El Partido somos nosotros

¿Cuál Partido?¿Cuál Socialismo? ¿Cuál Revolución? Estas interrogantes, que retumban nuevamente en nuestras mentes y en nuestros corazones, tienen diferentes respuestas en cada uno de nosotros. Quiénes han militado, con disciplina y abnegación, en un partido de tradición histórica y raigambre popular como el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y aún, quienes dentro de ese partido han tenido distintas responsabilidades o numerosos años de militancia, por citar sólo dos variables, no les es fácil coincidir y tener respuestas similares, frente al reto de disolver de un plumazo lo que les costó construir, en medio de dificultades y abatares, sin ceder un milímetro a sus compromisos partidarios y a su dignidad ¡No es fácil! Tampoco, les es fácil incorporarse, a aquellos que hace 40 años, después de la Conferencia de la Montaña, decidieron separarse del PCV y construir el Partido de la Revolución Venezolana (PRV); tampoco, a quienes en los años 70, hicieron lo mismo, creando esperanzas a través del Movimiento al Socialismo (MAS) Cada uno, a su modo, intentando hacer realidad la Utopía Socialista. Cada cual, en su momento, respondiendo, de muy diversas formas, estas interrogantes. Existen partidos y organizaciones, a los cuales les resulta mucho más sencillo tomar esta decisión. Como lo han hecho ya el Movimiento V República (MVR) y otros partidos y organizaciones. Estamos "situados" en la realidad, de manera distinta, con variados niveles de información, diferentes enfoques y teorías explicativas de la realidad, diversas creencias y filosofías de la vida en sociedad, múltiples y, a veces, contradictorios valores y principios e intereses y motivaciones, que no siempre confluyen en una misma dirección y sentido. No es fácil, entonces, conciliar, mezclar, amalgamar, combinar, complacer, armoniza y, en definitiva, unir, lo que no es fácil unir. Difícil, más no imposible. Por eso, resulta refrescante al espíritu de búsqueda de la unidad de acción y de lucha permanente por encontrarnos todos, en un solo camino militante de alegría, a favor de la vida en el planeta; descubrir, aquel poema de quien nos enseñó que los que luchan toda la vida, son los imprescindibles, y no aquellos que luchan un día, unos años o sólo hasta que exista el Partido en el que militan o mientras el Partido responda a sus intereses particulares.

Se pregunta Bertolt Brecht, en su poema "El Partido somos nosotros", en el que nos inspiramos para escribir este artículo: ¿Quién es entonces el Partido? ¿Vive entre cuatro paredes? ¿Está prisionero en las cárceles? ¿Escucha en el auricular de los teléfonos? ¿Son sus pensamientos secretos sus conclusiones desconocidas? ¿Quién es entonces el Partido? Haciendo gala de su magistral poesía nos responde: El Partido somos nosotros. Tú, yo, y nosotros, nosotros todos. Se viste con tu ropa. Y piensa en tu cabeza. Donde nosotros estemos, allí estará el Partido, donde se le ataca allí combate. Muéstranos el camino que debemos seguir y nosotros lo seguiremos contigo. Pero no sigas sin nosotros el camino. Sin nosotros ese camino es el peor, no te separes de nosotros, podemos equivocarnos y tú tener razón, luego no te alejes de nosotros. Y remata diciendo: Nadie lo niega, vale más el camino corto que el largo, pero si uno de nosotros lo conoce y no lo puede demostrar ¿de qué nos sirve su sabiduría? Sé sabio, pero sé sabio con nosotros. No te alejes, jamás de nosotros.

Este poema nos viene como anillo al dedo, cuando pensamos en las intuiciones, los razonamientos y las inspiraciones, de quien hemos asumido como nuestro líder fundamental. Si sustituyéramos, en el poema anterior, la palabra "Partido" por la de "Chávez"; parodiando a Brecht, preguntaríamos: ¿Quién es entonces Chávez?…responderíamos: Chávez somos nosotros. Tú, yo, y nosotros todos…Donde nosotros estemos, allí estará Chávez…Chávez, muéstranos el camino que debemos seguir y nosotros lo seguiremos contigo. Pero no sigas sin nosotros el camino…Me pregunto, inspirado en el poema de Brecht: ¿Alguien conoce un camino más corto? Entonces digo con el poeta: Si alguien conoce un camino más corto, que nos lo demuestre.

No resultó derrocar a Pérez Jiménez; tampoco resultó, incorporarnos a la lucha armada en los años 60 y 70; ni se diga, las expectativas creadas por el llamado "socialismo real" y mucho menos, las del "socialismo light". Esos caminos no resultaron. Esa es la verdad. Con la admiración y el respeto que nos merecen quienes dieron lo mejor de sí, a favor de demostrar que había un camino corto, para llegar al Socialismo. Esto nos remite a la pregunta ¿Cuál socialismo? Porque hay muy diversos paradigmas de socialismo: Utópico, Científico, Anarquista, de Mercado, Democrático, Cristiano, Ambientalista (Ecosocialismo), Autogestionario, Espiritual, Originario, Indigenista, Corporativo, de Cátedra, de Estado, Ético, Guildista, Libertario, Verdadero, Rotario, Real, Humanista…Y ahora, últimamente, impulsado por Chávez y "creado" por Heinz Dieterich, el mal llamado Socialismo del Siglo XXI. Que no es nada más que, en el caso venezolano, aquel que se inspira en la palabra y la acción de Rodríguez, Bolívar, Zamora, Miranda, Sucre y de nuestros originarios pobladores indígenas como Guaicaipuro, Tamanaco y, por qué no, de influencias externas de revolucionarios como Jesucristo, o de Tupac Amarú o Tupac Catari, que nos vincula a pensadores como Mariátegui y la posibilidad de construir un paradigma, desde nuestra historia y nuestra cultura. Un socialismo indoamericano, que nos sumerja en el torrente humano hacia el camino de la Quinta Amerindia ¿Quiénes? ¡Nosotros! Y ¿Quiénes somos nosotros? ¡Nosotros somos Chávez! Y ¿Quién es Chávez? ¡Pueblo! ¿El Partido? ¡Somos nosotros!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4052 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a28995.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO