Buenos días, señores escuálidos, tenemos el mismo Presidente

De nada valieron las descalificaciones baratas de los "sesudos analistas" que se dedicaron a escribir contra el proceso revolucionario y en particular contra el presidente Nicolás Maduro.

Como lo predije en varios artículos en esta misma pagina, Maduro ha sido reelegido como presidente, aunque mi apreciación acerca de la abstención fue bastante lejana, pues la calculé en un 30%, daba ganador a Maduro con no menos del 52% y el segundo lugar muy estrecho entre Falcón y Bertucci. Confieso que la baja votación obtenida por estos me sorprendió, creo que la abstención tuvo mucho que ver y estoy plenamente seguro que si esta hubiese sido del 30% mis números hubiesen estado bastante cerca. De todas maneras pienso que el resultado final arrogará un poco más de 6 millones de votos a favor de Nicolás Maduro y creo honestamente que en el PSUV tienen que hacer una revisión, tanto en las bases como en su directiva. A mi modo de ver la campaña, quizás por lo corto, no fue lo mejor manejada, muchos militantes de ese mismo partido se quedaron sin ejercer el voto, algunos porque se entregaron al triunfalismo y otros por falta de coordinación y de una operación tipo "galope", como lo hacían los adecos, que en esto eran bastante efectivos.

Ahora bien, ¿Qué le queda a Maduro?, simplemente comenzar desde ya a cumplirle al pueblo lo prometido, que no es otra cosa que entrarle de lleno a la guerra económica. Eso lo está esperando la gente con desespero. Ya hay que olvidarse de protocolos y politiquerías. Los que votamos por Maduro le hemos dado un voto de confianza, creemos en su palabra, pero mucho cuidado, porque el incumplimiento o la tardanza de sus promesas podría desatar actos de violencia que pondría en peligro la estabilidad de esta revolución y hasta su permanecía en la presidencia. Tenemos un enemigo poderoso que está al acecho y este resultado abstencionista no es garantía para dormirse en los laureles. Se tiene que comenzar a tomar medidas desde ahora, sino nos vamos al carajo y a llorar al valle.

La pelea es peleando, el bachaquerismo tiene que acabarse ya, a esos parásitos de FEDECAMARAS hay que ponerlos en cintura y limpiar la administración publica de tanto bicho de uña larga disfrazados de revolucionarias. La ley de precios justos no puede continuar siendo letra muerta. Si logramos poder llegar a estas elecciones pensando con la cabeza aun con el estomago vacio, fue por la esperanza y confianza que hemos depositado en Maduro, así que esperamos no nos defraude, porque el hambre tiene un limite.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermojose28@gmail.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hermo Rosales

Hermo Rosales

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a263522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO