De la Democracia de Chávez a la Dictadura de Maduro

El presidente Maduro con el sol a la espalda y con el tiempo agotado juega sus últimas cartas para perpetuarse en el poder, conjuntamente con el alto gobierno y dirigencia del PSUV. Su carta postrera es el planteamiento de imponer una Asamblea Nacional Constituyente al estilo de los dictadores Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez.

Lo que hace Maduro en su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente ANC, es un llamado a destruir la Constitución Nacional, el ultimo legado de Chávez, como ya arrasó con la economía, creando una profunda crisis política, social y ética, su misión es terminar con cualquier viso de democracia establecido en la Constitución Nacional de 1999, su propósito cuenta con el apoyo de la Fuerza Armadas, que ya no es garante de nada, sino de mantener su status y poder económico, nuestra Carta Magna fue considerada por nuestro gobernantes y por un amplio sector de venezolanos "como la mejor Constitución del mundo", su empeño por cambiarla o reformarla es para ganar tiempo; en su empeño el presidente Maduro se ha encargado de violentarla e irrespetarla y convertirla en letra muerta ante el temor de perder el Poder, del cual se creen dueños de Venezuela y del destino de los venezolanos. Esta última carta de Maduro la realiza ante un cuadro de rechazo y protestas del soberano, que ante el fracaso del gobierno una amplia mayoría de venezolanos exige elecciones presidenciales, regionales y municipales, La propuesta Constituyente no obedece a un acto fundacional ni hay cambio de régimen, es sólo un vil ardid destinada a eliminar la Asamblea Nacional para impedir las elecciones de gobernadores y alcaldes vencidas desde diciembre de 2016

La convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente realizada por el presidente Nicolás Maduro se puede calificar de ilegal, después de que el mandatario nacional afirmara que la mitad de los 500 miembros de la Asamblea serán electos por la "clase obrera" y los consejos comunales. A juicio de los dirigentes, la elección de la totalidad de los puestos debe ser directa, universal y secreta. Este es un acto ilegitimo y antidemocrático porque no cumple con los preceptos constitucionales.

El pueblo venezolano esta exigiendo es que se resuelvan los problemas económicos, la escasez, desabastecimiento, el alto costo de la vida, la hiperinflación y la especulación auspiciada por el gobierno. Se exige que haya una cruzada contra la corrupción, que se derrote la crisis ética y moral, que los corruptos sean castigados, que sean repatriado los capitales que mantienen un grupo de funcionarios del gobierno y sus testaferros en los paraísos fiscales, que haya una constituyente industrial y agrícola para que Venezuela tenga independencia y autonomía alimentaria y tecnológica. Que este gobierno derrote al hampa y ponga orden en las cárceles, que dejen de violar los derechos humanos y que cumpla y respete la Constitución Nacional. El pueblo tiene Hambre y estas son una de las causas de los saqueos que vienen ocurriendo en Venezuela. Porque el hambre no tiene color político, esta afectando a chavistas y opositores y ante la miseria el pueblo se une y puede desencadenar una explosión social, el gobierno no puede resolver la crisis con represión usando los cuerpos policiales y militares, el pueblo es una inmensa masa que históricamente ha derrotado los regímenes represivos y déspotas.

Tratando de emular a Pérez Jiménez, dictador de la década de los 50; el dictador impuso una nueva Constitución Nacional en 1953 que fue aprobada el 11 de abril de 1953 por la Asamblea Constituyente electa el 30 de noviembre de 1952. Su concepción fundamental se establecía un Estado democrático, alternativo, electivo, federal y representativo, aspectos que no fueron cumplidos durante toda la vigencia de dicha Constitución. Puede ocurrir que sus ansias de perpetuase en el poder, se repitan en las disposiciones transitorias que establecía que seria la ANC la encargada de elegir el Presidente de la República, la Asamblea Nacional, los Concejos Legislativos, los gobernadores, los Alcaldes, los concejos municipales para cada uno de estos cargos, es decir, todos los cargos de elección universal, directa y secreta.

Otro que reformó la Constitución Nacional a caprichos y ansias de poder fue Juan Vicente Gómez, este realizó 7 reformas. La segunda reforma se parece mucho a la actual, a los propósitos de Maduro y Cabello, La segunda reforma tuvo como objetivo asegurar la reelección presidencial de Gómez y estuvo precedida por anuncios oficiales sobre la alteración del orden público motivada por una supuesta invasión del imperio y d alienígenas y con la finalidad de suspender indefinidamente los procesos electorales, vencidos desde diciembre del 2016 y que el gobierno nacional ni ha autorizado al CNE para su celebración, Como los poderes públicos nacionales no tienen autonomía ni independencia solo obedecen ordenes del presiente de la republica

Los actuales mandatarios (Maduro-Cabello) terminaron de destruir la economía, Venezuela terminó en una industrias de puertos, todos es importados, solo con el fin de que sus dirigentes del partido y el gobierno obtuvieran beneficios personales, los cuales ostentan sin escrúpulos y mantienen cuentas bancarias y bienes en los Imperios y en los paraísos fiscales. Con el adefesio constitucional que quieren implementar es borrar las ideas y proyecto de país plasmado en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. Lo que harán es un Estado represivo, con el fortalecimiento de una nueva clase privilegiada, de burócratas y tecnócratas, la prohibición de toda disidencia, la implantación de una censura férrea.

Nada de lo expuesto en nuestra Carta Magna ha sido respetado por el gobierno de Maduro, hizo con la ayuda de sus acólitos de la Asamblea Nacional un Tribunal Supremo de Justicia, un Consejo Nacional Electoral y un Poder Ciudadano que obedece ciegamente los designios del Poder Ejecutivo, para la clase gobernantes y los opositores es recomendable que se estudien el Preámbulo de la Constitución "El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad; en ejercicio de su poder originario representado por la Asamblea Nacional Constituyente mediante el voto libre y en referendo democrático".

Artículo 5.

La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Artículo 6.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.

Artículo 7.

La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico.

Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución.

Ante la debacle y el desastre del gobierno nacional y la perdida del caudal electoral de parte del PSUV y el temor de perder las próximas elecciones de gobernadores y alcaldes hacen que cada día se irrespete la Constitución y se quieran mantener a la fuerza en el poder con el apoyo del alto mando militar, el presidente sabe y sus asesores desde luego que la derrota es eminente y que su salida es cuestión de meses, porque lo que ellos pretenden es desconocer todo lo que lo adversen y terminar de consolidar una dictadura, con un personaje muy parecido a Bucaram que mientras el pueblo venezolano se enfrenta en la calle con saldos de muertos, heridos y detenidos el presidente se entretiene bailando como el ex presidente ecuatoriano Abdalá Bucaram.

No se puede pretender que nuevamente hay que refundar la republica, cuando la actual Constitución no puede ser sustituida con el adefesio constitucional, con el fraude constituyente, no se puede engañar al pueblo haciendo creer que es una ANC para promover la paz y el amor, el objeto de una constituyente, es transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución, léase bien el Artículo 347. El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución. Porque lo que realmente ha llevado a esta crisis, no esta en la Constitución, o tal vez quieran darle ordenamiento jurídico a la corruptela, a la falta de ética y moral y la perpetuación del poder por las nuevas elites corruptas, sabemos que Maduro para adelantar este adefesio cuenta con el apoyo incondicional de la corrupta cúpula militar, la mas beneficiada con las divisas para las importaciones de alimentos medicinas e insumos de las industrias. Maduro amenaza con exterminar la Republica.

Como dice la exposición de motivos de nuestra Constitución "El protagonismo del pueblo en la conducción de su destino debe quedar explícitamente consagrado con especial énfasis en este punto de la reforma constitucional. Un pueblo deseoso de ejercer la soberanía no debe tener que pasar por toda clase de vicisitudes y superar un cúmulo de obstáculos para lograr los cambios que las estructuras jurídicas requieren. Es principio consustancial con este texto constitucional la facilitación de los procesos en los cuales el pueblo se manifiesta para solicitar la modificación de normas constitucionales.

En este contexto se debe entender que el ejercicio de la soberanía por parte del pueblo, lejos de afectar el proceso de refundación de la República y de lograr el objetivo de la profundización democrática, se convierte en herramienta indispensable del protagonismo popular, desterrando el sistema de cónclaves que decidían los destinos del país a espaldas de la sociedad".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas