Ese pudiera ser el equilibrio perfecto

Este tema es muy difícil abordar, ya que se pudiera escribir un libro de 1000 páginas al respecto sin verdaderamente entrar en los detalles, pero creo que es tiempo de abordarlo aquie ahora, aun si fuera un poquitico solamente.

El equilibrio para un rico pudiera ser de ser más rico que otro rico, mientras que para el pobre, pudiera ser de ser menos pobre que otro pobre. Para el mujeriego, el equilibrio pudiera ser de tener a su disposición personal un igual número de mujeres blancas, mulatas, y negras, o algo así.

En otras palabras, dentro de la sociedad occidental colonizada y subyugada en la cual vivimos hoy, no solamente en Venezuela, pero en casi todos los territorios del planeta infectados por la mentalidad occidental, el equilibrio es un concepto generalmente:

1) individual, versus comunal, y/o

2) relacionado con algún nivel de vivencia capitalista, y

3) rara vez es relacionado con los valores humanistas o espirituales.

Por ejemplo, es rara vez que una persona busque un equilibrio espiritual, a menos que haya pasado por alguna gran tragedia personal, y es rara vez que una persona se pare a hablar con una persona que vive en la calle, para ver qué tipo de ayuda pudiera necesitar.

Es más, el equilibrio normalmente tiene que ver con nuestra situación PERSONAL física/practica/monetaria, versus la búsqueda de algún equilibrio social o comunal, en otras palabras, “Qué me importa lo que le pase a mi vecino,” o como dicen comúnmente en EEUU:

“Es la ley del más fuerte,” o “Cuidar por el numero uno.”

Ahora, desde mi punto de vista, como matemático, estas maneras de interpretar el equilibrio forman parte del desequilibrio de nuestra sociedad, ya que no toman en consideración el conjunto, a menos que sea absolutamente necesario, normalmente cuando las cosas van muy mal, y eso es una de las casusas principales de los males acumulados de la sociedad occidental, incluso la nuestra aquí en Venezuela.

Me explico.

El otro día me escribió un lector, diciendo lo siguiente:

“…que tiene de malo ser rico si lo logré con mi esfuerzo? ¿Por qué pensar siempre que la ecuación es que TODO YA EXISTE, y por tanto si alguien tiene más es porque se lo quitó a otro?”

Bueno, parte de la respuesta que le di, fue la siguiente:

“De cualquier manera que uno lo analice, matemáticamente, físicamente, en absolutamente todos los sentidos … el universo que conocemos SIEMPRE [tiende hacia] un equilibrio, o el equilibrio. [Pero] … si se mueve algo de un lado hacia otro [forzado] … se crea una distorsión no natural, y cuando se acumulan las distorsiones una sobre la otra, etc., se acumula la violencia (ya que la distorsión es representativa del agravamiento) … el capitalismo, y el sistema de educación occidental, se basan en precisamente eso, en el quitar y acumular … causando grandes disturbios …”
 

Ahora, para confirmar esto, si uno le pregunta a cualquier físico o químico honesto sobre la tendencia natural del conjunto del universo, le van a responder algo al estilo, “Todo tiende hacia el equilibrio.”

Es tendencia hacia el equilibrio existe en todo, es algo universal.

Ver (tipos de equilibrio): https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_types_of_equilibrium

EJEMPLO

Por ejemplo, si uno llena la mitad de un frasco de vidrio con agua fría del chorro, le pone la tapa, y lo deja sobre la mesa en una sala donde la temperatura es constante, pero más alta que la temperatura del agua en el frasco, uno observará que poco a poco se creará un vapor en el aire dentro de la botella, y poco a poco, enseguida, se condensará ese vapor en gotas de agua sobre la pared interior del frasco. Este proceso continuará hasta que en algún momento ya no se vea ningún cambio en la cantidad de condensación (gotas de agua), aire, y agua.

Esto significa que es proceso de cambios que ocurrieron dentro del frasco, llegó a su equilibrio, donde nada cambia o cambiara a menos que cambien las condiciones externas (cambio de temperatura, movimiento forzado, etc.).

También se pudiera interpretar este fenómeno de tal manera que todos los elementos/partículas dentro del frasco llegaron al punto donde ejercen la misma cantidad de fuerza o contra fuerza sobre cada uno de los todos los otros elementos/partículas que se encuentran dentro del frasco.

Eso es el equilibrio, o la Ley de Entropía (ver más abajo).

Ahora, nuestro universo, por lo menos así se entiende hasta hoy en día, es considerado un sistema cerrado, así como un frasco de vidrio tapado, donde los elementos/partículas están todavía en modo de cambio/condensación, es decir, todavía el universo no ha encontrado su equilibrio completo, pero tiende hacia un equilibrio.

Este concepto, la tendencia hacia el equilibrio, en ciencia, se llama la Ley de Entropía de la termodinámica, donde también se expresa que:

“El universo tiende a distribuir la energía uniformemente; es decir, a maximizar la entropía.

Este concepto científico se puede utilizar de manera práctica y positiva en nuestras vidas, por ejemplo, aquí en el link abajo pueden ver/escuchar un punto de vista sobre esa ley, pero interpretado desde el punto de vista de un esotérico.

No escuché todo el video, solamente el principio, y me parece que el tipo lo explica bastante bien.

Ver: https://www.youtube.com/watch?v=ldPOETl3U2M

Aja, entonces, para resumir, se podría decir que todo tiende hacia el equilibrio. Aquí hay unos ejemplos prácticos:

1- Una pareja que se lleva bien, siempre tiende hacia la paz (el equilibrio), y a menudo la encuentra. Si no se entienden bien, también tendrán la tendencia de buscar la paz, pero no la encontrarán ya que existen influencias externas (como los cambios de temperatura o movimientos forzados en el caso del frasco) que no permiten que se llegue al equilibrio deseado.

2- Cuando una familia grande se sienta a comer juntos, la tendencia es de que toda la comida que se encuentre sobre la mesa sea distribuida/ingerida de manera igualitaria/equilibrada alrededor de la mesa.

3- Cuando uno se lanza por primera vez a una piscina, el cuerpo recibe un choque, pero poco a poco el cuerpo se va acostumbrando al frio del agua, y después de un tiempo el cuerpo ya no siente ninguna diferencia, y la persona se siente satisfecha y feliz. Las funciones internas del cuerpo humano tienden hacia el equilibrio, lo que se refleja en la felicidad o la satisfacción.

Existen miles de ejemplos.

NUESTRA SOCIEDAD

Bueno, ahora quiero hablar del equilibrio dentro de nuestra sociedad, lo cual es mucho más complejo, pero tiene el mismo fundamento:

La Ley de la Entropía, o la tendencia hacia el equilibrio.

Existe una expresión en inglés que dice, “Si no puedes contra ellos, únete a ellos,” lo cual esencialmente corrobora la Ley de la Entropía, es decir, lo más que uno se opone a una tendencia, lo más lejos uno se encontrará del punto de equilibrio, donde se encuentra la paz, el bienestar, la felicidad, etc.

Ahora, lo irónico en nuestro caso venezolano, es que la Revolución social/humanista que Chávez impulsó era como una fuerza externa mayoritaria (60% de la población aproximadamente) que conmovió el frasco donde ya existía un cierto equilibrio entre pobre y rico, entre adeco y copeyano, y entre abusador y abusado.

El movimiento chavista desequilibró este frasco cerrado al levantar la temperatura y al golpearlo por todos lados, académicamente, intelectualmente, ideológicamente, y prácticamente, etc., bajo la dirección de Chávez, pero nunca llegó verdaderamente a encontrar un nuevo punto de equilibrio social ya que la violenta oposición venezolana nunca llegó a decir, “Si no puedes contra ellos, únete a ellos.”

Ahora, hoy, bajo Maduro, el país tiende hacia un nuevo equilibrio, hacia el equilibrio anterior, antes de Chávez, ya que una parte importante, tal vez un 50%, de los chavistas, incluso Maduro, están diciendo, “Si no puedes contra ellos, únete a ellos,” lo que resultará en un nuevo equilibrio.

Pero, digamos que regresaríamos al equilibrio que existía antes de Chávez, el asunto entonces sería que todavía existiría simultáneamente una fuerza subversiva de tal vez 3 millones de chavistas (10% de la población) no dispuestos a conformarse con ese equilibrio, lo que resultaría en que Venezuela, por lo menos en el futuro previsible, nunca se encentraría en un estado de equilibrio (paz) social.

Pregunto:

¿Existe algún elemento que tal vez no hemos considerado que pudiera llevar a Venezuela a alguno punto de equilibrio, aun cuando existen esas grandes diferencias ideológicas entre chavista y opositor?

Yo diría que sí.

Pudiera parecerles un poco absurdo mi asunto, pero existen pruebas de que funciona.

1- Lo que ocurría antes de Chávez era más o menos lo siguiente: el 20% de la población jodía al 80%.

2- Cuando llegó Chávez, se convirtió en algo así: un 20% de la población trataba de seguir jodiendo al 80%, pero Chávez creó los mecanismos para esquivar esos ataques. Mientras tanto el 80% empezó a educarse y a aprender cómo hacia/hace el 20% para siempre tratar de joderlos.

3- Chávez murió, y ya que Maduro no pudo seguir el paso de Chávez, y ya que empezó a mentir como cualquier típico político adeco y copeyano, una parte del pueblo chavista que había aprendido como se hace para joder al próximo, decidió “Si no puedes contra ellos, únete a ellos,” y se unieron al contrabando de extracción, al acaparamiento de comida y medicina, a la reventa de productos subsidiados, a la corrupción, a la estafa, al robo, etc., así como cualquier otro típico adeco y copeyano de antes. Hoy, en el 2016, aproximadamente el 60% de la población está jodiendo al 40%.

4- Después de un tiempo, si esto sigue así, el 90% estará jodiendo al 10%, más o menos lo contrario de antes de Chávez, pero utilizando las mismas tácticas del joder, y esa parece ser la tendencia hacia un nuevo equilibrio.

Pero yo digo, ya que esa es la tendencia, ¿Por qué no acelerar esta tendencia para llegar al nuevo equilibrio más rápidamente, así reduciendo nuestro sufrimiento?

La idea es la siguiente:

Me he dado cuenta que en general muy poca gente dice siempre la verdad, es decir, de 100 personas, 99 mienten, mientras que solamente 1 siempre dice la verdad.

Esto se traduce en que, en general, 99 de cada 100 personas, o el 99% de la población, sería hasta cierto punto capaz de participar en el contrabando, o en la reventa de productos subsidiados, exigiendo precios bárbaros, mintiendo para sobrevivir, podría joder al próximo si necesitara, aun tal vez a su hermano, seria capaz de vender un producto defectuoso y después decir, “Cónchale hermano, no sabía que eso no servía, pero no te lo puedo cambiar porque ya los vendí todos, disculpe,” y decírselo con esa desgraciada cara de culo que todos conocemos.

Es decir, de cada 100 personas, 99 podrían sobrevivir jodiendo a su próximo.

¿EL EQUILIBRIO PERFECTO?

Entonces, la idea sería que para eliminar el desequilibrio actual --- digo desequilibrio porque el resultado es extremadamente negativo actualmente para nuestra economía y sociedad --- donde 60 de cada 100 personas anda jodiendo a los otros 40, sugiero que 39 de esos 40 que están siendo jodidos, los que son capaces de mentir, se unan inmediatamente a los 60 que joden al próximo, para así llegar más rápidamente al punto de equilibrio, donde esencialmente todos siempre anden jodiendo a todos, y ese sería el nuevo equilibrio que nos llevará a una cierta paz económica/social.

En otras palabras, si todos son ladrones, ¿A quiénes le van a robar?

Matemáticamente, pero no moralmente, para el equilibrio de nuestra economía, sería más eficiente que 100 de cada 100 personas anden tratando de joder a todos todo el tiempo, de que sean solamente 60 que siempre anden jodiendo a 40, así como lo es actualmente.

Por supuesto lo ideal sería que nadie jodiera a nadie, o que 100 de cada 100 no mienta ni robe, llevando así a nuestro país a un punto de equilibrio humanista, y de paz, así como Chávez se lo imaginaba, pero la realidad es otra, como dice mi vecino:

“Aquí en Venezuela lo que les interesa a todos es el dinero, y no les importa mucho cómo lo consiguen.”

Entonces, me parece que el único equilibrio práctico económico seria que todas jodan a todos todo el tiempo.

Ese pudiera ser el equilibrio perfecto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2628 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a222936.htmlCd0NV CAC = Y co = US