Quinto Malo

¿Existe un socialismo bolivariano y chavista?

Lo primero que se debe decir es que el socialismo es una esperanza. Como propuesta de sistema filosófico, político y económico, constituye la respuesta, la alternativa ante el depredador sistema capitalista. El socialismo es, para decirlo en pocas palabras, la sociedad de las y los iguales, donde se debe producir, distribuir y consumir los bienes, con base en las capacidades y necesidades de cada quien.

Para el marxismo genuino el socialismo es un sistema de transición entre la desigualdad de clases, propia al capitalismo, que produce sobre la explotación de las mayorías proletarias por parte de las minorías burguesas, dueñas de los medios de producción, y el comunismo o sociedad de los comunes, los que comulgan en fraternidad y solidaridad respetando la diversidad cultural de los pueblos.

Hasta nuestros días se conocen muchas propuestas de socialismo, todas ellas diseñadas en el pensamiento como opciones frente al capitalismo, para trascenderlo, para "pulverizarlo", como diría nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez.

Experiencias reales han proliferado por el mundo en distintos momentos históricos, siendo la más emblemática, quizás, la desarrollada a partir de la victoriosa Revolución Rusa de 1917 y el desarrollo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Socialismos en China, Corea, Vietnam, Cuba, entre otros países, han servido para confirmar los esfuerzos de muchos pueblos por sobreponerse a las calamidades del capitalismo. Pero esa confirmación también ha servido para constatar, como verdad verdadera, que es imposible el socialismo en un solo país. El socialismo, o se construye como alternativa de un mundo nuevo, mejor y posible o no podrá existir jamás.

El Comandante Hugo Chávez adoptó identificar a la Revolución Bolivariana, nacida sobre la base de lo que él mismo denominó el "árbol de las tres raíces", por su fundamentación en los pensamientos y acciones de Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, como proceso hacia el socialismo, en el Foro Social Mundial de Porto Alegre en Brasil, el año 2005. En aquel momento, el camarada Hugo Chávez diría que "Es necesario (…) trascender el capitalismo, pero el capitalismo no se va a trascender por dentro del mismo capitalismo, no. Al capitalismo hay que trascenderlo por la vía del socialismo, por esa vía es que hay que trascender el modelo capitalista, el verdadero socialismo. ¡La igualdad, la justicia!".

La evolución de su pensamiento, sin dudas, marchó aparejada con el desarrollo de acontecimientos que él mismo identificara con el hito histórico de 1989, conocido comunicacionalmente como "El Caracazo" por su impacto de ruptura con las políticas del capitalismo neoliberal y los posteriores de alto impacto como la rebelión popular de febrero de 1992 y su réplica en noviembre del mismo año, las elecciones de 1998, donde él mismo resulta electo Presidente de la República, el proceso Constituyente de 1999, el nacimiento de la Constitución de la República Bolivariana y los posteriores actos desestabilizadores contra el Gobierno Bolivariano y, especialmente con el Golpe de Estado y paro petrolero de 2002. Es por eso que en 2005, Chávez asume claramente expresar que "no hay tiempo que perder; creo que en décadas –dice el Comandante Supremo el 13 de agosto de 2005-, en esta década y en las próximas décadas para precisar el tiempo mejor, pudiéramos pensar que estas primeras cinco décadas del siglo XXI se decidirá si en el futuro habrá vida aquí, en este planeta o no habrá vida. Socialismo o barbarie (enfatiza Hugo Chávez en alusión expresa a Rosa Luxemburgo).

El socialismo, que hoy podemos calificar de Bolivariano y Chavista por sus particularidades propuestas, nacidas en la Venezuela del presente siglo a partir de este proceso revolucionario, se incluye en el Plan de La Patria como objetivo estratégico que requiere, infaltablemente de "un poder popular capaz de desarticular las tramas de la opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva sociedad desde la vida cotidiana, donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas práctica, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política".

El socialismo es un imperativo en nuestro presente de lucha para que el futuro realmente nos pertenezca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a215012.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO