¿En que parará la cosa?

Si las cosas continúan desarrollándose dentro del marco democrático (aún con altibajos), es decir, sí se efectúan las elecciones el próximo seis de diciembre, parará en una clara y contundente victoria de Chávez y de su amado pueblo. Qué no dará lugar a pataleos de la Oposición apátrida.

Todo esto, visto el desempeño de cada quien. A saber:

La Oposición, prácticamente, no está haciendo campaña; se ha reducido a hacer unas caminatas en contados sitios y de manera esporádica. A ratos, mediáticamente, dice que va a ganar a calle y que le van a robar, que habrá fraude y, para alimentar esto arremete en contra del la Presidenta del CNE, intentando desprestigiarla. Abusan del hecho de que la maldad que representan, “siempre” tiene sus votos y que estos no necesitan campaña. De esta manera, de resultar derrotados por un pequeño margen de diferencia o por uno grande, alegarán “fraude” y con movilización, a semejanzas del 2002, irrumpirán hacia Miraflores, activando los Paramilitares que han logrado “sembrar” a lo largo de estos años. Sueñan, sus factores de ultra derecha que se desatará el caos y devendrá la anhelada intervención norteamericana.

El Chavismo, desarrolla su precampaña y desarrollará su campaña, apegado a sus tres orientaciones básicas: 1) Las intervenciones y el ejemplo contundente y pertinente de Chávez (como alimentan Patria y Vida, sus discursos: Cierre de Campaña, ese de la lluvia; el de Apure; el de “La vuelta de Timón”; el del 8 de diciembre, donde nos pidió elegir a Maduro y acompañarlo;…). 2) La cada vez más impactante y eficiente gestión de Nicolás Maduro que ya muestra: Derrota a “La Guarimba”, contención del Decreto de Obama, trato inteligente en la defensa de nuestra Guayana Esequiva, firme y patriótica posición en el cierre de la frontera con Colombia, indiscutible liderazgo en la configuración del nuevo mundo pluripolar y multipolar, y dentro de ello, trascendentales alianzas estratégicas con China y Rusia, franca y directa comunicación con su pueblo, pasos importantes en el ejercicio de una Dirección Colectiva con su equipo fundamental de gobierno, protección al salario del trabajador y al ingreso de la familia venezolana,… y 3) Ratificación y afianzamiento de los LOGROS del proceso revolucionario a lo largo de 17 años. Ya no sorprende, cada año, los reconocimientos a muchos de ellos por parte de calificados Organismos Internacionales (Abatimiento a la pobreza, Respeto a los Derechos Humanos, Abanderamiento por los derechos de la mujer y la igualdad de género,…).

Así mismo, El Chavismo, con sus candidatos a Parlamentarios, desarrolla su campaña develando ante el pueblo la Guerra económica de que es objeto el País. A diario, apuntalados por la gestión de Gobierno de Maduro, surgen contundentes muestras de los responsables de los acaparamientos, del contrabando de extracción, del paramilitarismo, del narcotráfico, de los objetivos que persiguen y de los que están detrás de esta Guerra Económica y detrás del Golpe de estado para arrebatarnos logros y vida, recibidos a instancias del Plan de la Patria, ayer con Chávez y hoy con Maduro. Para quien lo dudara, allí se les está presentando a diario la grabación de Lorenzo Mendoza y Ricardo Haussman, quienes para incrementar dicha Guerra, solicitan a su financista, el Fondo Monetario Internacional la sustanciosa suma de 60 mil millones de dólares, la cuarta parte del PIB de Venezuela, es decir lo que en bienes y servicios producimos a lo largo de todo un año; allí, también está Leopoldo López, culpable de 43 asesinatos, producto de “La Guarimba” y allí están, entre otros, los Paramilitares asesinos de Robert Serra y de otros dirigentes Bolivarianos. Allí están, ellos son, como serviles del Imperio, los culpables de la Guerra Económica y sus colas.

Constituyen, pues, estos cuatro objetivos unas fuentes inagotables que alimentan la conciencia de nuestro pueblo a medida que se suman los días de la Campaña Electoral. Ese faro de luz, no lo podrán detener, son objetivos bien diseñados y apropiados para la más admirable victoria.

De allí que, sí no se salen del cauce democrático, su derrota es inminente y la factibilidad de realizar “Guarimba” insurreccional será prácticamente, ninguna. Tal vez por ello, es por lo que venimos viendo indicios de lanzarse una aventura insurreccional antes del seis de diciembre, lo cual les evitaría el peso político que significaría ver legitimado, nuevamente, al Chavismo.

Sus factores más radicales, andan en esto; pero, piénsenlo bien que ese pueblo cada día más consciente que iría a votar mayoritariamente, el seis de diciembre, aún hasta saliendo de las colas, tomaría las calles, las plazas y defendería el centro del poder, Caracas, al lado de las Milicias, los Militares Patriotas y sus dirigentes, para mantener su poder, para resguardar su Proyecto de Patria. Y, resistirá, resistirá y vencerá, sin que resulte extraño que a su lado, en esa lucha trascendental, se encuentren aliados estratégicos que, como Rusia, ya han alertado a Estados Unidos sobre su intención de desestabilizar a Venezuela como lo hizo con Ucrania.

¡ NO VOLVERÁN! ¡VIVA CHÁVEZ, VIVA MADURO Y SU LEALTAD Y EL PLAN DE LA PATRIA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1881 veces.



Freddy Gil


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a216133.htmlCd0NV CAC = Y co = US