¡Chávez nos movió el piso!

Chávez en la Profecía (parte II)

Sin duda alguna que los cambios duelen. Una vez más Chávez, nuestro presidente y líder de la revolución está siendo una vez más blanco de ataques al tomar una decisión que pareciese rayar en el autoritarismo, en una actitud de guapetón de barrio apoyado con siete millones de votos. Pero sería una falta de visión de ver el cuadro completo porque hemos muchas veces estar viendo el mundo que nos rodea desde la óptica del partido que dirigimos o conformamos. La desición del presidente de no llevar lo del partido único a un gran debate, sino por decreto a su manera, instaurarlo invitando a todos uniserles no cayó muy bien en miles de seguidores.

Yo vi con buenos ojos la determinación del Presidente porque he pasado por allí, sé lo que es pasar de la noche a la mañana de una dirección a otra a veces sin que se esperara mi opinión; ¡Lo aceptas o lo dejas!. Y esas son las cosas que hacen de Chávez una persona auténtica, un hombre que ha entendido los tiempos, que ha llevado sobre sus hombros el peso de la incomprensión, las más crueles difamaciones, las más terribles traiciones, cargando a veces la duda, el desacierto, y todo lo que un líder de su talla debe sobrellevar.

Cómo es posible que aún se siga viendo a Chávez como un líder que llegó solo para ser presidente, él es más que eso, es el prototipo de un Moisés que libera a su pueblo del imperio Faraónico, un Abraham que dirige a su pueblo a través del desierto, un Josué que esperó por décadas su hora y asumió con fuerza y visión de Dios la dirección de un pueblo tan obstinado como era el pueblo judío de su tiempo. Uso las figuras bíblicas porque son tan aleccionadoras donde se puede ver a leguas como Dios irrumpe en la temporalidad del ser humano para señalar los cambios y alcanzar las más grandes liberaciones que se puedan dar.

Es eso lo que está sucediendo en el país, especialmente desde el año 1998. Nunca me hice Chavista a ver qué conseguía con las políticas del presidente, a ver que carguito, o qué posición alcanzaría en cualquier partido que apoyan la revolución. Siempre vi en Chávez un nuevo tiempo para Venezuela, el levantamiento que Dios hacía de este hombre sui generis, único y auténtico que ha roto todos los paradigmas posibles y que con una gallardía ha sabido conducir a un pueblo a una liberación que desde Simón Bolívar no se veía.

En vista de que se ha tratado de buscar divinizar el triunfo de Chávez a través de profecías tanto cristianas como esotéricas, quiero una vez más compartir algo más de aquel artículo que hace poco aporrea publicó el cual titulé: Chávez en la profecía. Esto lo escribió una mujer con un corazón para Dios tiempo antes de que Chávez triunfará en su primera candidatura, y de la cual ella para nada gustaba esa persona para ser presidente, ella escribe de lo que le vino a su espíritu de parte del Señor. Se dará cuenta de que esta revolución tiene una conexión divina que sin duda alguna conlleva un propósito redentivo para todo el pueblo de Bolívar. He aquí un segmento de ese pequeño libro: ¿Posición Política o Palabra Profética?, usted puede solicitar este ejemplar visitando la pagina Web www.ccnven.org, escribiéndole a la iglesia que hace años editó.

“…el Espíritu Santo siempre apacible y sereno como un viento cálido habló a mi espíritu diciendo: Hija mía será Hugo Chávez Frías ganará las próximas elecciones presidenciales y su gobierno será como el del rey Usías. Es mi deseo terminar la obra libertadora que comencé hace 200 años, solo espero que mí Iglesia entienda el momento que está viviendo y la posición que debe tomar en esos días”.

“En esos meses le pregunté al Señor ¿Por qué él?, ¿Por qué precisamente él?, entonces Dios me habló y me dijo: No será Enrique Salas Romer porque pose el espíritu de Saúl: celoso, controlador y manipulador. Tampoco será Luis Alfaro Ucero porque pose el espíritu de Acab, corrompido, ligero en irse detrás de ídolos paganos, y tampoco será Irene Sáez Conde porque pose un espíritu Jezabelico, controlador y traidor, del cuál será victima”.

“…los días siguiente dediqué a leer con atención, lo que dice en la Biblia en el libro 2 Crónicas capítulo 26, acerca del rey Usías, a rasgos generales pude apreciar los siguientes aspectos: Primero Usías fue elegido por todo el pueblo; Segundo, comenzó a reinar joven, Tercero, fue un hombre recto que siguió el ejemplo de su padre, y Cuarto mientras buscó a Dios, él lo prosperó. Quinto, reedificó ciudades las cuales restituyó a quines pertenecían; Sexto, extendió su territorio librando batallas y construyendo ciudades en las tierras conquistadas; Séptimo, fortificó las puertas de la ciudad; Octavo, desarrolló un sistema agrícola y ganadero muy productivo. En 2 de Crónicas dice que Usías era amigo de la agricultura; Noveno, organizó un poderoso ejército de soldados de primera clase y los dotó con armas modernas fabricadas por ingenieros. En el momento cumbre de su liderazgo se enorgullece, se revela contra Dios y en un ataque de soberbia tiene enfrentamiento con los sacerdotes del templo, quedando leproso por el resto de sus días”

Sorprendente el paralelismo entre el reinado de Usías y lo que ha sucedido con Hugo Chávez en 8 años; veamos algunos:

-Chávez es elegido por mayoría, no solo una vez sino todas las veces que se mide electoralmente. Estas última alcanzado más de 7 millones de votos.

-Comenzó siendo joven cuando ganó la vez primera.

-Es un hombre con bastante integridad y recto (Eso no quita pensar en sus defectos)

-Siguió en ejemplo de su padre (Simón Bolívar)

-Reedificó las ciudades, y las que ahora está creando.

-Desarrolla un sistema agrícola a través de la lucha contra el latifundio proveyendo alimento para el pueblo a través de las redes mercales.

-Está organizando un poderoso ejército para la defensa del territorio; esto lo hemos estado viendo primero en el concepto cívico-militar, también en las reservas y luego en la modernización y actualización doctrinal de todas las Fuerzas Armadas.

-Se revela contra la máxima representación (“entre comillas”) de Dios en Venezuela como es la oligarquía y el Clero Católico.

-A igual que Usías, Chávez en su momento se enorgulleció confiando demasiado en las Fuerzas Armadas, pero un gran componente jerárquico le traicionó luego con el golpe de estado. Esto, a mi parecer, dio un nuevo rumbo al liderazgo del presidente en confiar más en Dios que en el poder humano.

Ahora que Chávez convoca a una unidad socio-política a través de un partido único tiene sus razones porque para esta nueva etapa a la que él llama La Nueva Era para Venezuela (que no tiene que ver con una corriente religiosa) sino con un cambio de época, entiende que necesita toda la unidad posible para que los procesos de cambios se profundicen y consoliden los fundamentos de un nuevo sistema político, social y económico que llama Socialismo, distinto a lo existente en el mundo.

Recuerden las palabras de la hermana que transcribió esta profecía al decir que “…es mi deseo terminar la obra libertadora que comencé hace 200 años,…” es decir que Dios está determinado terminar el pacto que hizo con Bolívar hace 200 años cuando inspiró en éste libertar a Venezuela y por ende a Latinoamérica; eso explica entonces todos los valores patrios que han surgido desde que Chávez llegó al poder. Un sentido histórico de los cambios que se están dando, una identidad con los próceres de la Patria, una revisión de la doctrina e ideal bolivariano, la fuerza espiritual libertadora con que el Pueblo se ha levantado. En pocas palabras la forma en que Dios ha irrumpido en la nación con propósitos eternos que ya están sacudiendo otros sistemas políticos en el mundo y por el cual, a igual que le paso a Bolívar, fuerzas contrarias le han adversado a muerte.

Me arriesgo mucho hacer estas interpretaciones porque hay quienes me califican de idolatra de Chávez. No, tengo una clara percepción de la historia y un convencimiento de la existencia de Dios como libertador de naciones tal como lo ha hecho a lo largo de la historia humana.

Esto que Chávez a convocado como Partido Único ciertamente nos movió el piso a todos porque se esperaba que los cambios se comenzarían a dar progresivamente a mediados de Enero del año entrante, pero agarró por sorpresa a millones y hoy vemos a lo interno de los partidos y movimientos acatar, pensar y esperar a esa nueva línea que se esperaba pero no a la manera de Chávez.

Pienso a veces que los cambios lo mirábamos a los de la oposición, pero ahora nos toco a nosotros porque este es el momento en que nuestros corazones demostrarán si estamos en este proceso por apetencias personales y grupales o porque de verdad estamos conscientes de que este proceso revolucionario lleva como fin el desarrollo pleno de esta nación y por ende la liberación de todo un continente.

Juliocesar1221yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8944 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a28575.htmlCd0NV CAC = Y co = US