La Guaratara

Escenarios para el 2018

Celebramos, con todo el afecto y los pueblos del mundo, un aniversario más de la Revolución Cubana, ejemplo heroico de Fidel y su pueblo, venciendo -como un David colectivo- al imperio decadente.

Dice José Martí que "Toda sociedad, ya en paz, ya en guerra, es un combate". Así se perfila el 2018, y así ha sido siempre. Desde la llegada del Comandante Chávez a Miraflores, el imperio desplegó una guerra feroz que ensayó golpes de estado, injerencismo, agresiones económicas, terrorismo y el magnicidio, pero la firmeza moral de Chávez y el pueblo bolivariano han frustrado las misiones de la CIA, unas "encubiertas" y todas vinculadas al paramilitarismo.

La victoria de la paz en 2017, liderada por el presidente Nicolás Maduro y protagonizada por el pueblo venezolano, despejó las calles de violencia, concentrando la agresión en la guerra económica. La justicia eficiente e implacable que prometió la ANC contra los fascistas, pudo neutralizar también a los mega bachaqueros y especuladores, pero -hoy día- la liberación de terroristas no asusta a los revendedores de lubricantes e insulina. Qué pasaría si, en lugar de indultos, se exhorta la confiscación de camiones contrabandistas, supresión de registros de comercio a especuladores, requisición de redes de distribución, oferta de gasolina a precio internacional en la frontera e intervención de los bancos que capten remesas y oro guayanés.

El 2018 tendrá esa complejidad: agresión económica desmedida, -más allá del dólar today- resistencia victoriosa del pueblo bolivariano y secuelas a-morales en instituciones revolucionarias.

Más allá del dólar today: los precios en Venezuela superan el dólar paralelo; repuestos, dulces, lubricantes, calzados y textiles sobrepasan la referencia especulativa. Un celular de 50 dólares, se oferta en 8 millones de bolívares, la nutella de 5 dólares, en Venezuela cuesta un millón 800 mil bolívares y un caucho de 45 $ es vendido en las mega tiendas por 700 millones de Bs. Entonces los precios ya no los impone dólar today, sino la red de importadores que subastan para el mercado transfronterizo.

A pesar del recrudecimiento de la guerra económica y mientras la ANC despoja las mafias importadoras de sus monopolios, la militancia bolivariana seguirá resistiendo y defendiendo la Revolución.

El 2018 será protagonizado por un pueblo capaz de resistir la guerra económica y reafirmar su lealtad a Chávez en cualquier escenario, siempre que nuestro liderazgo emprenda la ofensiva definitiva contra el para-mercado, devorador de todo aumento salarial y enemigo voraz de la nutrición infantil. Esa demanda popular apuesta por la "Unión de los patriotas", como instruye Chávez. Unión en el discurso y la práctica, trascendiendo los bonos que el mismo para-mercado engulle. El año comienza con la determinación ciudadana por combatir las estructuras especulativas que la burguesía y la corrupción han ido consolidando. Avanzar en el socialismo productivo y la justa distribución de los bienes importados con las divisas de los venezolanos no puede esperar, debido al riesgo que corremos de que el para-mercado se constituya en cultura.

Importantes segmentos de la militancia bolivariana esperan el pronunciamiento de una legataria directa del Comandante para asumir un debate económico "a calzón quitao´", conectándose y acompañando el sufrimiento de la clase trabajadora que, aun sumando cinco salarios integrales, no puede suplir sus necesidades básicas con los precios que impone el para-mercado. La postura sincera y oportuna de un legatario del Comandante avivaría la moral y creatividad bolivariana sin censuras, sin persecuciones ni sectarismo, para emprender, colectivamente, la gran cruzada contra la guerra económica; las casas de cambio de Cúcuta, el precio de la gasolina en la frontera, garantizar el ingreso de remesas por Maiquetía, bitcoin, M&M o Petro, la intervención de bancos asociados al contrabando de efectivo y el establecimiento de un sistema soberano de importación y distribución de alimentos, medicinas e insumos estratégicos para la producción.

Asumir sin titubeos el diálogo profundo con ese pueblo trabajador, ponerse al nivel de resistencia y lealtad bolivariana de esa militancia socialista que emprende el 2018 con valentía, blindará la victoria presidencial revolucionaria, así el imperio ponga de candidato al mismísimo mandinga. Una vez celebrada la victoria en el Balcón del Pueblo, debemos dedicarnos, plenamente, a sanar los daños psicológicos que la guerra ha inoculado: la venta de insulina, jelcos, antibióticos y soluciones fisiológicas de nuestra red hospitalaria en casas de citas, la brutalidad con la cual se vende el gas comunal en verdaderos calvarios, el egoísmo, la corrupción enquistada en el tejido institucional, será la gran campaña por la moral de la Patria.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor