Exterminio

Existe expectativa acerca de cómo se va a acabar en un futuro cercano la vida en Venezuela, o eso que todavía nos queda que llamamos vida. Si será por el cambio climático, por una tercera guerra mundial que se ve como acercándose, o por el pleito entre los dos presidentes que tiene el país, tal vez por una plaga inducida por una potencia enemiga. Se han visto muchas cosas, hasta es posible una combinación de todas esas causas. Lo cierto es que ya el exterminio de la humanidad en general y, el nuestro en particular, viene cumpliéndose desde hace algún tiempo conforme a la demencial manera en que explotamos y consumimos los recursos que nos ha prodigado la Madre Tierra.

Una teoría.-

Ciertos pensadores han conjeturado que nada hay de casual en este estado de cosas y que una secta secreta de hombres y mujeres con poder en las más altas esferas planetarias está ejecutando un plan siniestro para crear un nuevo orden mundial con menos gente. El planeta ─se sabe que así piensan en dicha secta ─ está superpoblado y los alimentos se encarecen y no alcanzan para todos, al igual que tierras fértiles y agua. Las oligarquías de los países se manejan dentro de este marco apocalíptico y concentran la felicidad y riqueza entre ellos solitos mientras administran el hambre de la gente y su tiempo de vida conforme a sus conveniencias. Reparten asimétricamente lo que hay (lo que el capitalismo desenfrenado y destructor va dejando) quedándose con lo ancho para ellos y dejándonos lo angosto y sus miserias, a quienes poco o nada ya tenemos. Argumentan que se trata de clasificada y secreta política de primer mundo para salir de tanta humanidad que demanda derechos que "el sistema" ya no puede conceder.

Aquí mismo en nuestra querida Venezuela, nuestros políticos, para no quedarse atrás como unos simples explotadores de un silvestre país tercermundista, se han puesto a la par y están dando un emprendedor aporte a esa estrategia de reducir la población y la están llevando a cabo a cabo con absoluta precisión de relojería suiza. Casi está demás reseñar el beneplácito de los misteriosos demiurgos de la secta, que han hecho del exterminio de seres humanos la solución a los graves problemas de recursos que ya tiene nuestra querida, contaminada y única nave espacial que nos está llevando de paseo por el cosmos.

Al menos, la eficiencia de nuestros dos gobiernos con sus dos presidentes en la reducción de la población de pobres está ya en marcha y fuera de toda duda y, distinguidos miembros del grupo de Bilderberg, parte muy activa de la genial idea de acabar con medio mundo, se dice que han destinado un equipo de científicos que va a venir a hacer un estudio del por qué de tanta eficiencia y en tan poco tiempo en nuestro país en el cumplimiento de sus tramontanos designios. Hasta se rumora por los bajos fondos políticos y financieros del primer mundo que van a venir a felicitar a Maduro y a Guaidó por el excelente trabajo mancomunado que han venido realizando al frente de la tarea en cuestión. Puede ser que hasta se tomen un cafecito juntos los dos presidentes cuando el grupo Bilderberg los reúna para concertar algunos pormenores y cabos sueltos. Los bancos mas importantes del mundo, accionistas de corporaciones y gobiernos interesados están muy contentos con este singular dúo muy dinámico que, en tan breve tiempo, han logrado desmontar la utopía emancipadora del Pueblo y han convertido a nuestro país en un estado fallido y desregulado a imagen y semejanza de sus intereses corporativos.

Fedecámaras, la Conferencia Episcopal y la novedosa boliburguesía estarían de plácemes por la mencionada visita del Grupo Bildelberg y brindarian su apoyo al propósito de develar las estrategias que se ocultan en las entrañas de tanto éxito y que seguramente van a husmear en los tejemanejes de la deuda externa, el exterminio de los derechos laborales de los trabajadores, la ruina de la empresa que nos daba de comer a todos y el colapso de todos los servicios públicos. Estamos seguros, dado el rigor metodológico que rige en ese transnacional ente iluminati, que también auscultarán en profundidad las ejecutorias de Guaidó relativas al decomiso de Citgo, apropiación indebida de Monómeros de Colombia y toda esa maraña urdida con países enemigos de Venezuela para usurpar embajadas y otros organismos. Y no es de dudar, por la sapiencia de los científicos, que hurgarán en las peculiares relaciones amistosas de este hombre con rastrojos y otros grupos irregulares que también practican el exterminio de personas picándolas con motosierra o echándolas vivas a los caimanes.

Ya estamos listos.-

Semejante teoría, sea o no verídica, no debe preocuparnos. Quizá venga tal comisión o quizás no venga, pero a nosotros los venezolanos tal cosa no nos importa. Total ya estamos siendo exterminados lentamente en el presente y en el futuro, en nuestros cuerpos magros por la dieta deficiente, espiritualmente y como nación. Nuestro interés primordial y urgente como seres humanos es ver cómo vamos a sobrevivir o a morir ahorita mismo en el futuro inmediato con salarios de hambruna, sin prestaciones, si agua, sin electricidad, sin internet, sin maestros y profesores, sin estudiantes, sin calzado, sin trasporte público, con tantas familias dispersas por el mundo,… sin felicidad. Y más allá, como país, qué construiremos entre todos para enfrentar la estrategia de hambre de la cual somos las víctimas directas.

Mientras nos exterminan nos piden que votemos por ellos… extraño amor y extraña democracia el de ese dúo dinámico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 511 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a286410.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO