Ahora entiendo …

Ahora entiendo por qué estamos como estamos.

Me preguntaba:

¿Por qué Maduro, desde la primera semana que fue electo en abril del 2013, cuando Carriles Radonski llamó a sus seguidores a crear violencia en las calles, matando a inocentes, no utilizó las mismas tácticas del capitalismo para impedir de una vez que la oposición y sus colaboradores --- todos capitalistas, y la mayoría dispuestos a utilizar la violencia como instrumento para llegar a sus fines --- hagan un desastre del país?

Sabia que Maduro supuestamente es/era seguidor de Sai Baba, un líder religioso de India, un pacifista al parecer, entonces pensé que tal vez por esa razón Maduro siempre habla de paz, y no utiliza las técnicas del capitalismo para combatir el capitalismo.

Ver Maduro y Sai Baba: http://www.elobservador.com.uy/nicolas-maduro-y-su-devocion-el-guru-sai-baba-n245428

Se me ocurrió entonces que Maduro realmente cree que se puede combatir la violencia y la maldad capitalista con métodos pacíficos, o lanzándoles flores, o besos de amor y respeto, en vez de caerles a palos.

Pensé, “Bueno, esa pudiera ser su creencia, pero él verá la terrible destrucción, el terrible daño, la miseria, y el sufrimiento de inocentes que ocurrirá por ser un pacifista. Maduro no sufrirá ya que tiene todo lo que necesita, pero los más necesitados y los inocentes de nuestro país sufrirían.”

Y eso es exactamente lo que ha ocurrido en los últimos 3 años.

Ahora, cualquier persona que ha conocido la verdadera miseria de la pobreza, de las calles, de la violencia, sabe que no se puede combatir el mal efectivamente con el bien, es decir, es imposible ganar una pelea callejera si uno se deja caer a palos, porque uno sabe que si lo permite, entonces el otro la dará palos hasta matarlo.

Había concluido --- erróneamente creo --- que ya que Maduro [obviamente para mí] nunca ha sufrido hambre, nunca tuvo que vender arañas en las calles como lo hizo Chávez, y nunca ha tenido que sobrevivir la violencia de las calles así como una proporción significativa de los pobres del mundo han tenido que hacerlo, entonces era por eso que Maduro no entiende que contra el enemigo violento hay que utilizar las mismas tácticas que ellos utilizan, si no, uno morirá.

Pero …

Ayer leí un artículo en Aporrea, donde con respecto a un típico político venezolano, Vladimir Villegas, Maduro supuestamente dijo:

"Con Vladimir viví momentos muy especiales, yo conocí la sede del Partido Comunista de Venezuela (PCV) por él; hemos tenido diferencias pero lo sigo queriendo y respetando."

Ver: http://www.aporrea.org/ideologia/n297326.html

Pensé, ¿Qué?

¿Cómo puede Maduro respetar a un personaje como Vladimir Villegas?

Ser un pacifista es una cosa, pero respetar al enemigo es otra cosa.

No conozco a Vladimir Villagas, ni tampoco quisiera conocerlo, pero no puedo entender cómo un chavista puede respetarlo.

Para mí de respetar a Vladimir Villegas es como respetar a George Bush, o Donald Trump, Hillary Clinton, o a Barak Obama, o a Maria Corina Machado, o Leopoldo Lopez, o Carriles Radonski, o Ramos Allup.

Yo no los respeto, por nada, y nunca los respetaré (vean por qué más abajo).

No entiendo cómo Maduro puede respetar a Vladimir Villegas …

Pero … ahora sí entiendo otra cosa.

Si realmente Maduro dijo lo que dijo con respecto a Vladimir Villegas, entonces por fin, ahora entiendo por qué estamos en este desastre.

No es necesariamente porque Maduro sea un pacifista, o porque nunca haya vivido en la calle.

Si Maduro es capaz de respetar a un personaje como Vladimir Villegas, entonces también debe ser que respeta o tolera a personajes como Maria Corina Machado, Ramos Allup, Leopoldo Lopez, o Carriles Radonski, o George Bush, quien fue responsable por la muerte de cientos de miles de inocentes.

O por lo mínimo, Maduro debe estar perfectamente dispuesto a respetar el derecho de expresión de esos personajes, aun si sus formas de expresión, o sus formas de operar crean situaciones en las cuales miles de ciudadanos inocentes sufren o mueren, como ocurrió durante las violentas guarimbas del 2013 y 2014 generadas por la oposición venezolana, de la cual Vladimir Villegas obviamente forma parte.

Ahora entiendo por qué estamos como estamos.

No es necesariamente porque Maduro sea un pacifista, no, sino que pareciera que Maduro está perfectamente dispuesto a respetar a cualquiera que sea, a respetar sus formas de operar, a dejarlos hacer lo que les dé la gana, entre ellos, obviamente, a la oposición venezolana, a los enemigos del Pueblo pobre, a esos malvados que nos han quitado a millones de venezolanos inocentes los medicamentos, la comida, y la seguridad, a esos ladrones y corruptos.

Maduro probablemente no le falta respeto a nadie.

Ese es el problema.

Ahora entiendo …



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3798 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a234438.htmlCd0NV CAC = Y co = US