Aún no soy Revolucionario y… tampoco un Maestro

"A todos aquellos que han luchado y luchan

por la liberación de los pueblos de América Latina y

por el establecimiento de un nuevo orden social…

A todos aquellos que me han ayudado a comprender

que el TÍTULO de REVOLUCIONARIO,

es el mayor y más difícil de sustentar"

Dedicatoria de nuestra Tesis de Grado

para graduarnos como Ingeniero Químico, 1974.

En este texto encontrará parte de mis reflexiones sobre el título de este artículo y algunas vivencias e ideas, sobre el importante tema de la Ciencia y la Tecnología. Está dedicado a algun@s de mis amig@s:

CONTENIDO:

Con sabor a lágrimas, olor a vida y vista al frente.

¡Un aniversario más!

Desde mi primera juventud apoyé a la revolución.

El "Grupo Misión" marco mi vida para la eternidad.

El encuentro con el poeta del sur del lago: ¡Alexis!

Soy más un militante de lo académico, lo científico y lo social, que un militante político partidista.

A todos l@s Campesin@s de Venezuela.

Gracias a Iván Vásquez recordé nuestra tesis y con ella nuestro juvenil compromiso revolucionario.

Investigar e inventar para hacernos independientes.

Nunca es tarde para ofrecer disculpas y honrar.

Seamos independientes no sólo políticamente.

Nuestra Tesis pretendía dar un pequeño aporte.

Aún sigo bregando para ver si logro graduarme.

No me apena reconocerlo aunque, a veces, me provoca llegar a serlo.

No nací para ser revolucionario y menos contra…

Ser revolucionari@ es cosa seria.

L@s verdader@s revolucionari@s.

L@s encontramos en muchas partes y épocas.

¡Por ahora!

CON SABOR A LÁGRIMAS, OLOR A VIDA Y VISTA AL FRENTE

Con mucho afecto, a mis recordad@s amig@s del GRUPO MISIÓN, en especial a: Ana María Naverán y a su esposo Atilio Aquiles Bohórquez. También a: Orlando Pérez, Eddy Prado, Alexis Fernández y Darío Ocando, quien me sorprendió, a comienzos de año, con su llamada, luego de casi 40 años sin escuchar su voz y el latir de nuestros corazones.

También al Ing. Jesús Reyes Pirela, con quien compartí momentos inolvidables haciendo nuestra Tesis de Grado, en aquellos días en los que como ahora pasaba hambre y algunas dificultades para sobrevivir en medio de la adversidad cuando vivía en solitario en la Casa del Grupo Misión, donde antes habitó mi abuela paterna, Rita Elena Moller.

Aunque nunca, Jesús y yo, hemos compartido ideologías políticas, estoy seguro que si nos reencontráramos una sonrisa y un abrazo sería suficiente para reafirmar, con alegría, nuestra amistad.

A ustedes herman@s, con quienes aprendí –en nuestra temprana rebeldía de juventud– no sólo a identificarme, para siempre, con los anhelos y los sueños de los hombres y mujeres humildes y comprometidos de América Latina y el Caribe, sino, además, a apreciar en la distancia que seguimos siendo l@s mism@s a pesar de nuestras aparentes diferencias. Sé que en el fondo, y ustedes deben saberlo, somos una familia de almas que, a cada instante, cuando quedamos en soledad y nos pensamos, nos sigue uniendo, en el recuerdo, nuestra esencia. Hemos viajado eones de siglos en el infinito Universo y desde remotas Galaxias, seguimos dejando huellas de nuestros encuentros que eternamente seguirán. Aunque la ignorancia se sonría junto a quienes no lo comprendan.

Espero, Dios mediante, hablar de ustedes y de nuestra experiencia en el GRUPO MISIÓN, en la década de los años 70…más adelante: ¡Todo tiene su tiempo debajo del sol y muchísimo más allá de esta Constelación!

¡Por Ahora! Mi gratitud y mi sincero afecto. Dios l@s bendiga.

Recordarme de ustedes me ha hecho caer en cuenta que aún no he podido graduarme de REVOLUCIONARIO, aunque ostente ahora otros títulos académicos y, algunas personalidades, discípulos y verdader@s maestr@s me llamen: ¡Maestro! Honor que me hacen, aunque aún no lo merezca.

¿Cuándo mereceré estos dos elevados títulos o calificativos? No lo sé.

Sólo me percato, a cada instante, que estoy aprendiendo rápidamente de quienes verdaderamente lo son ¡Maestros Revolucionarios!

¡UN ANIVERSARIO MÁS!

El pasado 18 de Febrero se cumplió un aniversario más de mi graduación.

El pensamiento con el que inicié este artículo, lo estampé en la dedicatoria que escribí –siendo apenas un joven de 23 años– para que quedara plasmado en la Tesis de Grado, que iniciamos en 1973, con el estimado y recordado compañero de estudio, Ing. Jesús Reyes Pirela – quien llegó a dirigir la Planta Eléctrica "Ramón Laguna" y desde aquellos días ocupa un lugar de afecto y admiración en mi corazón que ahora lo abraza-– misma que presentamos para optar al Título de Ingeniero Químico, en LUZ, en enero del año 1975. Después de salvar innumerables dificultades.

Han pasado más de 43 años: ¡Que hermosos recuerdos guardo de aquellos días en los que uní mi corazón a la lucha campesina!

Ell@s, comprometen aún más mi firme decisión de pagar en parte mi eterna deuda con la sociedad que me ha dado todo.

¡Muchas Gracias!

Millones de seres participan, todos los días, en cada bocado de comida que alimenta mi cuerpo, cada pensamiento e idea que nutre mi mente y cada oración y gesto amorosos que fortalece mi espíritu guerrero. Soy quien soy, mejor decir, somos quienes somos, gracias a la sociedad que nos alimenta, cuida, protege y nos ayuda a crecer y a desarrollarnos.

DESDE MI PRIMERA JUVENTUD APOYÉ A LA REVOLUCIÓN

Inspirado en Jorge Rodríguez, en Julio Escalona y en mi siempre admirado y querido profesor de Operaciones Unitarias, Félix López, milité, a mí modo, en la Organización de Revolucionarios (OR) y apoyé, con denuedo, además, a la Liga Socialista y al Movimiento Estudiantil de Unidad con el Pueblo (MEUP), así como a otras organizaciones revolucionarias y socialistas como el PRV-Ruptura, Bandera Roja-CLP e incluso, aunque con cierta aprehensión por su tendencia socialdemócrata, colaboré muchas veces con el Movimiento al Socialismo (MAS) y el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), incluso con PARABOLAS.

Sé que hoy, incluyendo mi familia y much@s amig@s, en especial mis hij@s, que nunca han sabido de mis andanzas y mis compromisos, se sorprenderán y es posible que hasta duden de lo que aquí expreso.

Dediqué un tiempo precioso de mi primera juventud, antes de graduarme de ingeniero, al "trabajo clandestino", solidario, organizativo y de agitación, en las comunidades del Zulia, cercanas al Puente sobre el Lago de Maracaibo, hoy Municipio San Francisco y en la toma de los terrenos baldíos de la que más tarde fuera una populosa urbanización, que lleva el nombre de "La Victoria"; lugar donde años más tarde nos despediríamos para siempre –como cosas del destino– de Alí Primera, cuatro días antes de su partida a otros paisajes, un 12 de febrero de 1985.

No voy a contar, ahora, mi historia y anécdotas de vida. Sólo me he propuesto ofrendarme, a mí mismo y a mis niet@s, ráfagas de un libro que está en cola y pendiente por escribir que, tal vez, se titule: "Mi vida es aquello que ocurrió después que hice otros planes" o "Los caminos de la vida no son como yo pensaba", parodiando la poesía y la verdad del cantor y la prosa vallenata. Será mi último y definitivo libro. Para eso regresé a este planeta llamado Tierra y agradezco a mis padres que me hayan dado autorización para encarnar a través de su hermosa fragancia

¡Gracias padres! Todos los días agradezco a Dios, a ustedes y a mis ancestros, el haberme dado esta hermosa oportunidad de VIVIR en este "planeta castigo": Escuela de aprendizaje moral y espiritual, en la que aún sigo aprendiendo con alegría y, a veces, con tristeza.

EL "GRUPO MISIÓN" MARCO MI VIDA PARA LA ETERNIDAD

En esa época, participaba en el GRUPO MISIÓN, un grupo heterogéneo de estudiantes universitarios, de diversas Facultades de LUZ, en las que participábamos, con respeto y tolerancia a nuestra diversidad.

Allí compartíamos reflexiones sobre la situación del país y, sobre todo, de América Latina y del Caribe. Nunca olvidaré los rostros y el palpitar de los corazones de los que aún siguen siendo mis amig@s y camaradas, aunque cada quien haya agarrado diferentes caminos y hayan abrazado otros sueños, distintos a los míos, y que otras inquietudes y circunstancias familiares guíen su transitar por la vida. Somos diversos y, a la vez, únicos. Buscamos diferentes formas de ser felices ayudando a los demás a serlo. Cada uno hará su balance. El mío sigue siendo deficitario. El proceso de acumulación de capital emocional ha sido un fracaso. Carezco de inteligencia emocional y tengo limitaciones en muchas otras.

EL ENCUENTRO CON EL POETA DEL SUR DEL LAGO: ¡ALEXIS!

Hace pocos meses, en Maracaibo: ¡Oh, casualidad! me encontré con uno de ellos. El mismo que me presentó, a finales de 1994, en el Auditorio "Alí Primera", de la Facultad de Ingeniería de LUZ, en el "bautizo" de mi segundo libro, que trata sobre: "Creatividad y otras notas desinteresadas". Era él, para entonces, el flamante Director de Cultura de LUZ. Hoy, dirige el Acervo Histórico del Zulia. Me refiero al querido y admirado poeta, filósofo y profesor universitario surlaguense, Alexis Fernández. Ese día, nos miramos desde lejos, sonreímos, él se apartó del protocolo de un acto oficial en la Plaza Bolívar en Maracaibo, mientras hablaba uno de mis ex discípulos, en el IESA Zulia, hoy embajador de Venezuela en Panamá, Duran Centeno, a quien se le hacía un reconocimiento y… no pudimos evitarlo, en un abrazo fulgurante, cual relámpago del Catatumbo, sólo atine a decirle al oído, a mi hermano Alexis, acompañado de una suave brisa batiente y con moras en la costa:

"Te abrazo para recordarte que hoy cumpleaños nuestro común amigo Eddy Prado y en su nombre, y en el mío, te expresamos nuestro amor".

Fue el pasado 01 de febrero. Ese "secreto", seguramente, le recordó al GRUPO MISIÓN y a desnudar, en sus propias narices, sus raíces y travesuras comunes en aquellos espacios territoriales de Santa Bárbara bendita. Ipso facto vino el recuerdo de nuestras tremenduras en los palafitos de Santa Rosa de Agua: ¡aquel pasado que siempre se hace presente! ¡cómo nos divertimos en plena libertad ese día inolvidable!

Escuchar su voz melodiosa y acompasada es escuchar a la vez a: Gabo, a Neruda y a Cortázar, de un solo mamonazo y en refulgente solemnidad. También, es recordar a Edgar Queipo, a César Chirinos, a Angel Peña e incluso, al Grupo Telémaco de aquellos días. Es vivir el revivir. Es disfrutar el eterno instante. Es SER en el HACER.

Eddy y Alexis: ¡Cuánto los amo hermanos! Uno es un empresario de éxito y el otro un poeta de atar que no pierde oportunidad para suspirar cuando algún diamante brilla al mediodía. Así es el amor: incontenible, refulgente e incuestionable, aunque este repleto de habladurías y maledicencias. Aunque Luis Britto García nos envidié… si él supiera.

SOY MÁS UN MILITANTE DE LO ACADÉMICO, LO CIENTÍFICO Y LO SOCIAL, QUE UN MILITANTE POLÍTICO PARTIDISTA

Dejé, durante años, de militar en alguna organización política. Hasta que Chávez nos vino a recordar a much@s de nosotr@s nuestro eterno compromiso. Incluso, confieso que no participé en el MBR-200 ni en el MVR. Luego, con Chávez, decidí inscribirme, como lo hice ahora, en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a pesar de mis observaciones críticas y mis dudas, sobre la manera de conducir el Partido, como organización, que debería ser más inteligente y estar abierta al aprendizaje. Ojalá cambie. Si nos dejan, podemos ayudar.

Me siento mucho más un militante de un proceso revolucionario, de largo aliento y de final abierto, que de un Partido Político en sí mismo con énfasis en lo coyuntural y con futuro predeterminado – pues este es sólo un medio para alcanzar fines superiores –, aunque reconozco su importancia, táctica y estratégica, en el ámbito democrático y en la lucha revolucionaria. Lo confieso: prefiero el trabajo científico-académico y en las comunidades, para contribuir a la solución de los problemas de la vida cotidiana de la gente, que militar pensando únicamente en ganar elecciones y vivir de la política o para tener exclusivos privilegios.

Vivo para la POLÍTICA no vivo de la política. Respeto a quienes hacen lo contrario. Cada quien decide sus prioridades. Yo elegí la mía.

Por eso, me dispuse a colaborar con el Consejo Comunal, la UBCH y los CLAP de la comunidad, sub-urbana y campesina, del estado Táchira, cercana a donde vivo, en la Casa de América Latina y del Caribe, en San Rafael de Táriba, parte media, vía Paramito o del Sector Sur, de San Rafael de Cordero, vía Guarín, como me corrigió, el amigo, Abraham Blanco, excelente líder comunal y maestro de la rectitud quien molesto de tanta procrastinación se ha venido retirando del trabajo comunitario. Tiempo para "afilar la sierra" y regresar con nuevos bríos.

A TODOS L@S CAMPESIN@S DE VENEZUELA

Ambos, Jesús y yo, dedicamos nuestra Tesis: A todos los Campesinos de Venezuela. En agradecimiento: A los campesinos de los Humocaros (Lara), Betania (Táchira), Villa Páez (Trujillo) y del Cerro El Ávila (Distrito Federal), "que con el más sano desinterés y la más amplia colaboración, supieron darnos invalorable información y conducirnos a los sitios donde crece el Palomero". Dijimos, esa vez, expresamente. Luego, cada uno hizo su propia y más íntima dedicatoria. Yo coloqué:

"A todos aquellos que han luchado y luchan por la liberación de los pueblos de América Latina y por el establecimiento de un nuevo orden social…A todos aquellos que me han ayudado a comprender que el TÍTULO de REVOLUCIONARIO, es el mayor y más difícil de sustentar"

Hoy, la vida con sus inexplicables sorpresas y sin proponérmelo, me ha puesto de nuevo al lado de los campesinos y campesinas de una hermosa territorialidad, para aprender de ellos y ellas y para ver en qué y cómo puedo retribuir, de algún modo, todo lo que -en lo personal y en lo social- les adeudamos. Ell@s en cada comida diaria están presentes.

Por eso, luego de la reunión que hace meses realizamos, en la Escuela de Paramito, acepté acompañar y hacer el recorrido (vía Guarín) para conocer de las necesidades y potencialidades de producción agroalimentaria de esta hermosa zona del país. Y ayudar, de este modo, a elaborar un Plan o Proyecto de Desarrollo Agrícola en la zona, para presentársela al Alcalde de Cárdenas y de ser necesario y posible al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y otras instancias. Hicimos una presentación y tramitamos la solicitud a la Alcaldía.

Bajo la dirección de Don Anatolio, quien será el vocero de los productores de la zona, y la participación de líderes de la UBCH, los Consejos Comunales y los CLAPs, nos dispusimos a realizar una visita a los predios donde cultivan la tierra, sonrisa izada: Edward, Hermes, Luis Contreras y Don Anatolio, entre tant@s otr@s. Fue en esos espacios de la brega diaria donde escuché afirmar, con fuerza inusitada, a una lideresa campesina, Georgina: "Yo si soy una revolucionaria", cuando le dije que yo no lo era. La gente se sorprende cuando me preguntan: ¿Tú eres revolucionario? Y yo les respondo, con sinceridad: No lo soy.

Cuando Georgina reconoció con fuerza: "Yo si soy una revolucionaria", no dude que lo fuera. Luego lo confirmé. Sólo que, en ese momento, volví a recordar que aún me falta mucho por andar, para llegar a graduarme de REVOLUCIONARIO, como lo es ella. Y fue ese encuentro "casual", el recuerdo de mis herman@s del Grupo Misión y de la OR/LS, la que me estímulo a escribir este artículo, hace ya varios meses y, hoy, 14/06/2018, he decidido, con algunos ajustes y correcciones, publicarlo.

Por cierto: supe a través de Yariesa, una eficiente lideresa del CLAP de Paramito y responsable del equipo del Estado Mayor Socioproductivo del Eje Comunal de San Rafael de Táriba, que el Alcalde Richard González y la Diputada Sandra Gómez, habían cumplido con su palabra empeñada y le habían facilitado, a precios razonables, los insumos que necesitaban los agricultores: ¡Muchas Gracias! En nombre de ellos y de todos los agricultores de la zona ¡Así es que se gobierna!

No ofreciendo y dejando de cumplir con lo comprometido: Muy bien.

Sólo falta que no escampe el apoyo solidario, para que ellos puedan cumplir también con la comunidad ofreciéndoles productos de calidad y de precios razonables. En eso andamos.

GRACIAS A IVÁN VÁSQUEZ RECORDÉ NUESTRA TESIS Y CON ELLA NUESTRO JUVENIL COMPROMISO REVOLUCIONARIO

La Tesis presentada, –que volví a tener en mis manos, hace unos meses, gracias a la gentileza del colega y apreciado amigo, el Ing. Iván Vásquez, quien por esas cosas inexplicables de la vida tenía una copia de la Tesis que le había obsequiado nuestro profesor asesor Teddy Smith– se titula:

"Estudio de las características, aplicaciones y posibilidades de explotación industrial del Palomero"

En ella, por primera vez, se presentaba a la consideración de la comunidad, científica y tecnológica, un estudio fitoquímico y botánico del fruto de la Myrica Pubescens, planta de la flora venezolana, que crece en diversas zonas altas, nubladas y frías del país, mejor conocida entre los campesinos con el nombre de "Palomero", pues sus frutos son digeridos por las palomas torcaces. De ella logramos extraer, en el laboratorio: un 25 % en peso de cera por prensado, un 30 % en peso por extracción con propanona y un 32 % por combinación de ambos métodos. Del análisis de los resultados encontramos la presencia de muy pequeñas cantidades de alcaloides, resinas, ácidos orgánicos, cera y clorofila, siendo el principal constituyente, de la cera del "Palomero", el éster laurílico del ácido mirístico. Los campesinos que no saben de eso. Saben más que nosotr@s.

Gracias Iván, por tu gesto. Por desprenderte de la Tesis y regresármela con todo y su dedicatoria. Ha sido de utilidad, como estas observando. A veces, en los pequeños detalles se encuentra la presencia de Dios y ellos son capaces de crear una reacción en cadena a favor de la Paz y el Amor.

INVESTIGAR E INVENTAR PARA HACERNOS INDEPENDIENTES

Mientras estudiaba ingeniería -en la década de los 70-, varias veces, me levanté con valentía a reclamarles y preguntarles a l@s profesores ¿por qué perdían tanto tiempo en teorías y metodologías y no iban al grano?, para ver cómo se comía lo que decían.

Mi hijo Hugo Alberto, que estudia Educación Física, Recreación y Deportes, en LUZ, hoy me contaba algo parecido que le sucede con sus "sesudos" profesores. Le dije: "Tú sabes más que ellos. Sigue adelante. Así te raspen. Ya te los encontrarás en el camino y sabrás porque te lo digo. Tú serás lo que decidas ser. No ellos. Muchos de ellos están cosificados y amaestrados, incluso alienados: No saben que no saben"

En fin, en esa época, con mucha valentía, nos atrevimos a exigir y demandar, como lo volvemos a hacer ahora, que la Ciencia y la Tecnología estuviera al servicio del Desarrollo y el Crecimiento Económico del país y a favor de la felicidad de nuestro pueblo. Una Ciencia y una Tecnología que ayudara a resolver los problemas más apremiantes del país, especialmente de la población más desasistida y excluida. Una Ciencia y una Tecnología al servicio del pueblo y de la Revolución Socialista. Proclamábamos a los cuatro vientos hace más de 40 años. Y aún, hoy, lo hacemos. Y ahora con más fuerza, porque nos corresponde la elevada responsabilidad de garantizarlo. En parte por eso vine al Zulia a solicitud del Secretario de Educación Universitaria y de Ciencia y Tecnología, el profesor Temístocles Cabezas, a aportar mi granito de arena. Para recordar viejos tiempos y ponernos en acción.

Coherentes con este discurso queríamos hacer, en aquella época, una investigación aplicada, con nuestra Tesis, para graduarnos de Ingeniero Químico. Entonces, por eso nos preguntábamos.: ¿Cómo contribuir al desarrollo industrial, la ruptura de la dependencia científica y tecnológica y a la solución de los problemas o necesidades del país?

Con la Tesis intentábamos dar un modesto ejemplo práctico que, lamentablemente, por distintas razones no pudo concretarse esa vez. Pero, es una de las vías. Seguramente será más fácil hacerlo si contamos con apoyo financiero e institucional. El asunto son las prioridades.

NUNCA ES TARDE PARA OFRECER DISCULPAS Y HONRAR

Ofrezco disculpas, con sinceridad, a la profesora Oladis de Rincón quien recibió, en oportunidades mis críticas "destructivas" y, muchas veces, la puse en aprietos, cuando yo era su "desobediente" e "irreverente" estudiante en Operaciones Unitarias. Hoy, la Dra. Odalis de Rincón, es una de las más reconocidas especialistas en materia de corrosión en el país y en el mundo. Con ella compartí, con orgullo inusitado, muchos años después, haber sido parte del muy selecto grupo que obtuvo el I Nivel del premio a la excelencia académica del CONABA. Ella fue nuestra vocera, en el solemne acto académico realizado en la Facultad de Ingeniería de LUZ, por ser la de mayor experiencia y rango académico. Hoy la honro con admiración. Aunque no compartamos ideales políticos. Desde PEQUIVEN intenté demostrárselo y no pude. No me dejaron.

También, ofrezco mis sinceras disculpas y lo honro con mi recuerdo respetuoso a usted, querido profesor Lopito (Félix López, mismo que hoy vive en Alemania disfrutando su merecida jubilación) cuando nos transmitía sus amplios conocimientos en Química Industrial y yo le exigí, sin titubeos, en medio del salón de clase, que nos llevara a la Petroquímica a ver los procesos petroquímicos, directamente y en vivo, y no siguiera enseñándonos sólo en la pizarra con gráficas, imágenes y figuras que poco nos decían. Ud., fue víctima de la limitada colaboración que brindaba para entonces la industria petroquímica y las autoridades universitarias, para que sus estudiantes -sobre todo si eran rebeldes y "cabeza calientes" como yo- pudiéramos visitar sus instalaciones.

Pude entrar y conocer al Complejo Petroquímico "Ana María Campos", antes conocido como "El Tablazo", treinta años después de graduado y porque a través de PDVSA, como Gerente de Desarrollo Social y luego como Coordinador de la Oficina de la Presidencia de PEQUIVEN, estaban obligados a recibirme y abrir sus puertas. Ve qué molleja primo. Sino nunca hubiera entrado. Salvo como trabajador y nunca quise irme a PDVSA ni a PEQUIVEN, por defender nuestros ideales desde LUZ.

Cosas de la vida: Lopito y yo, nos reencontramos, nuevamente, en PEQUIVEN (2010-2011), cuando me correspondió asumir la coordinación de la Oficina de la Presidencia, para apoyar a nuestro respetado y apreciado amigo el Ing. Clark Inciarte. Compartimos tantas cosas y "secretos" y me hizo no sólo el honor de participar, como "discípulo" en los talleres de Planificación que inventé para rediseñar el Plan de la Revolución Petroquímica, sino que me sorprendió, gratamente, al llamarme sorpresivamente: "Maestro". No tengo dudas: usted sí lo es. Solo que lo vio reflejado en mí. Fui su espejo: ¡Maestro! Gracias por su ejemplo de humildad y por el compromiso que siempre ha demostrado.

Pensando en Lopito, publiqué en Aporrea, el 11/02/2006, cuando se realizó el acto de graduación de la Escuela de Polímeros, este artículo:

¡El Tablazo marca el paso! : www.aporrea.org/energia/a19475.html

SEAMOS INDEPENDIENTES NO SÓLO POLÍTICAMENTE

No sé si esto que narro ha mejorado. Lo que sí sé es que no podemos continuar formando a nuestros profesionales, sobre todo en áreas tan estratégicas como la Ingeniería, Química o Petrolera, sólo con teorías importadas, sin datos e información inteligenciada de la realidad concreta de nuestra industria petroquímica y petrolera. Y tenemos que formar a nuestra gente en una relación equilibrada teórica y práctica y también metodológica. Demasiado teorizante y poco dirigida al diseño en ingeniería. Perdemos mucho tiempo en tonterías. Creo que las circunstancias nos van a obligar a corregir y hacer CIENCIA Y TECNOLOGÍA NACIONAL con mayor amplitud, profundidad y, sobre todo, mucha celeridad. No podemos seguir esperando.

Para poder diseñar nuestros propios equipos y procesos industriales, para hacer ciencia y tecnología criollita. Para no tener que depender, como lo hacemos ahora, de la tecnología del extranjero en maquinarias y equipos que nos debe dar vergüenza, porque somos capaces de hacerlo y mejor.

No nos hicieron caso a tiempo y estamos pagando las consecuencias de la sordera y de la inmoralidad. Albergo la esperanza de que aún tengamos tiempo para rectificar y enderezar entuertos. Ojalá.

Nosotros tenemos miles de Humberto Fernández Morán, que se han castrado y otros se han lanzado por el despeñadero. Ya basta de caernos a mentiras. De convertir a nuestros ingenieros en compradores de tecnología "llave en mano", de ser sólo administradores y operadores de lo que otros hacen en lejanas latitudes y en convertirnos en vendedores de productos tecnológicos que surcan nuestra territorialidad como simples MERCANCÍAS ¿Hasta cuándo? ¿LE FALTAN COJONES O ES QUE NECESITAMOS LOS OVARIOS DECIDIDOS Y VALIENTES DE LAS MUJERES PARA PONER ORDEN EN ESTA PEA? Estuve intentándolo en PDVSA y PEQUIVEN y no pude lograrlo. No tenía el poder y el apoyo necesario para lograrlo. Las mafias gerenciales y directivas que sólo saben comprar en el exterior, para ganar comisiones y llenar sus bolsillos, no nos lo permitieron. Por eso insisto: La crisis de valores y la corrupción, es nuestro principal problema: Sin dudas.

NUESTRA TESIS PRETENDÍA DAR UN PEQUEÑO APORTE

Con esta Tesis, aspirábamos contribuir para que se considerara la posibilidad de sustituir las ceras sintéticas importadas, cuyo costo de producción – para la época, no sé ahora – eran muy altos y, estudiar la posibilidad de hacer uso de fuentes naturales para la obtención de las ceras que son utilizadas para la elaboración de cremas para el calzado, ceras para pisos y automóviles, así como materia prima para la elaboración de papel carbón, cosméticos y otros usos.

Hoy, sería interesante retomar este estudio para ver su factibilidad y viabilidad económica, no sólo para el consumo nacional sino, incluso, para la exportación. Ojalá se retomara esta pionera iniciativa, en la que pretendíamos llamar la atención sobre la necesidad de superar la dependencia científica y tecnológica que nos ataba al uso de ceras sintéticas importadas y nos impedía estudiar otras posibilidades.

Dios quiera que el nuevo Ministerio de Industria y Producción Nacional, que será dirigido por Tareck El Aissami, tome en cuenta estas recomendaciones y, desde el comienzo, se coordine con el Ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, a fin de cerrar brechas, a la brevedad posible. Pudiera, ese Ministerio, tener un Viceministerio de Tecnología Popular y Nacional para la Industria y la Producción.

Ver: www.aporrea.org/actualidad/n326596.html

AÚN SIGO BREGANDO PARA VER SI LOGRO GRADUARME

A más de cuarenta y tres años, después de graduado como ingeniero químico, aún no he podido obtener el título de REVOLUCIONARIO. Lo reconozco, sin temores. Sonrío cuando escucho a much@s – jóvenes, adultos y viej@s – autocalificarse de serlo, sin saber – estimo yo – qué significa, esencialmente, esta palabra. Tal vez, ni se lo han preguntado. Ser REVOLUCIONARI@, en estos días, parece ser cosa fácil.

Por eso me resbala, y hasta lo comprendo, cuando alguien piensa y me lo dice, o lo piensa y hace silencio – por temor, respeto o quién sabe si por admiración – que no soy REVOLUCIONARIO. Y, tiene razón:

¡No lo soy! No soy, ni me siento un REVOLUCIONARIO.

No ando por el mundo pregonando que soy un REVOLUCIONARIO, sencillamente, porque no lo soy. Respeto, eso sí, a quienes dicen serlo e incluso a quienes sin decirlo, públicamente, tal vez en su "yo íntimo" se creen el, o la, más REVOLUCIONARI@S de l@s REVOLUCIONARI@S.

Cada quien con sus creencias metafísicas, ideológicas y religiosas. Cada cual con sus propias definiciones, representaciones y percepciones de la realidad. Cada quien con su leyenda y su más apreciado mito. Lo respeto.

NO ME APENA RECONOCERLO AUNQUE, A VECES, ME PROVOCA LLEGAR A SERLO

¿Me apena reconocer que no soy REVOLUCIONARIO? ¡No! ¿Por qué? Porque estoy consciente que me falta mucho para serlo…verdaderamente ¿Me gustaría serlo? No lo sé. A veces sí, a veces no ¿Por qué? a) Por mi forma "inestable" de ser, a lo mejor por mi signo zodiacal – del pez que va y viene –, b) porque no me he autorizado a serlo o, c) quizás, porque creo que los modelos de genuin@s REVOLUCIONARI@S, que la mayoría de nosotr@s conocemos, admiramos y son difundidos por los medios comunicacionales, generalmente, son personas muy sacrificadas, perseverantes, humildes, sencillas, comprometidas, honestas, amorosas, sensibles, tolerantes, aunque, a la vez, muchas veces sean: intransigentes y obcecadas. Y, pienso que aún me falta mucho para llegar a ser como ell@s. No dudo que reúna algunas características. Pero, me falta mucho.

La mayoría de ell@s pareciesen haber nacido para ser verdader@s REVOLUCIONARI@S y encontraron las condiciones para serlo y por eso se formaron y se dedicaron a serlo, tal vez, sin saberlo. Demostrando que no sólo se nace para ser revolucionario sino que se requiere formarse para llegar a ser indiscutibles REVOLUCIONARIOS Y REVOLUCIONARIAS.

NO NACÍ PARA SER REVOLUCIONARIO Y MENOS CONTRA…

Pienso que no nací para ser REVOLUCIONARIO, apenas, si acaso: soy un muy modesto revolucionario. Dirían, coloquialmente: un pichón de REVOLUCIONARIO o, más bien, un aspirante que espera, algún día, llegar a serlo. No niego que, muchas veces, soñé con ser un auténtico REVOLUCIONARIO. Incluso, es probable, que hasta me lo haya creído. A veces pienso que no me dará tiempo graduarme, aunque siempre hay que tener esperanzas y luchar por alcanzar las metas. Vamos a ver.

SER REVOLUCIONARI@ ES COSA SERIA

Tal vez, no me lo he planteado, porque pienso que una de las características de un buen REVOLUCIONARIO o REVOLUCIONARIA, es su espontaneidad y autenticidad. Lo logra no porque se lo propone, sino porque "algo" o "alguien" le inspira para llegar a serlo, sin haberlo planificado previamente ¿Me explico? Creo que no es posible planificarse para ser un REVOLUCIONARIO. Se nace, luego nos formamos y punto. Entonces: Se es y punto. No se anda pregonando a los cuatro vientos.

L@S VERDADER@S REVOLUCIONARI@S

Verdaderos REVOLUCIONARIOS y REVOLUCIONARIAS pudieran ser: Adán y Eva, e incluso, la fuerza creadora que los creó, sea esta Dios o el nombre que le pongamos o, ¿quién sabe? si los seres humanos que escribieron el viejo testamento que aparece en la Biblia. Quien quiera que haya sido, no hay dudas que Adán y Eva, revolucionaron el planeta Tierra a través de su irreverencia, su irrespeto y la osadía de enfrentarse a un ser superior que les había puesto normas y límites de convivencia.

Verdaderos y verdaderas REVOLUCIONARI@S pudieran ser: Joshua o Jesús de Nazareth, Miguel Angel, Sócrates o Aristóteles, Séneca, Bolívar, Fidel, Martin Luther King, Albert Einstein, Kadaffi, Mahatma Gandhi, Juana de Arco, Rosa Luxemburgo, Lao Tse, Buda, Mahoma, J.F. Kennedy, Jorge Washington, Rómulo Betancourt y Hugo Chávez Frías –aunque no queramos reconocérselos de parte y parte– Mariátegui, Isacc Newton, Charles Darwin, Luis Gómez de la Vega, Carlos Matus Romo, Waldemar de Gregori, Don Luis Zambrano, Carlos Marx y Federico Engels, Vladimir Ilich Ulianov (Lenin), el Sub-Comandante Marcos en Chiapas, Mickel Jackson, Alí Primera, Gabriel García Márquez, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora, Armando Reverón, Fruto Vivas, Argimiro Gabaldón, Fabricio Ojeda, Alicia Alonso, Yolanda Moreno, Luis Aparicio, Mohamad Alí (Casius Clay), Babe Ruth, Adam Smith y David Ricardo, Beethoven y Mozart, Julio Escalona y Douglas Bravo…

Mis abuelas Rita Elena Moller y María Sansón, esas si fueron unas vergatarias REVOLUCIONARIAS. Al menos, lograron revolucionar mi vida y mi corazón que aún palpita emocionado al recordarlas.

L@S ENCONTRAMOS EN MUCHAS PARTES Y ÉPOCAS

REVOLUCIONARIOS Y REVOLUCIONARIAS, l@s hay, por miles, no sólo en la Política. L@s encontramos en numerosas religiones, creando y militando en movimientos sociales, trabajando en el campo de la ciencia y la tecnología, defendiendo la naturaleza y luchando por nuestro hábitat y el entorno ambiental y, también l@s encontramos en el ámbito económico.

REVOLUCIONARIOS y REVOLUCIONARIAS l@s hay, como monte, en las artes escénicas, musicales y plásticas; en el campo de la arquitectura y de la ingeniería; en el plano jurídico y administrativo. En fin, en muy diversos ámbitos, áreas, planos, sectores, países, continentes, épocas y dimensiones. L@s ha habido por cantidades apreciables y el planeta Tierra l@s seguirá pariendo y formando. Las mismas circunstancias que vivimos, las crisis y necesidades que nos impulsan y nos obligan a que surjan, una y otra vez, para demostrarnos que "imposible es no haber encontrado aún la solución" como nos lo recordara Henry Ford.

¿Y qué es un REVOLUCIONARIO o una REVOLUCIONARIA?

Es aquel o aquella que REVOLUCIONA y ¿Qué es revolucionar?

Es revolver, cambiar, modificar y, sobre todo, transformar estructuras, en especial: las genoestructuras y no sólo las fenoestructuras. Es decir: ir a la raíz de los problemas y lograr transformar su apariencia por medio de la transformación de su esencia. Es tener la capacidad para crear, innovar y "voltear la tortilla", en caso de ser necesario.

¡POR AHORA!

Dejémoslo hasta aquí, para una próxima oportunidad. Mientras tanto, reflexionemos junt@s y tratemos de responder esta interrogante:

¿Somos verdader@s REVOLUCIONARI@S?

Yo, no me siento REVOLUCIONARIO ¿Y usted?




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264919.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO