Propuestas realistas vs socialismo utópico

La realidad la conocemos todos, solo que cada quien lo hace desde su propio espacio, aquel que le conviene o aquel desde donde puede. Por ejemplo, la realidad de un niño de la calle se circunscribe a la que le permite el sobrevivir en la calle; comer, mendigar, hurtar pequeñas cosas; los cartones para pasar la noche tibios sobre el piso frío, hurgar en la basura, todo en la calle, esa es la realidad para ellos, su realidad. Aparentemente es la realidad de un individuo libre de la calle, pero no conoce sino esa "libertad"; digamos que es un individuo "condenado a ser libre", su espíritu solo le permite eso.

Ahora pensemos, si ese niño estuviera escolarizado y viviendo en su casa, en sexto grado, que ya supiera leer bien y un poco de historia de Venezuela, matemáticas, ciencias, conociera las aventuras del Capitán Hatteras o Platero y Yo; obligado por su mamá todas las tardes a hacer sus deberes y dormir antes de las 9 de la noche, además, asiste al parque los fines de semana para los juegos de futbolito, vive su infancia sin poder hacer "libremente" lo que le venga en ganas ¿Cuántas cosas haría este niño de su casa con la libertad del primero, si anduviera de su cuenta? Quizás su imaginación y su educación le pondría difícil elegir alternativas, ¡su imaginación sus conocimientos, todo su espíritu!… ¡en la calle! En cambio, aquel niño obligado a la calle, con tanto espacio por delante, con algunos privilegios teniendo el cielo y las estrellas por cobijo, y sin embargo incapaz de volver la mirada hacia arriba, porque sus necesidades lo atan a sus tripas, depende de ellas, no sabe qué hacer sino saciar sus apetencias biológicas, ciego del hambre, como quién dice; resentido de todos los afectos, amarrado a la violencia, al dolor, a los vicios, no tiene alternativas, ni futuro ni nada.

Una solución política "realista", para dos realidades como esas, debería ser pensada concienzudamente, no debería optar por lo más confortable al político o lo más provechoso desde el punto de vista electoral. Eso hacen aquellos que "realistamente" no se complican mucho por pensar en detalles los problemas, o en cosas abstractas, es decir, ideas (como hacen los buenos artistas, por ejemplo); los que se dejan llevar por sus propias pulsiones y nada más, todo lo ven fácil: "vamos a llenarles la panza de comida, este es un problema muy complejo, estructural, como para que nos ocupemos de los detalles, si esperamos en cambiar el sistema los pobres se mueren de hambre, seamos prácticos".

Pero quién piensa en la sociedad también es realista, más allá que en los niños (seguimos con el ejemplo), se fija en los detalles que la descubren como una sociedad en peligro. Un plan "realista", para acabar con "los niños de la calle" (y que no sea el exterminio), un plan socialista, sería mucho más a darles comida, iría a los detalles, y luego a la Idea donde yace la raiz de todo. Un detalle: la falta de atención, de concentración en la mente de uno de estos niños. Otro detalle: esas manchas en la piel que nos señalan una afección en el hígado. Otro detalle: el desgano, la melancolía, otro ¿dónde andará el ministro de educación? Estos detalles nos ponen a pensar, "este está desnutrido, el otro intoxicado, el tercero fue violado, aquí no hay gobierno… Si tan solo pudiéramos cambiar la realidad". Esta forma de mirar y de pensar tambiénes realista, aunque piensa un poco más allá de lo práctico, trabaja más, muestra más aliento, pero es realista, el ojo y la inteligencia concretan en la idea, su mirada está puesta en la sociedad futura, y en el destino de la humanidad. Negar o descalificar ésto llamándolo utopía es como decir que los pensadores románticos no fueron realistas, que Marx no fue realista, que Bolívar no fue realista (de realidad, no de reyes o realeza, para los más despistados)

¿Qué es eso de "tener una visión más realista", que la de los socialistas utópicos? En algunos ese realismo es el pragmatismo vulgar de llenarles la barriga a los hambrientos y ponerlos hacer filas para votar. La utopía no es un insulto para un socialista científico, hasta el socialismo más científico es utópico (sin caer en precisiones filosóficas o filológicas), mientras no se intente (no se le eche bolas a) realizarlo, es decir, mientras no se lleve a la realidad. Si no lo intentas, es utópico, o sea, no se encuentra en ninguna parte, pero si trabajas en él, ese socialismo que es científico en razón de ser un producto acabado de la inteligencia, del análisis, del estudio, puede "pegar" y crecer, como ya ha sucedido antes.

La revolución en Cuba hizo posible construir una sociedad más humana y humanista, no se conformó con alimentar a los hambrientos para seguir explotándolos, los liberó de enfermedades, de la ignorancia y del ocio. Si la sociedad cubana se ha contaminado del mercado capitalista, ha sido penetrada por el individualismo fatuo, demanda la libertad de los realengos que yacen fuera de la isla y que no saben qué hacer con sus vidas (lo que para nosotros resume un poco el problema en general) no se puede concluir por eso que el socialismo es un fracaso, al contrario, para hablar de regreso es porque en Cuba tuvieron que haber habido avances importantes, y esto es una realidad. El mismo razonamiento aplica para la Unión Soviética, y para la Venezuela de Chávez; lo científico del socialismo está ahí, en poder aprender de la historia, de las prácticas sociales del pasado y avanzar corrigiendo errores.

Yo más bien creo que los "realistas" que hacen proposiciones vencidas (caducas y derrotadas), sacadas de viejos discursos de cuando cayó el muro de Berlín, son, más que "realistas", pensadores "pragmáticos" de corto alcance, y de cortar y pegar de libro del reformismo: "para problemas adecos soluciones adecas", y las proposiciones "realistas" y "concretas" de estos señores preñados de buena voluntad tienen ese sentido, es decir, que buscan un calmante para el dolor pero no van al origen del tumor, no tienen tiempo para esto; habría que saber por qué andan tan apurados en aplacar el hambre de las personas y no las neurosis o la desnutrición (que no es lo mismo que calmar el apetito), la depresión, o la ignorancia, que es el mayor de nuestros males… "Vístame de espacio que voy apurado" decía Napoleón a su sirviente de cámara…, porque en el apuro va la pifia, luego el retraso y más allá el fracaso… Pero Napoleón, necesariamente, se tenía que vestir, no estaba dispuesto a andar desnudo, como el otro emperador aquel…

"Una vieja enferma no tiene cómo comprar lo que ella suele comer para satisfacer sus necesidades alimenticias. El hijo pragmático va al mercado y compra todo lo que puede y cree que la alimentará. Como no se detuvo en preguntarle a la vieja qué quería y podía comer –porque él ya lo sabía-, la comida se perdió, debido a que nada era útil o de su agrado." Pero otro hijo, menos apurado, se hubiera molestado en preguntar, y quizás en conversar un poco con la vieja, para alimentarla bien, no perder los alimentos y sobre todo mejorar su salud. El "realismo pragmático" es un dejarse llevar por las apariencias y actuar, más bien manipular la apariencia para actuar(de seguro esto será duro de entender) Los efectos, por supuestos, son también aparentes: engordan a la población pero acrecientan las estadísticas de diabéticos y anémicos. Lo realistas pragmáticos suelen pensar rapidito y menos que los socialistas, esa es la verdad… Ahora muchos le damos vueltas y vueltas a las palabras para hacernos entender, y mostrar que el problema no es personal, es ideológico; mucho menos una competencia de vanidad a lo Jesús R Silva. Nosotros apostamos por el socialismo, por la formación de consciencia y el trabajo creador, por la crítica, por el estudio, por el respeto a todos los seres humanos y la naturaleza como fuente de vida humana, por la libertad y la dignidad de todos los seres humanos: ¡una propuesta de acción política más realista y concreta que ésto no hay!, las carencias espirituales de nuestros políticos y de nuestra sociedad así lo exigen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a264086.htmlCd0NV CAC = Y co = US