otra cosa era y es saberlo aplicar a realidades concretas. Por eso insisto que hay marxistas que no sólo no han leído a Marx, ni siquiera su obra más conocida "El Capital" sino que no conocen su trayectoria, sus otras obras y, no sabemos porque no han sido sometidos a evaluación, probablemente, la mayoría de ell@s. No sabemos si en verdad entendieron o han mal comprendido y tergiversado lo que Marx y Engels quisieron decir, en su época. Para no hablar de que, tal vez, no saben cómo aplicar el "marxismo" a las nuevas realidades que, seguramente, requieren novedosas categorías y adecuados conceptos para interpretarlas y sobre todo, como bien dijera Karl Marx, para poderlas transformar. De modo que como Rodríguez, volvemos a repetir: "O inventamos o erramos" Pues, de verdad, parece que ya está bueno de errar.

HE TRATADO DE INTERPRETAR Y, A LA VEZ, TRANFORMAR LA REALIDAD, ANTES DE QUE ELLA ME TRANSFORME A MÍ. A VECES, LO HE LOGRADO.

Por otra parte, hice una Maestría en Creatividad Aplicada Total (1996-1997) y escribí y publiqué un libro: "Notas desinteresadas sobre CREATIVIDAD" después de leer cientos de libros. Lo presenté en 1995 en la Facultad de Ingeniería en LUZ. Lo apadrinó Luis Alberto Machado, un ser hermoso que no era marxista. Era socialcristiano. Poeta. Excelente persona. Se opuso a Chávez. Con la misma pasión con la que escribía y luchaba. Lo amé. Como amé Chávez. Paradojas de la vida. A Chávez le dejé este libro, en Caracas, con quien después lo traicionó. Allí le indiqué, a través de Mafalda, que "Nuestro Norte es el Sur" y con Simón Díaz le insinué algo así como el "Aló Presidente". Un día me lo dijo.

He leído algo de Marx. Más allá de su biografía. Anduve con "El Capital" bajo el brazo, mucho tiempo, y no terminé de entender bien lo que quería decir Marx. Tal vez, soy medio bruto. O, quizás, Marx no se supo explicar con sencillez y síntesis. Tal vez, como yo, cuando más escribo es porque menos sé del asunto.

Disculpen ustedes que haya dado tanto rodeo para concluir, en fin de cuentas, lo que resumí en el título de este artículo:

No soy Matusiano.

Tampoco soy Marxista.

Y, aunque sé que es polémica esta afirmación, que seguramente Mario Silva, entre otr@s no comparte:

Chávez, definitivamente, no era Marxista.

Sencillamente, como él mismo lo reconoció en Cuba y públicamente: él se identificaba con el marxismo y admiraba a Fidel Castro quien si pudiéramos decir que era Marxista, pues, Fidel, si se formó en el marxismo y, sobre todo, porque lo trató de aplicar hasta donde pudo y las circunstancias se lo permitieron.

¡Chávez era cristiano! Así él lo reconoció y así lo demostró.

REFERENCIA Y SUGERENCIA:

(*) Bajar libro: "Planificar para Gobernar: El método PES" de Matus: https://www.cepal.org/ilpes/noticias/paginas/2/36342/LIBRO_ENTREVISTA_CON_MATUS.pdf



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: