Propuestas para la elaboración del Plan del Cambio y la rectificación revolucionaria 2019

INTRODUCCIÓN

Luego de participar en los debates pautados por el Congreso de los Pueblos para recabar propuestas para la elaboración del PLAN DE CAMBIO Y RECTIFICACIÓN 2019 solicitado por el presidente constitucional Nicolás Maduro, a continuación se presenta un resumen de la agenda concreta de acción con visión revolucionaria que ha decidido la Fuerza de Profesionales y Técnicos, un conjunto de hombres y mujeres patriotas que aman y defienden esta patria Venezuela, la cual pertenezco.

Como introducción, vemos que realmente EL PROBLEMA ACTUAL NO ES POLÍTICO-IDEOLÓGICO, porque el pueblo venezolano resolvió por la vía democrática y electoral el sentido político de nuestra futuro como Nación que es el SOCIALISMO. La TENDENCIA SOCIALISTA ha alcanzado y está presente en la fase donde realmente debe darse: en el proceso de distribución de los ingresos y la riqueza social, que era la visión de nuestro máximo líder supremo y guía ideológico que es Hugo Chávez Frías.

Hoy es reconocido por toda la población que el 75% del presupuesto nacional se destina a la atención social, que las políticas diseñadas por el Ejecutivo buscan el bienestar social, que a pesar de los circunstancias difíciles el presidente Nicolás Maduro no se cansa de destinar todo su esfuerzo por llevarle la mayor suma de felicidad posible a nuestra población más vulnerable.

En tal sentido, insistimos que el problema en estos tiempos no es político porque la derecha venezolana ya no manda en Venezuela, porque la derecha se ha extinguido y autoflagelado del sistema político nacional. Porque en la derecha política y económica nacional el que manda es el gobierno de Estados Unidos y sus transnacionales como siempre lo hicieron en tiempos de la Cuarta República. Realmente ellos son los que han salido derrotados por el pueblo revolucionario una y otra vez tanto en las urnas electorales, con los votos, así como en las calles, gracias a la inteligencia y las armas de la UNIÓN CÍVICO MILITAR cada vez más fortalecida en nuestra patria soberana.

Es por lo anterior, que éste movimiento político entiende que la problemática planteada en el contexto actual es económico, por tanto, las respuestas deben ser económicas, que vinculen decisiones revolucionarias convencionales y no convencionales en el plano fiscal, cambiario y monetario, así como en las políticas de determinación y control de los precios de la economía, que conlleven a sanciones más severas contra los empresarios, comerciantes y particulares que manipulan los precios todos los días haciéndoles daño a la población general.

De igual forma, que se incorpore el uso de nuevas tecnologías para el control social (el impulso de una sociedad más panóptica), y de una vez por todas se incorpore al pueblo revolucionario organizado en el Congreso de los Pueblos en la toma y ejecución de las grandes decisiones gubernamentales vinculadas a la producción y distribución nacional de los bienes esenciales que requiere nuestra sociedad.

Se planteó la necesidad de acoplar el aparato productivo para la economía de guerra que tenemos y sea impulsada desde el Congreso de los Pueblos.

Una de las propuestas centrales del debate, que integra tanto al primer eje temático de "la paz-soberanía de la patria y la justicia" como al segundo eje "de la economía - construcción de un nuevo modelo económico para derrotar la guerra económica, giró en torno a la radicalización del proceso revolucionario a partir de LA CONSTRUCCIÓN DE UNA "SOCIEDAD ECONÓMICA PATRIÓTICA" EN TIEMPOS DEL BLOQUEO IMPERIAL.

Porque se entiende que el mayor temor de Estados Unidos es que la sociedad venezolana logre algún día la coordinación social independiente, necesaria y suficiente entre los hombres y mujeres trabajadores, los verdaderos empresarios patriotas, los intelectuales y científicos patriotas, los dueños de la tierra y capitales patriotas, es decir que el país se encuentre. Porque saben que en poco tiempo construiríamos el mejor país de América Latina, porque gracias a nuestras riquezas y bendiciones naturales nos transformaríamos en el mejor escenario para las inversiones extranjeras, para el desarrollo de grandes infraestructuras industriales, de conglomerados energéticos para suministrarles a Latinoamérica y al resto del mundo.

Es por lo anterior que los gringos insisten, financian, nos acechan, bloquean, conspiran y compran a traidores de la patria para mantenernos dividido, descoordinado y desestabilizados. Es un hecho concreto, que el presidente Maduro le ha insistido a los empresarios privados, entre ellos a los grandes monopolios y gremios empresariales de derecha, que aún existen, dominan, manipulan los precios todos los días y hacen daño, para que se haga una tregua en la economía y comencemos a trabajar juntos en el progreso y desarrollo del país, como un compromiso para poner en marcha las distintas medidas económicas diseñadas. Pero el pueblo es testigo fiel de como siempre las han incumplido.

Pero sus amos desde el Norte no quieren eso. Quieren mantenernos dependientes de sus productos importados, quieren mantenernos atados a sus franquicias, a sus líneas de créditos, a su sistema de pago y a los monopolios aliados a sus mercancías.

Pero Venezuela tiene las potencialidades para salir adelante sin esos monopolios, sin esos empresarios apátridas. Es por eso, que la era post dependencia gringa y rentista sólo será posible si extirpamos de una vez por todas la influencia de los monopolios y empresarios conspiradores en el mercado de bienes y servicios esenciales de los venezolanos.

Que se inicie un proceso de unir fuerzas para defendernos de los ataques económicos internos de los aliados gringos, que debe ser conformada con los trabajadores y trabajadores patriotas, los empresarios y grupos económicos patriotas, con los movimientos sociales patriotas.

En fin, que se impulse una especie de "Sociedad Patriótica" en nuestro país, parecido a aquel movimiento político y económico revolucionario independentista fundado por Juan Germán Roscio en julio de 1810, que tenía como objetivo reactivar la economía nacional por medio del fomento de la agricultura y la industria con capitales nacionales y financiamiento externo estratégico con los aliados internacionales.

Que se convierta en una fuerza revolucionaria, que promueva las ideas independentistas, sellando definitivamente la independencia económica nacional.

Proponemos acabar con los lazos que nos mantienen atados a la economía estadounidense, sus monopolios internos de bienes y servicios de primera necesidad como las Empresas Polar, y los gremios empresariales como Fedecámaras, Consecomercio, Venanchamp, Fedenaga, Fedeagro, Conindustria, Cavefar, entre otros, impulsores de la guerra económica a lo interno de nuestro territorio y que son manipuladores de precios que afectan la calidad de vida del venezolano todos los días. A estos gremios y grupos empresariales hay que declararlos ENEMIGOS DE LA PATRIA, TRAIDORES A LA PATRIA.

Es la hora de la unidad nacional, de los verdaderos patriotas para derrotar de manera abierta a los traidores de la Patria que persisten dentro de la sociedad económica nacional. Porque la única salida de la pobreza, de la desigualdad capitalista, es a través de lo que Hugo Chávez alguna vez definió como la "socialización de la economía", donde se destine todo el esfuerzo patriota nacional, sus recursos, el presupuesto nacional, al ataque de los problemas más inmediatos que configuran lo que se ha denominado la deuda histórica y social del país.

Del debate surgió una propuesta de establecer el salario mínimo como costo indexado semanalmente. Se enmarca en una propuesta de "ley constituyente de indexación del salario mínimo semanalmente, que permita mantener el poder adquisitivo del trabajador en el tiempo.

Que se evalúe una política de apertura comercial con un sistema cambiario complementario, que permita la inyección y libre circulación de distintas divisas en el país incluyendo monedas latinoamericanas, asiáticas y europeas. Pongamos a competir al dólar con otras monedas dentro del país.

Que se reestructure de una vez por todas la SUNDEE. Que se defina un plan de fiscalización con la incorporación de profesionales y técnicos patrióticos.

Se propuso recuperar todas las empresas expropiadas y creadas por la revolución que no dan resultado, así como tierras ociosas y entregárselas al poder popular organizado en el Congreso de los Pueblos con responsabilidades y metas concretas.

Hay una propuesta que surge a raíz de las asesorías chinas del año pasado que toman en cuenta las peculiaridades de nuestro comercio exterior basado en ventajas comparativas históricas, que incluye una solución integral al problema que más nos hace daño que es el tipo de relaciones comerciales que llevamos con Colombia, como una de las fuentes de perturbaciones de nuestra economía. Tenemos que disminuir esas perturbaciones que hacen que muchos migren o viajen al país vecino a generar riquezas comerciales y productivas permanentemente. En tal sentido, tenemos que internacionalizar los precios de los bienes y servicios con base en Colombia y a su vez equiparar el poder adquisitivo de nuestros consumidores a nivel de Colombia.

En estos tiempos de guerra, hay que hacer el esfuerzo para retomar los proyectos de los ferrocarriles que no han sido concluidos. Los ferrocarriles e infraestructura nacional deben ser considerados como estratégicos. Tenemos el concreto, la materia prima, la mano de obra y podemos, e incluso, podemos sacarlo desde adelante con nuestros recursos.

Finalmente se presentó un PLAN ANTIINFLACIONARIO NO CONVENCIONAL PARA DERROTAR LA INFLUENCIA DEL DÓLAR PARALELO EN LA ECONOMÍA, que vincula la tecnología y el poder popular a un Sistema Integrado Nacional de Costos y Precios. Este plan contempla el siguiente método: 1) Mejorar el Sistema Nacional de Registro de Actividades socioeconómica. 2) Mejorar el sistema de control fiscal (Facturación electrónica), para encadenar los procesos y los costos. 3) Incentivar la contraloría social. 4) Diseñar mecanismo de denuncias masivas contra la especulación, el bachaqueo y el acaparamiento. 5) Aplicar sanciones pecuniarias masivas a los infractores, con base en un monto único preestablecido, de forma automatizada, directa e inmediata. 6) Retribuir a los ciudadanos que denuncien la especulación y usura gran parte (70%) de las multas impuestas y cobradas a las empresas o personas jurídicas infractoras. Y, 7) Inyectar el remanente (30%) de los recursos obtenidos de las denuncias al Sistema Económico productivo nacional.

Esa propuesta está basada en ir dando pasos firmes hacia la construcción de una sociedad más autocontrolada en Venezuela, y convencidos que la única forma de neutralizar la influencia humana en la corrupción, la impunidad existente y la intolerancia política en la ejecución de cualquier tipo de plan o método antiinflacionario, es por medio de sistemas tecnológicos o de informática avanzados (data warehouse).

En cuanto al Eje temático número 3, sobre el manejo del Estado, hubo un consenso con respecto a la verdadera reorganización de los Ministerios para que se cumpla con las leyes del poder popular. Que esa categoría no siga siendo un adorno, se le dé su importancia. En tal sentido, se propuso una JORNADA NACIONAL INSTITUCIONAL para incorporar, adaptar y acoplar las estructuras, reglamentos internos y manuales de procedimientos de la administración pública la vinculación del poder popular en todas las áreas y procesos institucionales. Ese será el camino del éxito para la consolidación de la relación pueblo-gobierno en la praxis, es la alineación perfecta para la Unidad Absoluta del Estado Comunal.

Se propuso una lucha ardua contra la corrupción desde las comunidades. De activar directamente en las comunidades un equipo de contraloría social que esté vinculado de manera directa con el gobierno nacional por medio de sala situacionales. Por ejemplo, un comisionado de contraloría social por comunidades o por UBCH, certificado por la Contraloría General de la República, donde la gente haga su denuncia y se activen de manera rápida las acciones judiciales correspondientes. ¡Bachaquero visto, bachaquero denunciado y detenido sin compasión!

Se propuso incorporar por decreto a todos los integrantes de la Administración Pública a la milicia, porque en esa instancia los enseñan a tener formación ideológica y disciplina.

En cuanto al Quinto Eje, referente a la soberanía y defensa de la patria, se propuso que el Estado Venezolano por medio de la Asamblea Nacional Constituyente declare al Territorio Esequibo como el estado número 25 de la República Bolivariana de Venezuela y se designe un gobernador. ¡El esequibo es nuestro!

En materia de soberanía y plena-descolonización, se propuso evitar la fuga de profesionales hacia el exterior por medio de una metodología que obligue a cada alumno financiado y graduado por el Estado a ejercer su profesión a la orden de la patria por lo menos un mínimo de 4 años antes de poder salir.

En fin, son algunas de las propuestas realizadas en el marco de ese debate de unidad nacional, de encuentro patriótico y revolucionario convocado por el presidente Nicolás Maduro, que esperamos sean contempladas en ese plan necesario de cambios y rectificación revolucionaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278559.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO