Sobre Chávez y el culto a la personalidad

Mucha gente se preocupa por el culto a la personalidad referido a la imagen de Chávez, pero él fue un líder extraordinario que sostuvo en el tiempo en una conexión amorosa con la masa. En este su caso las palabras que definen la relación son diferencia y amor, la conexión de Chávez con el pueblo que lo acompañó hasta su muerte. Pero, siguiendo con la idea, mucha gente piensa en el fondo que en un país el líder no debería existir, solo son suficientes gerentes, administradores, en razón a no caer en el "culto a la personalidad", el cual se deriva de sus rasgos distintivos; el culto a la persona que debería ser más bien al "sistema", eso es lo que dan a entender; como si la personalidad, aquello que nos hace distintos a los demás, fuera malo en sí mismo. Sin embargo, inclusive el culto a una personalidad, podría ser inspirador a muchos, siendo esa persona un ejemplo moral, de valores superiores, para la sociedad.

¿Cuál es el problema con el culto a la personalidad, si este culto es real? Distinto es el culto (a la personalidad o a la falta de ella) impuesto a través de la propaganda y la publicidad, inducido por un interés político partidista y personal (un dictador que se auto erige en libertador –y no lo es- y se publicita como tal a través del poder de la propaganda). Pero si un pueblo decide defender a su líder más allá de lo normal, inclusive sacrificando su propia vida por él y lo que representa, no debe verse como un rasgo contranatural dentro de la sociedad, en todo caso debería leerse como que hay un pueblo muy frágil, ignorante, desconfiando de sí mismo, que se ve necesitado de conducción, y no que el líder, en principio, sea el problema para ese pueblo; muchas veces termina siendo su salvación. Este ha sido el caso de muchos pueblos y sus líderes, desde Julo César hasta Lenin, Mao, Fidel, capitanes héroes, de santos; es el caso Jesucristo.

Todos cuestionan el "culto a la personalidad" y dejan a un lado a la persona de Jesús, que ¡vaya que fue diferente en su época!, que por su culto fue posible que se dividiera la cuenta de la historia en dos: antes y después del nacimiento de Jesús. ¿Por qué criticar el culto a la personalidad de Chávez y no hacerlo con la personalidad de Jesús? Solo nuestra iglesia católica y la otra que llaman "cristiana" piensan que no hay punto de comparación entre uno y el otro, por el hecho de que "creen" que Jesús es un Dios y vive expectante en el cielo como la fuente de toda justicia y toda verdad, y Chávez es un pobre mortal cargado de pecados. Pero eso es un asunto de puntos de vistas, nada más. Una iglesia atiborrada de pederastas, que inventó la inquisición para asesinar a sus enemigos, o los otros chiflados, que quemaban gente por miles, acusadas de brujos y brujas, ninguna puede seguir escondiendo una mentira tan grande (el Dios que castiga desde el cielo) solo para disculparse de sus aberraciones. El Jesús que dividió la historia fue nuestro salvador pero en la tierra, y lo que prometió su evangelio lo cumplió con su vida, con su ejemplo amoroso pero en la tierra tierra, no con el chantaje, la promesa de la salvación en un paraíso inexistente (ya se sabe que todo fue una patraña del "rabino" Paulo), en un más allá inexistente, o la amenaza de ser castigados en un infierno en el inframundo, distinto, más cruel y doloroso que la vida misma en la tierra (¡mira que es bastante!).

Bien, insistimos, ¿Por qué Chávez No y Jesús Sí?... Pero yendo a otro punto a rebatir a los críticos del "culto a la personalidad", cuando no hay ejemplos morales vivos, líderes verdaderos que inspiren a sus pueblos a cambiar el estado de injusticias que los constriñen, lo que queda es el poder instituido. Si Obama no es un líder verdadero (que no lo es ni lo fue) lo que queda es el llamado "complejo militar industrial", el pentágono. Si la gente en Norteamérica está conforme con él son solo administradores, no líderes. Pero cuando hubo un líder que quiso cambiar las cosas en ese país siempre terminó asesinado (Lincoln, Kennedy). Es decir, que por detrás de la crítica al líder, al "culto de la personalidad", está el reconocimiento del establishment, el poder que no cambia con los gobiernos, con los líderes, con las formas, es decir, el poder de una clase social que no admite cambios ni revoluciones. O sea, que esto desmonta el "cuento de hadas" de la libertad de elegir y la democracia representativa, ¿representativa de qué, de quién o de quiénes?

Chávez no es Maduro. Chávez se conectó con la gente como un padre amorosa con sus hijos distinguiéndose entre el montón. El resto se impone a través del chantaje y la manipulación, son unos de esos padres disfuncionales que no tienen carácter, personalidad, otros más del montón, que miente y sus hijos no le creen, no los respetan y por eso viven "sacando la correa" y amenazando, eso son estos herederos de Chávez; ¡imposible que alguien les haga culto a su personalidad!, en todo caso, le hacen lisonjas, les "doran la píldora".

Cuando lo extraordinario se hace cotidiano, cuando un conductor de gentes, el líder, deja de ser necesario, es porque cada quién conoce su deber y su derecho, entonces así tendremos un pueblo culto, de muchas personalidades (muchas diferencias) actuando, creando, pensando, ¡un verdadero renacimiento!, eso es el socialismo.

Marcos Luna, 13/01/2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 644 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a274208.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO