Reorganización del Psuv...volver a las lineas estratégicas

El camarada presidente Nicolás Maduro planteó la necesidad de una reorganización política, estratégica y organizativa del PSUV, para dotar al Partido y a la revolución de una línea central estratégica para los próximos 20 años y poner a nuestra organización partidaria en condiciones de enfrentar y derrotar la guerra total del imperialismo y la burguesía en cualquier terreno en el que se produzca la lucha.

Definió el Presidente una fecha límite para presentar el documento que guiará esta transformación: el 19 de abril de 2017, cuando se cumplirán 20 años de la fecha en la que el MBR 200 decidió lanzarla candidatura presidencial del Comandante Hugo Chávez y tomar el camino de las luchas pacíficas y democráticas para acceder y mantener el Poder Político. Al mismo tiempo, convocó a impulsar este debate estratégico en todas las instancias del Partido; los equipos políticos estadales, municipales, parroquiales, los CLP y las UBCH.

Nos hemos guiado por dos documentos que nos fueron presentados en esta ocasión: “Nuevo Gobierno Revolucionario de Calle. A las Catacumbas del Pueblo” y “Plan de Campaña Carabobo 2017-2021. Cinco Líneas Esenciales y Cuatro Niveles de Acción”. Al comenzar, hacemos nuestro el espíritu de ofensiva que guio la acción realizada por Ezequiel Zamora el 20 de febrero de 1859 y con ese espíritu asumimos la fase que se abre para la Revolución Bolivariana en el 2017, luego de haber resistido el año más difícil, complejo y exigente que ha pasado nuestra revolución en 17 años.
POR SU IMPORTANCIA, DESTACO   ALGUNOS ACUERDOS Y DECISIONES

1-Asumimos el concepto de la Campaña Carabobo 2017- 2021 como una fase fundamental del Plan de la Patria, una fase –como lo plantea uno de los documentos que estudiamos- “…de desenlace, tras la épica resistencia de sus primeros años de desarrollo.” Hacemos nuestra su orientación en función de lanzar una contraofensiva para dar un salto cualitativo en el desarrollo de nuestro proceso de transición al socialismo”

02. Apoyamos y hacemos nuestras las cinco líneas de la Agenda de Campaña Carabobo 2017- 2021: a) la expansión de las fuerzas productivas nacionales, b) la gran tarea de ganar la paz, c) consolidación de las Misiones y Grandes Misiones, d) culminar las obras paralizadas e iniciar otras nuevas, y e) construir un nuevo Poder Popular. Proponemos agregar a la Agenda Carabobo una sexta línea, la de la acción comunicacional.

En la línea de expansión de las fuerzas productivas nacionales, de lograr un mayor desarrollo de las capacidades productivas del país, “…para derrotar la guerra económica, superar el modelo rentista petrolero y construir el modelo productivo socialista, base material del Socialismo Bolivariano”, el Comando Central Bolivariano decidió:

b. Incluir un Plan para la búsqueda de fuentes alternativas de alimentos proteicos para animales sobre la base de materias primas existentes en el país, para minimizar la importación de soya.

c. Como parte del mapa de regiones propuesto en la estrategia de poder de la Agenda Carabobo 2017-2021, debemos realizar un mapeo de las fuerzas productivas en cada uno de los estados.

e. El PSUV va a impulsar desde todos sus niveles de dirección, y con especial énfasis desde sus órganos de base, las UBCH y los CLP, la dimensión productiva de los CLAP, a fin de seguir construyendo una poderosa economía comunal, junto a la producción de las comunas, los consejos comunales y otras formas de organización; que junto a las otras formas de propiedad social –directas e indirectas- conformen y fortalezcan un área socialista de la economía.

Por otra parte, hay que politizar la gestión de los CLAP… Los CLAPS son la fuerza productiva que permite territorializar la política económica.

Hoy nadie duda que el modelo rentista petrolero se agotó y es un obstáculo formidable para la tarea que nos hemos planteado de construir el socialismo, que es la sociedad del trabajo. Tal agotamiento acabó incluso con las ilusiones de algunos economistas que en el pasado trataron de convencernos de que en Venezuela era posible, en una primera etapa, construir un socialismo rentista; eso no es posible, nuestro socialismo tiene que ser productivo para servir a todo el pueblo o no será. Esa es la base material de la nueva conciencia, la conciencia del deber social y la nueva ética, la ética de servir al pueblo que caracterizará al hombre nuevo y la mujer nueva, emancipados de la enajenación del trabajo y la explotación del capital

En la línea destinada a la gran tarea de ganar la paz, sobre la base de “…vencer la alianza que se ha establecido entre los paramilitares y las bandas criminales para sembrar miedo, zozobra y terror entre la población, desmovilizarla y aportar por esa vía a la desestabilización y a los planes terroristas de la derecha fascista.” En este aspecto decidimos:

c. En la lucha por ganar la paz las tareas de inteligencia de todo tipo (policial, militar y popular) son fundamentales para garantizar la combinación perfecta de la aplicación con toda firmeza de las leyes con la defensa de los derechos humanos, como valores fundamentales de la democracia Bolivariana y Chavista. Nuestro partido en los territorios concretos acompaña a nuestro pueblo en esa batalla contra el paramilitarismo y las bandas criminales.

d. Para la línea de consolidación de las Misiones y Grandes Misiones la primera tarea que proponemos es la revisión de cada una de ellas con el objetivo de desburocratizarlas y retomar las que se han ido debilitando o simplemente quedando en el camino. Tenemos que tener claro que el Sistema de Misiones y Grandes Misiones es esencial para la defensa de los logros sociales de la Revolución Bolivariana y la consolidación del modelo social de la revolución o como lo llamó el Comandante Supremo Hugo Chávez, “el modelo del socialismo en lo social”

La territorialización de la Misiones y las Grandes Misiones es la manera de concretar la atención social de la revolución al pueblo en cada comunidad.
Sobre la Construcción de un nuevo Poder Popular nos planteamos:

a .La construcción de una nueva hegemonía popular, a partir del fortalecimiento del Poder Popular que es el saldo político y organizativo de estos 18 años de Revolución Bolivariana. Se trata de fortalecer el Poder Popular, no sustituir el existente

b.En la articulación del PSUV con el movimiento tenemos que combatir y derrotar el sectarismo, entendiendo que la construcción del socialismo es una tarea de millones de personas y el Partido es la vanguardia política del movimiento, pero no puede sustituirlo.

CUATRO NIVELES DE ACCIÓN DE LA AGENDA DE CAMPAÑA CARABOBO 2017-2021
• Gobierno.
• Expansión de las fuerzas populares.
• Economía y Seguridad.
• Estrategia de Poder.

01. Gobierno

En este nivel del plan se propone que el gobierno asuma un nuevo método de control eficiente y permanente, se parte del hecho que el control de la gestión que hemos tenido ha sido deficiente, lo cual genera condiciones favorables al burocratismo y la ineficiencia
También se plantea ir a una profundización del Gobierno de Calle, es una nueva etapa que el camarada Maduro denominó el gobierno de calle de las catacumbas del pueblo. El objetivo es la reconexión  del liderazgo del gobierno (y de la vanguardia revolucionaria en general) con el pueblo, la recuperación de las raíces de la construcción del Movimiento Bolivariano y del Chavismo

02. Expansión de las fuerzas populares

En este ámbito, el plan se propone de manera inmediata la expansión y consolidación de la estructura de los CLAP, con el objeto de atender a 6 millones de familias para el 15 de marzo de este año, al tiempo que avanzamos en el desarrollo de su vocación productiva.
Los CLAP, junto con las otras organizaciones del Poder Popular como los consejos comunales y las comunas, tienen el desafío de incorporarse a la producción nacional de manera protagónica, conformando una poderosa economía comunal que cree valor y se incorpore, junto a las otras formas de propiedad social, directa e indirecta, a un área socialista de nuestra economía, que en la visión de nuestra revolución, puede coexistir en esta etapa de la transición al socialismo con las formas privadas no monopólicas de propiedad.

Otro objetivo planteado es la activación de la capacidad de movilización de ese nuevo Poder Popular territorializado, para lo cual son fundamentales las estructuras organizativas de base sociales En este nivel, el PSUV con nuestras estructuras de base, los CLP y las UBCH, tenemos que ponernos al frente de ese proceso de construcción política, económica, cultural y social del Poder Popular en cada territorio. El PSUV se articula con las bases del pueblo donde ellas están: en el barrio o urbanización, en el liceo, en la universidad, en la organización juvenil, en el grupo de teatro, en el consejo comunal o en la comuna a través de las UBCH y los CLP. Sólo así vamos dejando de ser una maquinaria electoral y nos vamos transformando en el partido movimiento que planteó el Comandante Supremo Hugo Chávez en la “Líneas Estratégicas de Acción Política” en el año 2010.

03. Economía y Seguridad

En materia económica, ya lo hemos dicho, tenemos la meta a corto plazo (para la primera quincena de marzo) de atender a 6 millones de familias a través de los CLAP y desarrollar la actividad productiva desde los CLAP.
Como se sabe, la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS) se desarrolla en los motores agroalimentario, farmacéutico y la industria de aseo e higiene personal de la Agenda Económica Bolivariana. En  este año 2017 debemos resolver definitivamente el problema del abastecimiento de medicamentos en las redes pública y privada, para derrotar este aspecto de la guerra económica con el que le han hecho un grave daño a nuestro pueblo. En esta tarea tienen una responsabilidad bien grande los Consejos Productivos de Trabajadores.

4. La estrategia de Poder

• Tener claro el mapa de regiones, que implica un conocimiento profundo de la totalidad de los recursos naturales, fuerzas productivas, potencialidades económicas, población, correlación de fuerzas políticas, etc., de cada estado, municipio, localidad y, desde luego, a nivel nacional.

• El mapa del enemigo. Es decir, conocer en lo concreto real las fuerzas enemigas –políticas, económicas, militares, mediáticas, culturales e ideológicas-, sus fortalezas y debilidades a toda escala, desde la local hasta la nacional.

• Los dos elementos anteriores, junto con los otros elementos del análisis de coyuntura, nos permiten caracterizar la correlación de fuerzas entre la contrarrevolución y las fuerzas revolucionarias

Ahora bien, para la concreción y éxito de esta nueva ofensiva revolucionaria expresada en la Campaña Carabobo 2017-2021, se hace imprescindible Unir y Vincular estas nuevas acciones con las líneas Estratégicas de Acción Política  planteadas en el 2010  por el Comandante Chávez , muy especialmente lo referente  a la base y carácter  Moral y Ético  que debe guiar nuestras luchas . En razón de ello, destaco   textualmente la Línea “De la “cultura política capitalista” a la militancia socialista”, orientadas  por el Comandante Eterno:

“El triunfo electoral de la Revolución Bolivariana en diciembre de 1998, y su posterior avance, se produjeron por encima de muchas de las estructuras partidistas entonces existentes, tanto de derecha como de izquierda, casi todas atravesadas por la “cultura, capitalista” de apropiación y uso del poder político, cuyo origen es el modelo rentista petrolero que penetró el alma nacional.

Esta “cultura capitalista” se expresa en el hecho de considerar que pertenecer a un partido equivale a “invertir” en él, a través de sus contribuciones financieras o con su trabajo militante, y que esa “inversión” debe ser “recompensada” o “remunerada” con puestos, cargos, prebendas o influencias en el Estado, en el terreno de los negocios o en el mismo partido.

La fortaleza de la Revolución Bolivariana se sustenta, en buena medida, en la voluntad del máximo liderazgo de la Revolución, de enfrentar esta “cultura capitalista”, favoreciendo el contacto directo con el pueblo, interpelándolo, pero sobre todo dejándose interpelar por él, convirtiéndose en una suerte de intérprete de las demandas y las aspiraciones populares, dándole voz a los que nunca la tuvieron y haciendo visibles a los invisibles, a los marginados, a los olvidados y explotados.

Sin embargo, a pesar de haber logrado preservar una amplia mayoría en la Asamblea Nacional en las últimas elecciones parlamentarias (2010), los resultados pusieron en evidencia algunas fallas en el funcionamiento del PSUV y su vinculación con la base social de apoyo a la Revolución.
Entre las posibles causas de esta situación, podemos verificar, en mayor o menor medida, algunas actitudes o desviaciones características de los partidos tradicionales, tales como el burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana, resultantes de la persistencia de la “cultura capitalista” en el seno de la sociedad.

Esta cultura es reproducida a lo interno del Partido, y se expresa en que algunos sectores lo conciben como un medio para el “ascenso social” de los y las militantes con responsabilidades de dirección a distintos niveles. Algunos camaradas se consideran líderes absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen la discrecionalidad de excluir del Partido, y hasta de la Revolución, a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas.
De acentuarse este tipo de comportamiento, el PSUV podría terminar convertido en un partido/iglesia, una suerte de “guía de las masas incultas”, que considera a sus militantes y a las diversas formas de organización popular como simples correas de transmisión de la línea indiscutible de los nuevos “sacerdotes”. De seguirse este camino, estas prácticas debilitarán la base social de apoyo a la Revolución Bolivariana.

Es por ello, que el Comandante Hugo Chávez, Presidente del Partido y líder de la Revolución, hace un llamado a las 3R², orientadas a revertir los efectos perversos de estas conductas. En este sentido, toda la dirigencia y la militancia del Partido debe comprometerse, de la manera más disciplinada, en la concreción de las 3R², desde los distintos niveles de dirección hasta la militancia de base. Pero serán las bases del Partido las protagonistas de este proceso. No será una rectificación “desde arriba”, sino fundamentalmente desde las bases”

 Tomando como base las Orientaciones de nuestro Comandante Eterno; mi persona  como militante de base de las luchas populares  y militante del PSUV desde su fundación, con el ánimo de aportar elementos para el debate y discusión  en la reorganización del Partido tal como lo planteo nuestro  Presidente Obrero Nicolás Maduro , expongo lo siguiente:
 PREMISAS  PARA EL TRÁNSITO DE LA CULTURA POLÍTICA CAPITALISTA A LA MILITANCIA SOCIALISTA, EN LA ACTUAL OFENSIVA REVOLUCIONARIA (CAMPAÑA CARABOBO 2017-2021)

1) Debemos combatir con toda fuerza  a la cultura  burguesa del consumismo, del  derroche, del oportunismo, del trabajo fácil, “del póngame donde haiga”, que heredamos de la IV República, que fue generada y alimentada por la renta petrolera, y que aún persiste en tiempos de 5ta republica

2) Asumir  que la cultura pequeña  burguesa y  la mal  llamada viveza criolla, con sus valores(o antivalores) que le son propios: la trampa, la corrupción, la falta de responsabilidad, el bachaqueo, el hacerse rico de la noche a la mañana, etc., solo será derrotada si le anteponemos  valores y principios socialistas tales como: responsabilidad, honestidad, probidad, solidaridad, cultura de trabajo, entre otros.

3) Asumir en nuestra  Revolución,  la  Revolución Cultural , que no es más que la creación de una nueva Cultura Socialista, con nuevos valores, nuevos principios, nueva moral, nueva Ética  nueva cultura política.

4) Es fundamental para construir la cultura socialista, reivindicar y poner en práctica el principio guevarista: el socialismo es producción material y  producción de conciencia; la satisfacción de necesidades materiales  debe ir  a la par de la creación del hombre nuevo y la mujer nueva.

5)El objetivo  de la cultura  política que hay construir, consiste en educar a nuestro pueblo para promover hombres y mujeres de pensamiento e ideología socialista  con conciencia de clase, que es no es más que la conciencia política que nos permite saber, en esta sociedad dividida en clases , a  cual pertenecemos y que intereses defendemos

6) La cultura política a promover, debe darle elementos a nuestro pueblo para entender que estamos en una confrontación ideológica: de la cultura de dominación de los capitalistas y la cultura de liberación de los Socialistas. Esa confrontación ideológica tiene en la superestructura actual de nuestro país, y especialmente en, los medios de comunicación y organismos  del Estado (instituciones públicas, Asamblea Nacional, etc.) un campo abierto. Es deber del PSUV y demás fuerzas revolucionarias lograr que nuestro pueblo esté ideológicamente claro a qué  equipo pertenece.

7) La incorporación de las masas populares a la educación en todas sus modalidades y  niveles, ha sido un éxito, sin precedentes en nuestra historia, de la Revolución  Bolivariana .En la etapa actual, además de seguir profundizando esa inclusión, es un imperativo  la educación política e ideológica en todos los centros de estudio y  de trabajo de  la patria (retomar la premisa “toda la patria, una escuela”, en este  caso  de formación   política-ideológica), que forme el espíritu de la fidelidad y lealtad a los ideales del socialismo, la revolución , al Legado de Chávez  . Es así,  como destacamos la necesidad de poner  en práctica  además de los Principios Generales de  nuestro partido expresados en el Libro Rojo  del ideario Bolivariano, la contribución de Ezequiel Zamora y Simón Rodríguez, el Pensamiento y obra del Comandante Chávez

8) Una tarea fundamental es luchar y  superar las viejas costumbres y hábitos pequeños burgueses que predominan en la sociedad capitalista. Debemos promover el Ser en vez del Tener, el Nosotros en vez del Yo, lo Moral a lo Material.

9) En este orden de ideas, debemos asumir que solo transformando radicalmente la enseñanza, la organización y la educación de la juventud, conseguiremos que los esfuerzos de la joven generación  den como resultado la creación de una sociedad que no se parezca a la antigua, es decir, la creación de la sociedad socialista. Nuestra juventud debe Aprender el Socialismo

10) Debemos acabar definitivamente con uno de los mayores males que heredamos de la sociedad capitalista: el completo divorcio entre los libros y la vida práctica. Como nunca antes, nuestra revolución ha parido millones de libros para la educación y formación de nuestro pueblo, en razón de esto, usémoslo para  promover, apoyar y desarrollar la unión de la  teoría y práctica, es decir, la praxis revolucionaria para la formación del hombre y la mujer nueva.

11) La política debe ser obra del pueblo; política es lucha entre las clases; en razón de ello debemos  entender que una sociedad dividida en clases, solo la lucha unida de nuestro pueblo (obreros, campesinos, estudiantes, etc.) contra la burguesía nacional y mundial, es la clave para aniquilar al capitalismo y transitar hacia el socialismo

12) Para crear una militancia socialista, es imprescindible conocer, estudiar, interpretar  las leyes generales del desarrollo de una sociedad  y sus particularidades en la sociedad venezolana. Las herramientas aportadas por el Socialismo Científico, a través del Materialismo Histórico y Dialectico nos ayuda a comprender el desarrollo  y tránsito a la nueva formación económica social: el socialismo

13) Unido  lo anterior, es fundamental investigar, conocer y divulgar las particularidades y características del desarrollo histórico de nuestra sociedad venezolana (pueblo aborígenes, época colonial, guerra de independencia, etc.), para tener plena conciencia de los rasgos y elementos que conforman nuestra identidad nacional y proyectar con pertinencia histórica la construcción del socialismo en Venezuela (Socialismo Bolivariano)

14) En la construcción de la militancia y cultura socialista, deben ser abolidas algunas “verdades eternas” impuestas por los burgueses, una de ellas es la Moral. Para los y las socialistas no existe moral eterna, la moral es un forma de conciencia social  y como tal  refleja las condiciones  de vida material en una época determinada y por ello debe cambiar obligatoriamente cuando cambian esas condiciones; por tanto una cosa es la moral burguesa y otra la Moral Socialista. En la moral individualista, egoísta del capitalismo rige el principio: “el hombre es el lobo del hombre”; la moral socialista se  deriva y está subordinada a  los intereses de la lucha de clases del proletariado, del campesino, quienes en alianza de clases combaten a la antigua sociedad explotadora, y construyen la sociedad socialista basadas en sentimientos de confraternidad, compañerismo  y solidaridad.

15) La Moral Socialista es portadora de una nueva concepción del trabajo. El trabajo voluntario es la base de la moral socialista para crear y desarrollar el hombre  nuevo y la mujer nueva. Se asume el trabajo voluntario aquel que se entrega a la sociedad sin remuneración alguna, sin nada a cambio que no sea  la construcción de la sociedad socialista

16) Ha quedado demostrado en nuestro proceso que la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y  diversas  leyes revolucionarias desde 1999,unido al Plan de la Patria,  han contribuido a crear en nuestro pueblo  una conciencia y visión  socialista, razón por la cual es necesario profundizar en esta etapa , la aplicación  de las  leyes  y del Plan de la Patria para  construir el Estado Socialista y a través de estrategias de comunicación y propaganda difundir con mayor fuerza entre nuestro pueblo todos los instrumentos legales, jurídicos y políticos  que ha parido la revolución

17) Otras de las tareas fundamentales a asumir por la revolución cultural es la creación de la nueva intelectualidad, la intelectualidad socialista. No se trata  de formar lumbreras y letrados que estén por encima de los intereses de la nueva sociedad, sino todo lo contrario, que contribuyan, entre otras tareas: a edificar la base técnica material del socialismo, la organización de la dirección estatal y el desarrollo de la cultura en su conjunto

18) Para lograr lo anterior, es necesario que los cargos de dirección, administrativos, instituciones, claves del proceso revolucionario estén en manos de  cuadros revolucionarios. En la actual etapa del proceso bolivariano, se requieren revolucionarios que sean técnicos y perfeccionen sus técnicas al servicio del desarrollo de nuestro  pueblo. Técnicos sin conciencia no interesa a la revolución en estos momentos de crispación de la lucha de clases

19) Otra tarea fundamental en esta hora del proceso en plena guerra económica, es insertarnos  con praxis revolucionaria a conocer a profundidad la dinámica del proceso productivo  y de distribución y proceder en consecuencia  con ayuda del PSUV y demás fuerzas revolucionarias a efectuar los cambios cuantitativos y cualitativos a que haya lugar para derrotar la actual guerra económica y  avanzar decididamente al modo de producción socialista

20) A tal efecto, es menester de obreros y campesinos y fuerzas revolucionarias, abordar algunas fórmulas o mecanismos para proceder a su estudio. Una formula, entre tantas, puede ser: Propiedad----Producción----Distribución e Intercambio----Consumo.
 Conocer las leyes, particularidades, dinámica de cada uno de estos factores contribuirá a elevar la cultura técnica productiva para establecer nuevas relaciones socialistas de producción. (Ejemplo. Pasar de propiedad colectiva (cooperativa) a propiedad social de medios de producción, asumir control obrero, etc.)

-En cuanto a adoptar una militancia socialista en las  instituciones y organizaciones para combatir el burocratismo, sectarismo, corrupción e ineficiencia se plantea:

21) Asumir con disciplina y compromiso revolucionario la aplicación constante  de las 3R², tal como lo planteaba el Comandante Eterno: Revisión, Rectificación, Reimpulso, Reunificación, Repolitización y  Repolarización, para adaptar las instituciones y organizaciones al salto cualitativo que se requiere, para estar a la altura de los retos planteados a la revolución en las actuales circunstancias.

22) Acabar con el Sectarismo. El sectarismo es propio de un reaccionario, es castradora de la libertad de ideas y de opinión y no son pocos los revolucionarios que se transforman en reaccionarios  por la sectarización en que se dejan caer. En cambio la radicalización es lo propio del revolucionario, el radical  es un comprometido con la liberación, no se siente dueño del tiempo, ni dueño ni jefe de hombres y mujeres, sino que se inserta  con ellos en la realidad, para conocerla mejor  y transformarla. Seamos radicales, no sectarios

23) Acabar con el Burocratismo y la Corrupción. El Burocratismo es una herencia del capitalismo, que persisten en el transito al socialismo. La falta de motivación interna y mística  en cada funcionario, la falta de organización y corresponsabilidad en las estructuras,  poco interés por formación política-ideológica, el reposerismo, el ahogarse en papeles , el no resolver las cosas que se presentan, configuran algunas de sus características. La corrupción es uno de los graves males del sistema capitalista que se manifiesta en todas las áreas de la sociedad, es deber de la Revolución Bolivariana  extirpar de raíz tan grave mal  

24) Para combatir y derrotar al burocratismo debemos asumir otras prácticas y acciones. Ni tareismo, ni reunionismo, ni voluntarismo; estas son prácticas que solo dejan, en el mejor de los casos, bonitos informes solo para cumplir tareas, muchas lista de asistencia de reuniones improductivas y  subutilización del talento humano. A La  departamentalización de las funciones, antepongamos el trabajo integral e integrador, ante el “verbalismo” antepongamos hechos concretos. Solo la praxis revolucionaria con planificación  y organización colectiva hará posible tener instituciones  y organizaciones revolucionarias sin burocratismo, más eficientes  al servicio de la revolución y de  nuestro pueblo, en la solución de sus problemas y necesidades.

 25) Mejorar nuestra mística en las instituciones y organizaciones revolucionarias. No creer que existe una mística para los jefes, gerentes o  coordinadores y otra diferente para el resto del personal; la mística es una causa común para todo el equipo de trabajo. Asumir que la mística es una cosa del corazón que nos impulsa  día a día alcanzar aquel sueño, aquella causa. En nuestro caso nuestra gran causa es la Revolución Bolivariana en la construcción del socialismo y todo lo que hagamos en el día a día debe siempre tener en cuenta ese horizonte.

 26) Debemos propiciar la Dirección Colectiva en nuestras organizaciones e instituciones: el dirigente o referente no es aquel que manda, sino aquel que colectivamente dirige el movimiento. La dirección siempre debe ser colectiva, aunque las responsabilidades y las tareas sean individuales. Se debe articular la actuación de los trabajadores o militantes   a partir de un plan de trabajo, con distribución de tareas y responsabilidades, con evaluaciones periódicas, teniendo claro los objetivos que se quiere alcanzar.

27) Promover siempre la Unidad. Esta se consigue cuando se respetan las opiniones y las sometemos a la voluntad de la mayoría. La unidad implica tener derecho de disentir, sin impedir la organización de las acciones, obedeciendo y respetando siempre a la voluntad de la mayoría.  No se trata de una “unidad” de cúpulas partidistas, de conciliábulos, de oportunistas y arribistas. La unidad que construyamos debe partir de la unidad ideológica y moral  por un  proyecto de país que compartimos y soñamos y que estamos dispuestos a construir juntos: El Socialismo. Unidad, Lucha, Batalla y Victoria, es el llamado constante del Comandante Eterno

28) Nuestras instituciones y organizaciones deben convertirse en Trincheras de Ideas .Debe implementarse espacio permanente en los lugares de trabajo o de militancia, para la formación y discusión político-ideológico con el fin de lograr participación y movilización consciente de todo el colectivo laboral o militante de organización

29) Debe implementarse el Trabajo Voluntario en nuestras instituciones y organizaciones como elemento de  toma de conciencia y aporte incondicional del colectivo laboral al proceso revolucionario. Ejemplo: sábados o domingos Comunitarios.

30) Las instituciones de gobierno deben promover la conformación  de organizaciones para la integración y unificación del colectivo laboral (Consejos de Trabajadores, Consejo de obreros, Consejo Productivo de Trabajadores  etc.), con el fin de desarrollar la democracia participativa y protagónica, expresión de la Democracia Socialista que debemos construir

31) En cuanto a los métodos de trabajo en la hora actual, el principio ideológico de acción debe ser  “De las masas, a las masas”,  que no es más   como dice nuestro Comandante Chávez:

“La política revolucionaria, si quiere ser digna de tal nombre, se hace en la calle, junto al pueblo, nada sustituye al contacto directo con el pueblo… es necesario que el pueblo nos interpele, nos exija, nos desafié…nosotros estamos aquí no para apoltronarnos ni para aburguesarnos: nosotros estamos aquí para hacer una revolución verdadera”

O como lo expresa nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro

“debemos volver a nuestros orígenes de trabajo , a nuestro valores , para reconstruir la revolución Bolivariana  y chavista de abajo hacia arriba …todo esto pasa por retornar al carácter verdaderamente revolucionario y colectivo que estuvo en la etapa germinal de nuestro proyecto bolivariano , cuando las bases sociales reconocían que su participación era determinante para cambiar la historia… es fundamental la activación de una verdadera  participación  que genere el protagonismo  de las nuevas fuerzas sociales  que se han forjado al calor de la revolución  y que vaya mucho más allá del carácter institucional  en que al parecer a caído parte de la Revolución Bolivariana , romper esos mecanismos  que han burocratizado  y anquilosado la práctica ,el discurso y el accionar político de nuestra revolución. El cambio profundo es la Revolución Bolivariana  y para serlo  y encarnarlo  debe renovarse , debemos renovarnos en lo que hacemos , como lo hacemos, un liderazgo que crea en el pueblo , que consulte al pueblo, que mueva al pueblo, que esté siempre con el pueblo y articular un poderoso movimiento popular. Hay que renovar la revolución”

Vamos pues Camaradas guiados por el Legado de nuestro Comandante Eterno  y con las orientaciones de nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro, a librar y triunfar en la Batalla de Carabobo 2017-2021.

VENCEREMOS

 

jesus_perezq@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1054 veces.



Jesús Pérez


Visite el perfil de Jesús Pérez Q para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a242789.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO