Conciencia Política

Tomar conciencia política de que en vísperas de las elecciones se pelea directamente por la soberanía nacional o por el yugo imperialista es crucial. Quizá la juventud no se da cuenta de esto porque el bombardeo mediático es visceral, subliminal, tergiversador, adulterando y viciando la opinión pública. El golpe de Estado de Abril del 2002 no ha dejado de seguir manteniéndose tras las ejecuciones de planes terroristas en muchos terrenos de la vida venezolana. Paramilitares dispuestos a crear un brote de violencia callejera, atentados criminales contra personalidades emblemáticas del proceso revolucionario, saboteo de todo lo que esté bajo el mando directo o indirecto de pseudos-revolucionarios, o traidores vestidos de rojo, azul o amarillo, pero que ocultan sus verdaderas intenciones golpistas.

Tomar conciencia política de que estamos bajo el fuego virtual de miles de millones de dólares dispuestos contra la revolución social en Venezuela es tener el poder de darnos cuenta de a quienes verdaderamente beneficia el caos, la anarquía, la desestabilización, el terror. No es necesario tener un doctorado en filosofía política para atender a hechos cotidianos en donde se desvirtúa mediáticamente la imagen de nuestros líderes naturales, sean éstos contradictorios, imperfectos, y hasta ingenuos. En este proceso electoral todo el mundo sabe que no hay más liderazgos políticos que valgan más que Chávez. Todo lo demás es virtual. Lo que es real es lo que el venezolano que vive tanto en un rancho en Mariara como en la quintota de la Lagunita siente como realidad: Chávez es el único que representa y protagoniza nuestra historia real y actual. El pobre siente que su voz se escucha y se va transformando en ley para hacer justicia. El rico siente que no puede hacerse más rico de la manera como lo venía haciendo durante un siglo ya.

El que vive en un rancho sabe que hay un plan para convertir su vivienda en vivienda digna, sabe también que sabotean este plan para que no se haga realidad, pero sabe que mientras más organizado esté en su comunidad, a través de todos los medios y recursos que existen más rápido protagonizará con su voto, con su acción política, con su pensamiento solidario, la justicia y la soberanía que podemos conquistar. El rico sabe que debe bajar el tono de su voz soberbia y gritona. Sabe que ahora más que nunca tiene trabas para poder explotar y someter a sus antiguos esclavos, hoy ciudadanos amparados por una Constitución que defiende sus derechos humanos. Si tarda la letra en volverse espíritu es porque el odio a la revolución tiene manos y caras ocultas que bloquean y traban a la justicia, frenan su rayo de luz para el pobre. No hay que sentirse solos ya más.

El momento electoral que no esconde sombras macabras, nos verá en Diciembre enfrentando un momento histórico sin par. Fortalecer la conciencia política, afinar las metas tácticas y estratégicas, definir pautas revolucionarias para evitar, neutralizar, o en el mejor de los casos destruir toda forma de expansión del caos y el terrorismo es lo esencial. Que esta humilde contribución sirva para estimular a los compañeros que no se han dejado “lavar el cerebro” por los medios, ni por la gente que sigue el plan genocida y asesino del imperialismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6757 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a25228.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO