La juventud bolivariana y la renta petrolera (II)

Simón Bolívar en su discurso ante la Sociedad Patriótica, el 03 de julio de 1811, con apenas 28 años de edad, señaló nuestra resolución a ser libres y que la forja de la libertad estaba signada por las luces, por el conocimiento, el saber, los sacrificios, los riesgos, el desprendimiento, la audacia, la valentía y la lucha sin reposo, consecuente con su juramento cuando rondaba los 22 años.   Consiguió por quien luchar, consiguió su amor, “juro por mi patria” ejemplo singular de constancia, la espera trabajando para conseguirla, tener patria.   Simón Bolívar tempranamente se organizó, le dio importancia a la moral y las luces, sabía que en la Sociedad Patriótica, estaban todos “los intereses de la revolución”, por ello es que nuestra juventud, no puede olvidar jamás sus raíces, se perdería el sacrificio de nuestro próceres y libertadores; nuestra juventud está en el deber de  reconocer y estudiar la cultura del rentismo petrolero; como permea esta cultura nuestra conducta, colocándola al servicio de intereses extranjeros, contrarios a nuestra identidad, pertenencia y soberanía.   Construir una sociedad a cada quien según su capacidad, a cada quien según su trabajo es el sur de nuestros sueños, sueño bolivariano donde todos debemos ser ciudadanos, por ello debemos utilizar todas las herramientas para construir esa sociedad participativa y protagónica en el hecho.

Esta conducta nada tiene que ver con la cultura del facilismo, el clientelismo y la dádiva.

El trabajo arduo, disciplinado y creador, minimizaría el oportunista de nuevo cuño, minimizaría la corrupción y convocaría a “la gran reunión de toda la familia honesta venezolana” pues la cultura del rentismo petrolero, no tiene que ver con la justicia y el derecho en la distribución de la renta.   Estos grandes temas abordados de manera firme y protagónica por nuestra juventud hará realidad que “Chávez no murió, se multiplico”.

¿Nos hemos preguntado cómo hemos llegado a esta crisis, con un barril de petróleo a 100 dólares?¿Hemos rectificado nuestros errores? ¿Hemos revisado las causas que nos trajeron a estos escenarios?

¿Nos ajustamos los cinturones para trabajar o rumbear? El diálogo es la base de la comunicación humana y este diálogo, debe traer acuerdos y estos acuerdos deben y tienen que servir al pueblo, el diálogo debe estar plagado de pueblo, nuestra constitución es el resultado del constituyente originario.

Es “la partida de nacimiento de la nueva Venezuela bolivariana” en medio de un debate de 100 días con un apoyo del 71% que dejó atrás el Pacto de Punto fijo, para construir “el nuevo edificio político nacional”.   Cobra enorme importancia, para nuestra juventud bolivariana multiplicarse en este escenario de crisis y asumir los retos que superen la incertidumbre actual.   Conformemos los núcleos para la defensa y aplicación de la CRBV y hagamos realidad su preámbulo, poema refrendado por su pueblo.

“Tenemos que recuperar la idea, el concepto y la praxis de la unidad nacional, de la unidad de la República.   Venezuela es una sola república, no es una sumatoria de pequeñas repúblicas que ponen en peligro la existencia de la nación y la existencia de un proyecto futuro.”   Hugo Chávez. Discurso ante la Asamblea Nacional Constituyente. Caracas, agosto 05 de 1999



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1008 veces.



Nelson Escobar

Maestro Ambulante. Diputado a la Asamblea Nacional por el circuito #3 del estado Portuguesa. www.Nelsonescobar.psuv.org.ve

 Bigotebrocha1@gmail.com      @NelsonEsc

Visite el perfil de Nelson Escobar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: