¡Que error el creer que estábamos venciendo!

El análisis que a continuación hacemos tiene la intención de invitar a la dirigencia política de la Revolución Bolivariana, y a nuestros lectores, a ver más allá de lo obvio en los resultados obtenidos ante cada una de las acciones emprendidas por la oposición venezolana.
No olvidemos que todas, absolutamente todas, esas acciones están dirigidas por el imperio más poderoso que ha existido en la humanidad y que éste no improvisa cuando de apoderarse de las riquezas de un país se trata.

El planteamiento viene a colación, porque es ya casi un hábito que nos declaremos victoriosos ante cada acción de la oposición, sin que de por medio haya un análisis serio del porqué y para qué fue diseñada la estrategia supuestamente derrotada. Aclaremos un poco esta afirmación:

1. Caso Súmate
Para reemplazar al CNE dijimos que había sido creado Súmate. Afirmamos que era ridículo que esa organización hiciera las elecciones de la derecha. Creimos que su objetivo era proyectar la imagen de una mujercita de la oligarquía.
Por último, decretamos la derrota, muerte y sepultura de Súmate.
La dura realidad y el tiempo nos dicen que Súmate fue creada para decirle al mundo que nuestro CNE no es confiable, que el electorado venezolano no cree en él y que con esa institución y sus líderes no hay salida pacífica posible.
Entonces ¿De verdad triunfamos? ¿tuvieron éxito o no con su estrategia?

2. Caso Control de Cambio
La derecha venezolana, cuando aún gobernaba el presidente Chávez, inició un ataque contra las reservas internacionales y el bolívar, comprando miles de millones de dólares en pocas semanas. Como respuesta, se impuso un control de cambio y se decretó la derrota de la estrategia destinada a "secar" nuestras reservas internacionales.
La verdad es que la estrategia diseñada por los amos de la oposición tenía doble filo. Si no se imponía un control de cambio nos dejaban sin reservas y nos devaluaban el bolívar. Caso contrario, impulsarían la aparición de un mercado negro y tomarían el mismo bajo control a través de un mecanismo (en este caso Dolar Today) para decidir e imponer un valor ficticio del dolar. Todo con el objetivo de generar iper inflacion y destruir nuestra economía.
Volvemos a preguntarnos ¿triunfamos o fuimos víctimas?

Caso Guarimbas
Dos veces los hemos derrotado en su estrategia de violencia ha dicho el chavismo con orgullo.
Si el objetivo de la oposición hubiese sido mantenerse en la calle hasta que cayera el gobierno, quizás habríamos tenido razón, pero ¿realmente era ese el objetivo?
Nosotros pensamos que el objetivo era causarle un daño a la economía, generar en el seno del pueblo la sensación de que el país no tiene remedio y sobre todo, crear a nivel internacional la matriz de opinion de que sufrimos una dictdura que asesina jovenes y pacificos estudiantes que salían a la calle, bendecidos por la Iglesia, a exigir libertad.
Y volvemos con la misma pregunta ¿De verdad vencimos?

Como estos hay muchos casos (sobre todo en el tema económico) donde la miopía no nos ha permitido ver que hay detrás de cada acto o estrategia de la oposición.
De verdad rogamos porque la nueva etapa representada por la negativa a no firmar el acuerdo de Dominicana y no participar en las elecciones presidenciales sea bien leído.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1946 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a259237.htmlCd0NV CAC = Y co = US