Avanzar en medio de la tormenta y (3) El empate catastrófico

El ultimo acontecimiento que deviene en urgencia política es el llamado realizado por el presidente Nicolás Maduro a desarrollar un proceso popular constituyente de carácter originario, urgencia política por que la situación actual está conmoviendo las fibras sensibles de la sociedad, que aún no sale del impacto de la grave crisis económica y le toca también asumir la agudización del conflicto Chavismo-MUD, es decir entre ricos y pobres.

El desarrollo ascendente de la violencia opositora en las llamadas "protestas pacíficas" trascendió los llamados al díalogo que insistentemente promovió el presidente Maduro, hasta que a partir del 19 de Abril y ante la avanzada violenta en las manifestaciones de calle por parte de la derecha Venezolana, el presidente convoca a una de las más grandes movilizaciones que ha realizado el Chavismo, cerca de cuatro millones de Venezolanos se convocaron a Caracas para darle un respaldo inigualable a la revolución Bolivariana y al presidente Nicolás Maduro.

Sin lugar a dudas que esta demostración de fuerza del sector Chavista, tuvo repercusiones en los planes opositores para desestabilizar al país, en primer lugar con la gran movilización, el gobierno Bolivariano desmonta la falsa matriz de opinión generada por los medios de comunicación de la derecha nacional e internacional y muy difundida por redes sociales, que le confería a Nicolás Maduro una falta de apoyo popular a su gestión.

En segundo lugar se nota que a partir de esa demostración de fuerza, el desarrollo ascendente de la movilización opositora cruzó la curva de la parábola, obligando a la derecha Venezolana a recurrir a la atomización de los focos de desestabilización restándole valor cuantitativo pero otorgándole desarrollo cualitativo a la violencia desestabilizadora.

Presos de sus propios deseos de generar un ambiente de incertidumbre, inseguridad y caos total, la oposición venezolana se dejó arrastrar por la vorágine de los acontecimientos desestabilizadores, sin detenerse a reflexionar que desde la otra acera el oponente también juega, esta situación de vulnerabilidad la supo aprovechar Nicolás Maduro, que viendo el desespero de la derecha para precipitar un desenlace catastrófica para lograr la salida del presidente.

Para ello Nicolás Maduro recurre a un recurso extraordinariamente efectivo y justo como lo es un Proceso Popular Constituyente como instrumento que permita dirimir las diferencias, superar las graves contradicciones y dirigir la solución de los problemas en un ambiente sosegado y apartado de la violencia desestabilizadora, a partir de ese momento la oposición queda desestabilizada a sí misma, ya los antiguos argumentos que esgrimían contra Nicolás Maduro y su "Régimen" quedaban sin vigencia.

El micro relato anti Chavista de Dictadura ya no se podía soportar ante el llamado a la Constituyente por parte del Gobierno, en primer lugar por que lo que esgrimía la MUD ante la Comunidad Internacional, para catalogar a Venezuela como país forajido, violador de Derechos Humanos, eran precisamente enunciados políticos de envergadura, fíjense como ante las denuncias de falta de autonomía y división de poderes ellos mismos se ufanan de tener una Asamblea Nacional de mayoría de derechas, tienen una Fiscal General que desde hace más de 10 años ha sido Benevolente con el sector derechista, tanto así que el terrorista Leopoldo López fué sentenciado solo a 13 años de prisión por el llamado a violencia que generó 43 muertos en el año 2014.

La otra razón que esgrimieron durante los últimos años era la falta de elecciones que representaba para ellos una violación a la constitución, cuando se demostró que en el primer período de la actual Asamblea Nacional de mayoría opositora, ellos en su embriaguez victoriosa, sobreestimaron sus capacidades políticas al obviar los instrumentos del Revocatoria y escogieron la vía legislativa para salir de Nicolás Maduro y negándose a sí mismos la opción electoral del Referéndum revocatorio.

Ahora, sin argumentos se presentan ante la realidad que le estalla en sus rostros de enfrentar varios procesos electorales durante el proceso popular constituyente y que desde lejos se ve que no están preparados para ello, el imperio aún aletargado de la derrota de la calle que le ha propinado el Chavismo, no define líneas que impartir a la derecha Venezolana.

Y para colocar el acento en la determinación política que incide en el comportamiento de la derecha Venezolana habrá que esperar los indicadores en el tablero Geoestratégico internacional, es ahí en esta determinante que surgen los impulsos estratégicos del imperio para ordenar nuevas acciones a la derecha Venezolana.

Por lo pronto se prepara el Gobierno Bolivariano para una victoria contundente en el Proceso Popular Constituyente, aun viendo más allá podemos inferir que el pataleo de la oposición por descalificar el proceso popular constituyente, no tiene asidero que discutir en lo jurídico ni en lo ético, pero si mucho en lo político e ideológico, pero este tema da para una nueva entrega.

¡Valga una reflexión!

¿Estamos en Venezuela ante las posibilidades de una conflagración interna a causa del conflicto político?

¿El conflicto político en Venezuela es irresoluble por vías pacíficas?

¿Es cierto que ninguna de las dos fuerzas del conflicto político Venezolano tienen la posibilidad de superar a la otra sin que igualmente pudiese salir muy afectada?

Si Ud. ha considerado que son ciertas las respuestas a cada una de estas interrogantes, debe comenzar a considerar la caracterización del "Empate Catastrófico"

Para algunos analistas políticos e investigadores el empate catastrófico lo ubican dentro de un proceso dialectico en el desarrollo de las sociedades Modernas, es el momento dialectico de la "Negación de la Negación" donde ambos sujetos se niegan, sin lograr sintetizar ni conciliar sus intereses, es una "No síntesis" que mantiene su movimiento contradictorio con fricciones que pueden desencadenar en bifurcaciones aleatorias, si no interviene la acción subjetiva humana.

He aquí que sea posible revisar los planteamientos de Enrique Dussel sobre la Analectica, como cuarto momento de la dialéctica, donde aparece la reflexión, la metafísica definida en la unión de lo diverso, de la otredad, la alteridad como posibilidades alternas a la cosmovisión totalizadora occidental.

Precisamente mientras reflexionaba en estas posibilidades choqué con la casualidad que en la presentación del planteamiento del proceso popular Constituyente por parte del presidente Nicolás Maduro, el esbozaba sobre la reflexión de la misma realidad de la imposibilidad de superar la situación por la vía del conflicto violento (Reconocimiento del Empate Catastrófico) y buscar las vías alternas a la superación de la crisis múltiple de la sociedad capitalista, a través del encuentro con los otros, el ser diverso, el ser distinto…. El Ser es, por tanto, un trascendental, aquello que trasciende y rebasa todos los entes sin ser él mismo un ente, es decir, sin que ningún ente, por muy amplio que sea y se presente, lo agote. Dicho de otro modo: el Ser desborda y supera dialécticamente el mundo de las formas, el mundus asdpectabilis, trasladándose en otro contexto, «más allá del horizonte de las focas», más allá de toda morfología cósmica". N/sR.

Luego con más precisión establecemos la relación del enunciado de la posmodernidad en Dussel, con la propuesta comicial y base electoral para la constituyente donde surge un nuevo modo de participación colectiva diversa y alterna a la clásica premisa del voto nominal personal, superando así el paradigma de la democracia liberal burguesa, es el reconocimiento de los nuevos sujetos, los otros fuera de la fuerza de gravedad del sistema capitalista, negados por y negadores del sistema, sintetizan sus presupuestos ideológicos y políticos sin conciliar con la clase dominante, sobreviven a sus fuerzas atrayentes y persiguen la liberación aun dentro de la totalidad y no desde fuera de ella.

Es la Unidad en la diversidad como lo plantea el Proyecto Nuestra América y la Filosofía de la Liberación, pero con una variante que agrega valores diferenciales entre la clase y la sectorización de la participación.

Sería muy arriesgado pronosticar resultados adelantados del proceso popular constituyente que se comienza a desarrollar en Venezuela, más si han de superarse dogmatismos y pragmatismos durante su desarrollo, es un proceso creativo que no parte de cero, que recogerá los principales y trascendentes logros de la Revolución Bolivariana en materia de Derechos Sociales, Humanos, Comunales y Políticos y pretenderá abrir una brecha de cambio sistemático que se acople a nuevas etapas del devenir revolucionario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2586 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a245705.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO