“Si me dejan volver al país, lo pongo a funcionar y a la industria petrolera”

En estos momentos, se puede percibir a través de los mensajes de Ramírez por Tuiter, que la susceptibilidad la tiene a flor de piel. En dichos mensajes se intuye que tiene cambios de sentimientos con frecuencia, se percibe demasiado frágil para ser político y sobre todo delicado. Parece ofenderse con cualquier cosa. Si Ramírez, publica sus artículos en Aporrea, en Panorama, en tuiter o en cualquier otro medio, ¿puede estar quejándose de que sus planteamientos están ""sometidos a una férrea censura del Gobierno de Maduro"?

Ramírez cae en el mismo grupo de "chavistas" o personas que estuvieron con el gobierno de Chávez, unos que no hicieron nada durante su gestión y que ahora son capaces de proponer soluciones a los problemas del país, y otros como Ramírez que creen que hicieron demasiado por el país y eso lo tienen como carta de presentación como si en verdad fue tal. Y precisamente, ese detalle ha sido el que lo tiene tratando de crearse o continuar con la imagen del "indispensable" en la empresa petrolera, que lo lleva hasta proponerse como salvador de la situación del país. Al respecto, señaló que, si lo dejan volver al país lo pone a funcionar y a la industria petrolera, porque, manifiesta que ahora si conoce a los ingenieros y a la tecnología que se necesita. Supongo, que no serán los mismos profesionales que están presos y andan huyendo, porque conocieron tanto a la industria petrolera que le descubrieron su lado flaco y la desguazaron.

Hay que reconocer que la debacle de PDVSA no se originó espontáneamente, sino que hubo una mano y un cerebro que la llevó a ese estado de calamidad. Que los porcentajes de culpas se distribuyan entre varios suena más justos, pero achacar la responsabilidad a una sola persona o al último que se encarga de la misma, no es lo más aceptable.

Últimamente, Ramírez se parece a Trump. Cada vez que Trump falla en sus golpes contra Maduro, de inmediato apela a las sanciones para disimular la derrota parcial que recibe. Por su parte, Ramírez, cada vez que Maduro intenta resolver algún problema, de los generados por Trump, así muchos digan que no, sale Ramírez, como ahora a decir lo que piensa sobre Maduro como para minimizar su posible éxito, en caso de que los barcos iraníes concreten su arribo al país con la gasolina que necesitamos y que de seguro Ramírez, en parte tiene que ver con esa necesidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3770 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: