Ahora el diálogo es en Noruega para solucionar la crisis en Venezuela

En nuestro país hablar de diálogos para los acuerdos y terminar con la crisis ya desatada en todos los órdenes, es como creer en las famosas reuniones que se hicieron con representantes del gobierno y la oposición a la cual se le dio el nombre de "Comisión por la Verdad"

A finales de enero del 2019 la ministra de Relaciones Exteriores de Noruega Ine Eriksen Soreide, afirmo que Noruega estaba "lista para contribuir siempre y cuando las partes así lo desearan" refiriéndose a los diálogos para los acuerdos. Postura que ha sido comentada como una manifestación de la voluntad de ese país nórdico para mediar entre las partes que aspiran a repartirse el poder en Venezuela, porque en el fondo es de lo que se trata. Noruega es uno de los estados europeos que se inhibió de mostrarse de acuerdo con Guaidó como presidente provisional y se limitó a llamar a nuevas elecciones libres en Venezuela.

Los representantes que han acudido a Oslo para la negociación en SECRETO por parte del gobierno "bolivariano" figura el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez. Los delegados de Guaidó, es el ex diputado Gerardo Blyde y Fernando Martínez Mottola, ex ministro de Carlos Andrés Pérez, a los que se ha unido el diputado y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González. Las agencias de noticias internacionales señalan que hasta el momento las reuniones han sido exploratorias en aras de elaborar una agenda, agenda que particularmente creo, al igual que otros venezolanos, se hace para ver como se reparten el botín, en la siempre anunciada "metodología" de trabajo.

"OPERACIÓN LIBERTAD"

Ahora bien, hablar de diálogos para los acuerdos y la reconciliación es una gran falacia, por aquello de que en la práctica oposición y gobierno –por debajo de la mesa- siempre han conciliado, siempre han negociado, siempre han entregado nuestra patria al mejor postor y siempre han estado a la orden de ese ESTADO PROFUNDO representado en los grandes conglomerados que poco a poco se tomaron la industria petrolera y ahora van por el Arco Minero. Es allí donde hay que centrar la atención, por aquello de que nuestra clase política, económica junto a las cúpulas militares han jugado un papel muy importante en su condición de celestinos y de judas, a favor del gran capital sin importarles la patria que les vio nacer. Al fin y al cabo, son caimanes del mismo pozo, como dice el refranero popular.

Siempre he creído al igual que muchos venezolanos que las diferencias de la "oposición y el gobierno bolivariano" son de forma pero no de fondo, si algún ingenuo duda de lo que estoy señalando se lo puede preguntar a el nuevo líder de la oposición el señor Guaido y a Diosdado, quienes en reunión secreta y sembrando una matriz neuro lingüística que se asienta y se posesiona en el mapa mental de las muchedumbres llamada "Operación Libertad", cuya finalidad era liberar a Leopoldo López, jefe político de Guaidó y el policía Iván Simonovis –entre otros que saldrán- mientras las multitudes venezolanas creían ingenuamente que el presidente "obrero" en esa llamada "Operación Libertad" se iba a dar a la fuga o iba a renunciar, para que las arpías de siempre tanto de la oposición como del gobierno del ayer y hoy, convocaran a elecciones. Para muchos, tal operación iba a dar al traste con el gobierno de Nicolás Maduro.

TODO TERMINARA COMO SIEMPRE

En Venezuela hablar de diálogos para los acuerdos, acuerdos que podían dirigirse y orientarse a terminar con la crisis ya desatada en todos los órdenes, es como creer en las famosas reuniones que se hicieron con representantes del gobierno y de la llamada oposición a la cual se le dio el nombre de "Comisión por la Verdad".

Esas comisiones fueron instaladas en el año 2016, cuyo objetivo era la de buscar justicia por las acciones violentas que oposición y gobierno protagonizaron en el 2014, dejando como saldo de esas confrontaciones más de 100 muertos que los puso el pueblo, más de mil heridos que también los puso el pueblo y centenares de presos donde detenían a gente que también pertenecían a los sin techo de siempre, mientras los de arriba –como siempre- llegaban a jugosos acuerdos por debajo de la mesa para repartirse el poder.

Si algo tiene Venezuela, es una clase política y económica retorcida, malévola y perversa, además de corrompida hasta los tuétanos y allí hay que incluir parte de las cúpulas militares.

Mientras los llamados "diálogos", sólo han servido para hacer turismo, con dinero del estado venezolano. "Este país que es el más rico de toda la América Latina, muestra ante los ojos angustiados de su gente, un panorama de males y penurias que se ahonda en la existencia misma de grandes contradicciones: mientras unos lo tienen todo, comodidades, lujos, placeres y bonanza; otros nada poseen, ni nada les espera, a no ser la muerte en la más completa pobreza. Mientras unos tienen en bancos y cajas fuertes millones de bolívares, otros carecen de recursos más elementales de la vida humana. Mientras unos pueden mandar a sus hijos a los mejores colegios, otros tienen que resignarse a ver a los suyos crecer en la ignorancia. Mientras unos viven como parásitos, sin trabajar ni producir, otros no encuentran donde colocar su fuerza de trabajo. Mientras unos ven a sus mujeres dar a luz en clínicas lujosas, otros, los más, tienen que conformarse con verlas parir como animales en sus ranchos inmundos. (Fabricio Ojeda. Carta de renuncia al Congreso de la República. Caracas, 30 de junio de 1962).

Es el escenario de siempre, el de ayer y el de hoy, es la vigencia del pensamiento de un hombre como Fabricio, que interpreto una realidad que ha perdurado en el tiempo y que sigue siendo una situación ya inocultable, donde se obliga, se impone a colocar "rodilla en tierra" a todo un pueblo para resignarlo a que siga sufriendo las consecuencias de las políticas hambreadoras de los distintos gobiernos que hemos tenido y que corresponde a dos modelos de dominación llámese capitalismo o socialismo.

Es por toda esta situación que muchos venezolanos creemos que el dialogo esta en calle, desde abajo, con gran firmeza y sentimiento patriótico y lejos de la influencia del gran capital, responsable de esta situación que vivimos, bajo la complicidad encubridora y alcahueta del gobierno y la oposición.

Necesitamos un nuevo país, un nuevo proyecto de nación y sólo lo obtendremos, si los de abajo cumplimos con el compromiso histórico de crearlo, lejos de la influencia anglo-americana que tanto daño le ha hecho a nuestra nación y al resto de países de nuestra América Latina. De allí nuestro planteamiento –desde el Tercer Camino- de una constituyente originaria, para abrir la puerta hacia la grandeza de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 967 veces.



Enrique Contreras Ramirez

Militante de Ruptura

 comentando.noticia@gmail.com

Visite el perfil de Enrique Contreras Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278778.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO