¡Ay Chávez como te traicionaron y como te traicionan!

Cuando uno ve a Ana Elisa Osorio trabajar para que la revolución sea derrotada el próximo 6 de diciembre y al mismo tiempo exigir que tras esa derrota que ella aspira, renuncie el gabinete en pleno y la directiva del PSUV, se  tiene que concluir que el Comandante Eterno no era muy asertivo en eso de seleccionar ¨su gente¨.

Está claro que no fue un acierto el seleccionar a la mencionada señora en cargos hasta de ministra, pues con la sola excepción de Osorio, ella fue una de las ministras más grises que haya tenido la Revolución Bolivariana. Acaso ¿alguien recuerda siquiera un logro de su gestión?

Pero bueno, no es de su gestión sobre lo que hoy queremos escribir, pues, al fin y al cabo, incapaces hay por doquier. A lo que nos referiremos es a ese proceder de algunos seres que, por lo menos ante nuestros ojos, los hace asquerosos… Nos referimos a la traición.

Decíamos que el Comandante no fue muy asertivo en eso de seleccionar su gente y ejemplos sobran, pero no malgastaremos el poco espacio que tenemos para esta nota, mencionando los nombres de aquellos que lo traicionaron. Todos los conocemos.

A unos, el líder de la revolución Bolivariana, los vio como padres; a otros como hermanos, compadres o discípulos e incluso no faltó hasta quien considerada un gran amor. Por todos lados, sobre todo en momentos difíciles, brotó la traición.

Algunos, los menos, volvieron arrepentidos, sobre todo luego de que el Comandante diera muestras de no guardar rencor, de haberlos perdonado e incluso de haberles brindado ayuda… Así era él.

A los otros se les llenó el alma de odio cuando vieron que su traición no hizo mella en el amor que el pueblo sentía y siente por Chávez. Por allí andan rumiando su rabia y aprovechando la más mínima oportunidad para tratar de enlodar su nombre, al tiempo que recogen las migajas que les lanza la derecha. Una derecha que los desprecia y los acepta sólo porque le son serviles.

Hay, sin embargo, otro tipo de traidores. Están aquellos a los que Chávez en su mala habilidad (algún defecto debía tener) para seleccionar amigos y compañeros, alguna vez halagó reconoció, le brindó oportunidades y hasta colocó en cargos importantes, pero que siempre arrastraron el pesado fardo de la envidia (madre de la traición).

Esos, al igual que los antes mencionados, llevaron siempre la traición en su alma, en su corazón y en su mente. La diferencia es que estos últimos nunca estuvieron dispuestos a dejar los beneficios de estar en o cerca del poder. Son ese tipo de traidor que sólo deja ver verdadero rostro cuando es desplazado o cuando la traición le abre la puerta al dinero.

A estos los sorprendió la partida física del Comandante entre loas y jaladeras de bolas. Algunos aún permanecen en el gobierno, pues como ya dijimos no sueltan la ubre por voluntad propia, pero esperan con ansias la oportunidad para salir a atacar la obra del comandante y de la revolución.

La otra parte de ellos hace rato que trabaja para la derecha, con el objetivo de destruir la revolución que con tanto sacrificio construyó el Comandante.

Estos últimos usan el cargo que una vez Chávez les regalara para intentar engañar al pueblo autodefiniéndose como chavistas puros. Por allí andan exministros de Chávez y exdiputados de Chávez con poses de ¨chavistas críticos¨ tratando de sembrar desesperanza y de dividir al pueblo chavista con el único objetivo de abrir un boquete en las filas revolucionarias por el cual pueda colarse la derecha.

Algunos no ocuparon cargos (quizás el Comandante no les vio cerebro para tanto), pero fueron reconocidos, por el líder, por sus discursos o notas revolucionarias. Reconocimiento que usan hoy para asumir poses  de intelectuales y ayudar a una derecha que carece de plan  e ideas, pero que paga muy bien.

Hasta aquí llegamos. Como dijimos no tenemos espacio para la larga lista de traidores. Identifíquelos usted, amigo lector. No se la vamos a poner tan papaya.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5576 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor