¡Jaua! ¿Chicha o limonada?

Jaua se ha convertido en un dilema y vive como en una especie de transe y se entiende esta condición. Elías Jaua estaba en el cielo y cayó a la tierra así como de repente. No es fácil estar hoy en los zapatos de Jaua que hasta un Fidel Vásquez, que viene siendo el muchacho de los mandados de Aristóbulo, tiene el poder para prohibirle estar en un foro en Anzoátegui. O sea, Fidel Vásquez le prohibió a Jaua estar en Foro en Anzoátegui.

Elías, sabes que esto fue lo que realmente pasó con el foro suspendido. ¿Ahora Jaua, si no pudiste estar en el foro en Anzoátegui, porque Fidel Vásquez te lo prohibió, cómo es que propones un 2019 con esos retos? ¿Desde dónde vas a ser posible ese 2019 que presenta?

Si esta duda o falta de indecisión de Jaua continúa así, ya veré a mis amigos y amigas del PSUV inconforme con este autoritarismo, que Jaua ayudó a fortalecer, cantar a moco suelto la vieja canción de Helenita Vargas con el título: Ni tú ni Yo. No soy de la época, pero soy apasionada por el bolero y esta letra comienza así: "Ni tu ni yo podemos/ya vivir fingiéndonos cariños/aquel amor se convirtió en dolor/mi vida es un martirio". Ya no lugar para fingir cariños.

La vida de Jaua hoy debe ser un martirio y puede conducir a los que esperan por una decisión de él, vivan igualmente ese martirio. No es bueno, por los estragos que viene causando la hiperinflación, que Jaua prolongue esta letanía y nos deje su último artículo del 2018 como para estar en una especie de martirio colectivo. ¡Salta Paique!

No es un secreto para nadie, que Jaua está hoy en un rincón del PSUV, casi llorando su desventura como lo dice la canción de Helenita Vargas. Entonces esta frase: "En el 2019, debemos conjurar la catástrofe" ¿Debemos? ¿Quiénes y con qué Jaua? Ya el 2019 está aquí. ¿Con un PSUV nuevo? ¿Es posible un PSUV nuevo? ¿Sabes qué pasó con Somos Venezuela? ¡Salta paique!

Más abajito en el artículo nos dice: "En el 2019, necesario es mantener abierto el camino victorioso de la Revolución Bolivariana, eso pasa por no arriar nuestras históricas banderas de lucha (…) por reconocer nuestros logros y errores; por combatir las desviaciones éticas e ideológicas; por renunciar a cualquier interés que no sean los intereses de nuestro heroico pueblo; (… ) en escuchar al pueblo, siempre escuchar al pueblo"

Alguien que sepa leer y no sea corto de entendimiento, como dijo el que te conté, sabe o interpreta el sentido de este texto. ¿Alguien está arriando nuestras banderas de lucha o tiene la intención de arriarla? ¿Alguien está desviando éticamente el proyecto? ¿Tiene la intención o ya está desviado? ¿Quién o quienes están renunciando o ya renunciaron a la ética para favorecer a otros intereses que no son los del pueblo? ¿Quién o quiénes no escuchan al pueblo?

El dilema amigo Jaua, es con qué instrumento será posible todo eso que dice debe acontecer en el 2019. ¿Con el PSUV? Fíjese amigo Jaua, que simplemente me dedico a especificar los cabos sueltos que va dejando en este artículo y en otros anteriores. ¡Concrete! Precise.

Al final de su último artículo del 2018, nos dice: "Año 2019, como pueblo tenemos que organizarnos para luchar por nuestra independencia y dignidad, como pueblo haremos respetar nuestros derechos frente a los intentos de conculcación por parte de las elites de cualquier signo que sean, como pueblo sabremos defender el poder democrático que nos pertenece"[i]

¿Qué propone para organizarnos? ¿Conculcación por parte de las elites de cualquier signo? ¿De cualquier signo? ¿O las elites de nuevo signo con las elites de viejo signo en contubernio?

Jaua: ¿O es chica o limonada?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8176 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a273173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO