Trece postulados ideo-políticos (Una propuesta para la discusión del Socialismo Democrático)

  1. Impulsar una alternativa socialista democrática para Venezuela, superadora de todas las versiones conocidas del socialismo burocrático y autoritario, que trascienda el marco de la democracia mínima común a la socialdemocracia tradicional, el neoliberalismo y el pensamiento conservador en general, que incluya  las más diversas formas de la democracia: participativa y protagónica, representativa, deliberativa, referendaria, comunitaria. Expresiones estas  entre otras, cuya combinación y puesta en práctica depende, más allá de un marco legal, del quehacer, la experiencia de vida y de lucha de las personas.
  2. Superar el modelo económico rentista, subdesarrollado y dependiente, existente en Venezuela, en dirección a una economía productiva, diversa e integradora, que permita superar las raíces de  la pobreza, el desempleo estructural, la exclusión y la desigualdad, con capacidad de sostener de forma eficiente un sistema completo de seguridad social, fuera  del esquema de las políticas sociales compensatorias; dentro de un sistema que vincule la planificación estratégica como elemento rector y al mercado como herramienta complementaria indispensable.
  3. Promover  el Buen Vivir  como principio orientador  de la existencia social, por el que se asume que la naturaleza (de la que los humanos somos parte) tiene derechos propios inalienables, que son expresión de la manera en que la vida fluye y se expresa  a través de la actividad de las personas y su inserción en los ecosistemas, propósito que nos exige un debate socioambiental  que concierne  a gobiernos, empresas, trabajadores, consumidores, comunidades, etnias indígenas, universidades y científicos, en atención a problemas acuciantes, como el cambio climático y sus múltiples efectos, la sobreexplotación de los recursos,  los sistemas extractivistas, la disminución de la biodiversidad, la deforestación, el agotamiento de los recursos hídricos, las emisiones contaminantes sobre las aguas, el aire y el suelo,  los riesgos sobre la seguridad alimentaria y la calidad de vida en el campo y la ciudad.
  4. Afirmar una cultura política pluralista, respetuosa de la humanidad del otro, que en medio de la lucha se abre a la comprensión del adversario como ser en situación, fuera del marco del odio y la crueldad.
  5. Poner de relieve el rol de las personas que viven de su trabajo, de las comunidades territoriales y de los profesionales y técnicos, como agentes fundamentales de la lucha por la transformación social y de la gestión de una nueva sociedad.
  6. Alentar, dentro de los límites del respeto y salvaguarda de su autonomía frente a aparatos de partidos, gobiernos y el Estado,  el desarrollo, consolidación y articulación de los movimientos sociales (de trabajadores, campesinos, estudiantes, consumidores, ambientalistas, pequeños y medianos productores privados, cooperativistas, de género, vecinales, discapacitados, artesanos y cultores, entre otros), para impulsar y sostener las transformaciones sociales y realizar aportes teóricos y prácticos a su desarrollo, en el marco del debate público.
  7. Favorecer experiencias de autoorganización social  en  proyectos socioproductivos, socioculturales, medioambientales, entre otros, con vocación de autogobierno y consolidación, desde los escenarios locales y regionales de la economía solidaria.
  8. Promover una nueva cultura ética y cívica en el país, tanto en el gobierno, el Estado y la sociedad, fortaleciendo conductas de honestidad e integridad personal en el ejercicio de los derechos y deberes de los servidores públicos y de los ciudadanos en general, así como la superación progresiva de vínculos de dependencia política clientelar.
  9. Esforzarse para superar la fusión entre: partido-gobierno-Estado-organizaciones gremiales-vínculos de parentesco y oportunidades de negocios, característica del pasado y el presente en Venezuela, a través de la cual se ha establecido un patrón de acumulación económico mafioso, que históricamente sostiene la formación y consolidación de grupos corporativos privados, así como de una plutocracia de origen político-partidista en nuestro país, factores que conciernen a la reapropiación de la renta petrolera con fines particulares de enriquecimiento. 
  10. Trabajar para superar las distintas formas de opresión, discriminación, humillación o maltrato, relacionadas con un sistema patriarcal extendido de dominación, a menudo ocultas en las relaciones de género, la familia, la escuela, los centros de trabajo, medios privados y públicos de comunicación, en las prisiones y en el desempeño de los organismos policiales y militares frente a los ciudadanos, estimulando el protagonismo de aquellos que las padecen.
  11. Construir un instrumento  político novedoso, en debate interno permanente, que no sea partido único ni tenga el monopolio de nada, caracterizado por su conducción democrática, que  facilite el deseo militante de sus miembros, auspicie sus propuestas e iniciativas, ajeno a la lógica manipuladora e impersonal de los aparatos partidistas, abierto además a la promoción del diálogo y el mutuo aprendizaje junto  a los ciudadanos en general.
  12. Apoyar la formación de un mundo multipolar, sin hegemonismos ni vetos de unos países contra otros,  a favor de los pueblos a los que se niega el derecho a tener un territorio, de los derechos de los emigrados y refugiados,  de la resolución pacífica de los conflictos, del respaldo a la formación de mecanismos de integración económica  que redunden  en beneficio de las mayorías y no sólo de una minoría de corporaciones y de hombres de negocios, de la protección universal del medio ambiente, de la paz y de la cooperación internacional.
  13. Abogar por una Fuerza Armada Nacional, garante de una Constitución Nacional aprobada por el pueblo, de los derechos ciudadanos y humanos consagrados en ella, de carácter no partidista, ajena a las dictaduras y al fascismo, preparada para la salvaguarda del territorio nacional en función de un concepto estratégico de la defensa militar, lo que incluye la autonomía de las agendas geopolíticas de las grandes potencias, en un país libre de bases militares extranjeras.

César Henríquez Fernández   Agosto 2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 446 veces.



César Henríquez Fernández


Visite el perfil de César Henríquez Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



César Henríquez Fernández

César Henríquez Fernández

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a250992.htmlCd0NV CAC = , co = US