El socialismo es una forma de gobierno

El socialismo, pero como sistema de vida le ha sido arrebatado en esa singular disputa en que no se ha podido disfrutar del don de libertad, la igualdad por la frustración permanente de las pasiones políticas. Conformado por la burguesía para la explotación, moldeado para la hazaña y la rápida conquista de la fortuna, contra el quehacer pacífico y laborioso, le iba a fracasar en las manos inmóviles y sorprendidas.

Por eso el socialismo es interrogación constante del pueblo, preocupación por la vida social y política, afán de libertad y de justicia, engrandecimiento de la patria, en una palabra lo que constituye el rostro del venezolano cuando mira a sus hijos para estimularlos a luchar contra el fatalismo que siempre ha impedido llegar a la reconciliación nacional.

Las fuerzas oscuras de las dictaduras se impusieron sus designios. Con los militares para gobernar al son del absolutismo; después se conmovió ante el afán de oradores y letrados que quisieron modificar la actitud arbitraria para encauzar la acción constitucionalista; y algunos nombres fueron símbolos luminosos, pero no fué constante el sacrificio del pueblo, patriotas, para impedir la sucesión de los tiranos y dictadores que trajeron en la conspiración cuarenta años de mandonería del puntofijismo en que encerró aquel signo y el orgullo nacional, en una cárcel lóbrega con sus sucursales en todas las porciones territoriales.

Porque si el socialismo se refugia en las clases laborables como una aspiración, en la mesa del escritor, del artistas y del científico como un ideal, en la tribuna del político coma la razón de su existencia, y se planta el pueblo interrogante, frente a la burguesía para que ponga en marcha su iniciativa en pos de la creación de las fuentes de trabajo, es para reclamar que los problemas se resuelven de acuerdo con el sentir de la opinión del pueblo.

Allí está el socialismo en espera de las respuestas a las dudas y vacilaciones que nacen de las actuaciones contradictorias de la burguesía y de los partidos políticos de la derecha, a su vera está la libre expresión del pensamiento y de frente esa imagen que representa la opinión del pueblo, porque pese a tantas incomprensiones, el aprendizaje del socialismo no es sino el renovar constante de su enseñanza.

¡Gringos Go Home! ¡Pa’fuera tús sucias pezuñas asesinas de la América de Bolívar, de Martí, de Fidel y de Chávez!

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3985 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a227643.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO