La Ideología liberal como Arma Cultural del Capitalismo

La teoría del Liberalismo tanto en lo económico, como en lo político, se apoya en el principio del derecho natural, según éste el mundo se rige por una serie de reglas o leyes naturales superiores en autoridad a las ordenes y leyes promulgadas por los humanos, si se deja que las cosas sigan su curso natural, se establecerá un orden armónico que hará posible alcanzar el más alto nivel de felicidad individual y colectivo, afirma que los intereses individuales están en perfecta armonía con el interés colectivo, a pesar que el individuo solo piensa en su ganancia propia es conducido por una mano invisible a promover un fin que no estaba en su interés y de ese modo al perseguir su propio interés promueve el interés general.

Según la concepción Liberal las leyes jurídicas regulan las actividades económicas de los individuos y contradicen el principio del derecho natural, el Estado debe dejar a los individuos el cuidado de sus propios intereses. Fue Adams Smith, quien consideró como el mejor orden económico aquel que se basa en la libertad individual, la iniciativa privada, y la libre competencia, Smith escribía en los albores de la Revolución industrial en Europa, popularizando la doctrina del liberalismo en su libro denominado Sobre la naturaleza y causas de las riquezas de las naciones (1776).

El Liberalismo en el terreno ideológico-político es la extrapolación del principio del derecho natural al mundo de los sistemas de ideas y representaciones sociales así como de las actitudes y comportamientos sociales.

Es mas fácil que una persona modifique la forma de representarse el mundo, es decir su ideología a que cambie sus formas habituales de vivir. La ideología impregna todas las actividades del ser humano entre ellas la practica económica, y la practica política. Esta presente ante las obligaciones de la producción, en la idea que se hacen los trabajadores del mecanismo de la producción. Esta presente en la actitudes y en los juicios político, en el cinismo, la honestidad , la resignación, y la rebelión, Gobierna los comportamientos familiares de los individuos y sus relaciones con los demás, y con la naturaleza. La ideología esta hasta tal punto presente en todos los actos y los gestos de los individuos que llega a ser indiscernible de su experiencia vivida y por ello todo análisis de lo vivido esta profundamente marcado por la acción de la ideología.

Delastrarse del Liberalismo en su dimensión ideológica implica una forma diferente de percibir la realidad y de actuar en ella, es poner en practica una nueva pedagogía política. Por eso hacer una Revolución Cultural implica entre otras cosas cambiar las vías de acceso al conocimiento como ideología que nos imponen las clases dominantes a través sus aparatos de dominio ideológico, entiéndase sus medios de comunicación, sus escuelas, sus universidades, sus religiones, sus currículum, sus redes sociales, es por eso que requerimos dar la lucha ideológica activa en función de la creación de una Nueva Hegemonía Cultural en la construcción del Nuevo Bloque histórico. Se trata de vincular nuestras capacidades científico tecnológicas, artísticas, a las necesidades del pueblo, impulsar la formación para la ciencia, el trabajo liberador y la producción. Es trascender al Socialismo como modo de vida superior al destructivo y salvaje Capitalismo.

Referencias.

Frentes culturales y Movilización de masas. A y M Matterlart Edi Anagrama.1977

Los Conceptos Elementales del Materialismo Histórico. Marta Harnecker. Editorial Siglo XXI.

Plan de la Patria 2013-2019.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Simón E. Martínez S.


Visite el perfil de Simón E. Martínez S. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a237899.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO