Sociedad, Estado y Geopolítica

El Internacionalismo del Sur, una Posibilidad para la Integración de los Pueblos de América Latina y el Caribe.

En este escenario mundial, cuando los pueblos están sometidos por regímenes globales que responden al capital mundial, en detrimento de las necesidades humanas de las sociedades, y; en un contexto de modelos de atención en la salud pública por la "aparición" del Covid-19, donde se evidencia públicamente la pertinencia o no de los mismos, como factor determinante en las relaciones humanas y de protección de sus conciudadanos.

América Latina y el Caribe, se reposicionan como espacios para la colocación de enfoques distintivos en la política exterior de los países en este hemisferio, es allí; donde el internacionalismo del sur, visto desde una concepción sociopolítica emancipatoria, toma fuerza e imprime relevancia sobre los factores de poder. Es por ello que, al referirnos como una fuerza en movimiento se convierte en un poder que amenaza el statu quo del gobierno estadounidense en el mundo, recordemos que "el internacionalismo es un movimiento político que aboga por una mayor cooperación política y económica entre las naciones para el beneficio mutuo"1 esta idea se ha venido cuajando entre naciones que propugnan su autodeterminación. Por lo tanto, debe ser emblema, imagen, y la voz de los pueblos del Sur.

En el marco de las contradicciones presentes, que fundamentalmente se sitúan en este análisis, "de la posibilidad de la existencia del ser humano en pueblos enteros", se ha observado cómo los grupos sociales más sensible han sido vulnerados en sus derechos… Negros, pobres, campesino, indígenas, es decir; el pueblo trabajador que es garante y motor dinamizador de los sistemas económicos y de riquezas de las corporaciones en el mundo. Esta nefasta antinomia, responde a una dinámica de sociedad impuesta desde el "aparato" hegemónico mundial, con sus instrumentos económicos coercitivos (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco para el Desarrollo, entre otros) que someten a gobiernos y endeudan a naciones enteras, para apropiarse de sus riquezas, con su centro de operaciones en el imperialismo norteamericano, con lógico apoyo irrestricto de lo que se ha conocido como el mundo occidental de Europa (la Unión Europea), acólitos y practicantes históricos de los saqueos de estas tierras.

Esta práctica, se impone luego de los análisis de situación y de estudio, que realizan los grades laboratorios económicos de las trasnacionales y defensores del capitalismo, para asegurarse de espacios estratégicos y regiones que le permitiesen el control de los recursos en todo el globo terráqueo, que se asentaron después de la segunda guerra mundial, recordemos que el término "geopolítica" es propio del discurso burgués, que se generó en víspera de la primera guerra mundial, utilizada para "justificar las diversas formas de expansión imperialista con alegaciones desvirtuadas a los datos de la geografía económica y política…"2 donde visualiza a los países como teatros de operaciones "los Estados como organismos en lucha por el espacio vital"3. Hoy día desde nuestra concepción crítica, se asume como la necesidad de contrastar las potencialidades humanas y de las regiones, para transformar los recursos y convertirlos en instrumentos de emancipación para los pueblos y elevación de su calidad de vida, por ello; es determinante la cooperación mutua, la solidaridad militante y el respeto por la autodeterminación, principios que comulgan dentro de los patrones del nuevo internacionalismo del sur.

Desde Venezuela emerge un nuevo internacionalismo, porque hemos decidido ser libres, para lograr y establecer "una sociedad democrática, participativa y protagónica… promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración Latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos"4, este estado y sociedad prefigurado en el preámbulo y artículos de la Constitución Nacional, que nos hemos dado, pero además, con un gobierno para la gente, como nos dice el Presidente Nicolás Maduro Moros 2019, "No somos libres, no somos revolucionarios, no somos independientes sin pagar el precio del valor, de la rebeldía y el coraje"5 esto, en el marco de la clausura de la Asamblea Internacional de los Pueblos, con presencia de más 500 delegados de 90 países, por consiguiente, Venezuela ha decidido transitar libremente su destino, en paz con la naciones y en cooperación a los pueblos, pero también, resueltos a defenderla con la responsabilidad indeclinables y constitucional por el compromiso de la autodeterminación.

Esta realidad internacional, nos indica la pertinencia estrecha y existente para concretar una avanzada Latinoamericana, que propicie escenarios de conexión entre los movimientos sociales y organismos populares, de carácter internacional, para que los pueblos puedan emerger como factor determinantes en su realidades sociohistóricas, además; se debe convenir espacios no tan sólo para el debate (la retórica), para conclusiones analíticas brillantes de la decodificación de los manuales de operación y teorías económicas del hegemon, sino, convertir tribunas existentes para la correlación de ideas fuerzas, que le impriman el carácter de movimiento a la fuerzas motrices, proveniente desde el propio seno de los pueblos, en sus sociedades, estos espacios, pueden mutar e incorporar nuevos elementos que le son necesarios para los pueblos, en principio, la ayuda mutua por vías expeditas para poder romper el cerco impuesto por los EEUU a los gobiernos progresistas de la región, lo que nos indica, el temor existente en el imperialismo por el despertar de los pueblo, lo que nos llama cada vez más a la unidad.

En la actualidad, como era de esperarse las sociedades se mueven dialécticamente, en algunos casos avanzan hacia la consolidación de principios universales de la humanidad, para la convivencia pacífica, sin embargo; el imperialismo, diseñando planes intervencionistas para asegurarse la hegemonía en el continente, deponiendo con distintos métodos fraudulentos a gobiernos populares establecidos por la vía democrática, que han concurrido con políticas sociales de protección a sus connacionales, como en Honduras, Paraguay, Brasil, Ecuador, Bolivia…, asestando un duro golpe a los procesos de transformación de este tiempo.

Es aquí donde tiene pertinencia, el internacionalismo del Sur, debemos impulsar estos movimientos, encuentros prácticos de atención social y política, espacios que sirvan como instrumentos para visibilizarnos, y; mirar nuestras falencias pero también nuestras capacidades a escala internacional, dado que son instrumentos de defensa de los procesos transformadores que se adelantan en Sudamérica, es por ello que, las misiones cubanas, modélicas donde las y los médicos y profesionales cubanos poseen mayor preponderancia, porque cumplen explícitamente con su misión social, además, dejan tácitamente establecido que el sistema social y político de su país, provee garantizas fundamentales a sus ciudadanos y a otros pueblos, asimismo, lo está realizando Venezuela, es así como movimientos sociales, el Foro de Sau Paulo, como espacio activo abierto, y permanente para mantener actualizada las variables y procesos desencadenantes, La Asamblea Internacional de los Pueblos, espacio para el encuentro y articulación de las organizaciones del mundo, las Misiones Cubanas, ejemplo por su alto desempeño internacionalista, la política de atención por parte de Venezuela, con el desarrollo de misiones sociales, claramente protectoras del pueblo, resaltada por la Naciones Unidas y Organización Mundial de la Salud, sirven hoy como plataforma para la lucha Latinoamericana.

Estos instrumentos, y gobiernos, son hoy atacados "pareciera sin razón" cuestionados por el sistema comunicacional de las corporaciones y los gobiernos acólitos del imperialismo, y en especial por la Casa Blanca. Sin embargo, es comprensible, por cuanto se han convertido en referencia en las relaciones de países para la atención social de sus pueblos, que dista de los métodos utilizados por el capitalismo incluso en su propio patio, más aún; cuando los movimientos contra el racismo, los afrodescendientes en EEUU levantan su voz, por el subyugamiento de centenares de años sobre este pueblo esclavizado y por el deterioro progresivo de sus derechos y garantías sociales.

De allí se deriva visiblemente, los dos modelos de sociedades y de estado, como nos dice el Libertador Simón Bolívar en el discurso de Angostura de 1819 donde concreta en su pensamiento la sociedad que prefigura para la posteridad y que desde Venezuela se ha establecido en la Constitución Nacional del 1999 y que propugnamos fervientemente que "Sólo la democracia, en mi concepto, es susceptible de una absoluta libertad"6, la democracia de los pueblos, la verdadera, esta que sirve al desarrollo pleno de sus ciudadanos, esta sociedad con un estado que está bien definido, el modelo que hoy en este siglo XXI debemos construir como sistema social, aquel que Bolívar indicó "el sistema de gobierno más perfectos es aquel que procure mayor suma de felicidad, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política"7, también nos señala, que la lucha es larga, es necesariamente consciente, bajo el principio de colaboración y unidad, y que el oponente es poderoso y realizará cualquier subterfugio para imponerse.

Hemos visto los desmanes que el sistema capitalista ha generado, además de privilegiar a unos pocos que no se encuentran físicamente en el territorio, apropiándose sistemáticamente de los recursos, por eso, y por lo que ha acontecido a lo largo de la colonización de estas tierras, otra vez Bolívar en 1815 decidido por la soberanía de la nueva república con sus principios inquebrantables, nos alienta a continuar cabalgando hacia un destino superior, allí nos dice "el velo se ha rasgado: ya hemos visto la luz, y se nos quiere volver a las tinieblas; se han roto las cadenas; ya hemos sido libres; y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos. Por lo tanto, la América combate con despecho, y rara vez la desesperación no ha arrastrado tras sí la victoria"8, cual profeta enmarca la carga histórica de los pueblos del sur, que esta, la victoria, por una nueva sociedad justa y amante de la paz, es posible si construimos una fuerza unitaria en movimiento permanente dentro del cono sur, que devele la verdadera razón del internacionalismo de los pueblos del sur.

Finalmente, es impostergable que los factores sociales y políticos en Latinoamérica con los instrumentos existentes, con un objetivo supremo, el de garantizar las mayores condiciones y oportunidades a nuestros pueblos, para obtener una calidad de vida plena, como se merece, con respeto y equilibrio al ambiente, podamos transitar sin tropiezo ni ambigüedades al desarrollo, a la justicia e igualdad de nuestros pueblos, de nuestro continente Latinoamericano, cómo nos señala Hugo Chávez es inadmisible "sacrificar a la especie humana invocando de manera demencial la vigencia de un modelo socioeconómico con una galopante capacidad destructiva"9 por eso, ratificamos con Chávez la existencia de un "compromiso con la verdadera integración de nuestros pueblos de América Latina y el Caribe, unidad para ser libres, unidad para ser grandes"10 nos dijo el Comandante, y nos recuerda que "América del Sur es uno de los bloques, geopolíticos de América Latina. Requerimos un proyecto Nacional suramericano"11 si logramos alcanzar nuevos estadio de liberación y cooperación internacional en nuestra región podemos con Benedetti declarar que el Sur nos pertenece, que el Sur también existe, porque "…hay hombres y mujeres, que saben a qué asirse, aprovechando el sol, y también los eclipses, apartando lo inútil, y usando lo que sirve, con su fe veterana, el Sur también existe…!!!"12 La capacidad de lucha está más que demostrada, demos sin temor los pasos para alcanzar el alba de la nueva sociedad. La sociedad justa y amante de la paz.


Referencias

1.- Portal CUBADEBATE… cubadebate.cu/etiqueta/internacionalismo/

2,3.- O Razinkov (Traductor al español), Diccionario de Filosofia, Editorial Progreso Moscú, 1984 pág. 195

4.- Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Preámbulo oas.org/dil/esp/constitución_venezuela.pdf

5.- Geraldina Colotti, Un Nuevo Internacionalismo Nace en Venezuela, marzo 2019 Portal AMERICA LATINA en movimiento. alinet.org/es/articulo/198616

6,7.- Luis Daminai// Omaira Bolívar (compiladores) UBV, Pensamiento Pedagógico Emancipador Latinoamericano, 1ra edición 2007, pag. 19, 23

8.- Simón Bolívar, Carta de Jamaica 1815, Comisión Presidencial para la Conmemoración del Bicentenario de la Carta de Jamaica, Colección Unidad Nuestra Americana. Primera edición 2015. Pag 12, 16,17

9,10,11.- Elvira Narvaja de Arnoux, el discurso latinoamericanista de Hugo Chávez 2008, Editorial Biblos. Pág. 34, 51,52

12.- Portal, Poemario, Mario Benedetti Es Sur también existe. poemario.org/el-sur.tambien-existe/

 

joseluisgonzalez064@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 566 veces.



José Luis González

Profesor. Defensor de los postulados del Socialismo Científico, Chavista, Antiimperialista y militante revolucionario… apasionado por los derechos de los pueblos...

 Joseluisgonzalez064@gmail.com      @jlenrevolucion

Visite el perfil de José Luis González R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Luis González R.

José Luis González R.

Más artículos de este autor