Solidaridad en tiempo de desastres, las naciones unidas y la resistencia de los pueblos

Los desastres naturales no piden permiso ni buscan excusas para presentarse repentinamente. Incluso para volver a reaparecer casi inmediatamente, sin aviso y por lo visto cada vez con más furor y frecuencia.

Pero de tanta tragedia podemos rescatar algo bueno, la solidaridad y la reciliencia del ser humano ante circunstancias terribles y difíciles.

Los intensos huracanes que azotaron el Caribe en estos días y los terribles terremotos en México demostraron que el ser humano es un animal social, que ante la adversidad no conoce el egoísmo, colabora sin descanso en las labores de rescate y acopio e inmediatamente busca la forma de reconstruir y seguir adelante con sus sueños.

Muy lejos están estas reacciones naturales del ser humano de la ideología neoliberal impuesta por las elites imperiales, con su "fin de la historia", su "la avaricia es buena", y el supremo "yo, mi y mío". Estas elites impulsan, a través de su hegemonía de la mala cultura, la pelea de perros y el sálvese quien pueda y lentamente nos van robando la dignidad, la solidaridad y el amor al prójimo, algunas de las cosas más importantes de "ser" humano.

Hoy nos aterramos ante la destrucción, los edificios en ruinas, los campos y pueblos arrasados y nos duele, con muchísima razón, el sufrimiento de los habitantes de estos pueblos hermanos víctimas de los desastres naturales; sin embargo, no sentimos lo mismo al ver por los mismos medios los desastres no tan naturales en ciudades como Aleppo, faluyah, y tantas otras reducidas a escombros, en Siria, libia, Irak, en Yemen o en la palestina ocupada y destruida sistemáticamente por el estado invasor sionista.

Nos han robado la capacidad de indignarnos ante crímenes horrendos cometidos en el nombre de la "democracia y la libertad" y las "intervenciones Humanitarias" por los ladrones de siempre. Las elites imperiales buscan sembrar el caos por doquier para consolidar sus supra estados policiales, destruyendo las naciones que se interpongan en sus planes y poniendo a los pueblos a pelear entre hermanos.

Las reacciones positivamente humanas después de los desastres naturales vienen seguidas en la mayoría de los países capitalistas de una toma del poder corporativo de toda la tarea de reconstrucción y saneamiento, el estado les entrega miles de millones que van a parar siempre a las arcas de corruptos oligarcas dueños de empresas transnacionales.

Los ciudadanos son evacuados, sus casas expropiadas, las escuelas públicas son privatizadas, ejemplo de esto fue lo sucedido en louisiana y Nuevo Orleans después del huracán Katrina, al igual que en Haití donde el clan Clinton y secuaces hicieron agosto con los billones donados para la reconstrucción. Al igual que después del terrible tsunami en el pacifico, las tragedias de Fukushima, los terremotos en Chile, Perú y en tantos otros sitios, el monstruo del Capitalismo rápidamente transforma la tragedia en acumulación de capital y a las víctimas en parias sociales. Veremos cómo reacciona el gobierno títere de Peña nieto cuando llegue la hora de reconstruir y ayudar a los mejicanos más necesitados, aunque no creo podamos esperar algo diferente.

Así las cosas, las transnacionales siguen lucrándose con los desastres naturales y sus desastres no tan naturales causados por sus guerras de conquista. En Irak y Afganistán billones fueron dilapidados en la corrupción de la mano de compañías como Halliburton y demás .En Libia más de 200 billones del heraldo de los ciudadanos libios "desaparecieron" en manos de la banca europea, y la guerra civil generalizada aún sigue sembrando caos y víctimas en una nación rota en pedazos.

Y no para la tormenta, en su insolente y guerrerista discurso, el payaso anaranjado, actual administrador del imperio, amenazó, balbuceó estupideces y dio una clase magistral en doble discurso. Lo más peligroso, su sugerencia de "reformar a la Naciones Unidas" no para, como sugirió el comandante Chávez, volverla más democrática y justa, empezando por cambiar su sede a un país latinoamericano, no… todo lo contrario, la intención del Trumposo es terminar de convertir el foro internacional en un instrumento al servicio del imperio, al igual que la O.E.A. y la O.T.A.N., que legalice de una vez por todas los planes de la dictadura corporativa para darle continuidad a su proyecto de guerra y terror permanente..

La maquinaria de guerra y las industrias de armamento son de las más contaminantes, y aceptémoslo, el cambio climático existe. El planeta tierra es un ser vivo, se transforma continuamente, se enferma, se defiende, y al igual que cualquier otro cuerpo viviente si se la envenena, lastima y se destruyen sus delicados sistemas biológicos, se acelera su proceso entrópico.

Para enfrentar la irracionalidad, la locura del modelo depredador ya en carrera demencial hacia la destrucción, es necesario un cambio total de paradigmas, debemos cambiar como actuamos, pensamos , cambiar como nos alimentamos , como, cuanto y que debemos consumir, debemos crear y difundir nuevas formas de actuar y de pensar y esto tomara su tiempo. Mientras vamos implementando los cambios en nosotros mismos y en el sistema, tenemos que resistir y detener el avance del capitalismo salvaje, para esto se necesita la solidaridad y la organización de pueblos y movimientos sociales dignos y valientes, apoyados por gobiernos dignos y valientes.

No nos dejemos engañar, el humano es el único animal que tiene poder de discernimiento, el único que puede elevarse sobre los más bajos instintos y superarse moral, ética y espiritualmente. No somos esos animales egoístas y sicópatas en que nos quieren convertir .La solidaridad expresada en esto trágicos momentos nos lo demuestra.

Con ese espíritu solidario, con ese amor y respeto al prójimo es que debemos organizarnos para resistir y luchar contra el hegemón de la mala cultura y los malos gobiernos. El camino del cambio será largo y difícil, pero es el único que nos queda si queremos construir una sociedad más humana y preservar el planeta.

PATRIA, PATRIA GRANDE Y PLANETA ECOSOCIALISTA ¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 479 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /ideologia/a252610.htmlCd0NV CAC = Y co = US