Hay que temer a los sofismas de Temir (I)

El pasado 13 del corriente mes, pude leer en este mismo portal de aporrea, un artículo escrito por el señor Temir Porras (a quien llamaremos STP), titulado: “Los Bolibolcheviques”. Lo trataré con respeto y altura, pero debo defender mis convicciones. He oído hablar de él y lo colocan en el centro izquierda deslizándose a la derecha. Forma parte de un equipo por unos llamados “los franceses”, por otros “los pragmáticos”, con sólido apoyo dentro y fuera del país, lo cierto es, que sus peligrosas propuestas políticas y económicas, muy “pragmáticas” son no solo diferentes, sino opuestas a lo que es el socialismo verdadero. Sus vínculos con el más alto nivel de Miraflores es lo que preocupa. Quiere más mercado y menos controles estatales. Como toda palabra está llena de contenido y cada contenido tiene intención, debemos registrar en sus escritos, sus intenciones.

Soy de los que tienen profundo temor, desconfianza y recelo de los socialdemócratas. Han destruido tantos intentos revolucionarios, que algunos han llegado a ser tarifados del capitalismo. Se trata de personajes que conocen el marxismo y saben cómo deformarlo, son excelentes émulos de Bernstein y Kautsky entre otros. Muchos “socialistas” se han vuelto “socialdemócratas” para terminar en la derecha plena. En la izquierda, los conversos son superlativamente peligrosos. Cooptados por nuestro enemigo histórico, han dividido partidos de izquierda, debilitado y destruidos proyectos revolucionarios. Sus “reformas” están en el contexto del sistema capitalista, es decir: todo dentro del capitalismo, fuera de él nada, son cambios gatopardianos. Pretenden gerencias la pobreza, sin tocar su etiología. Saben que el capitalismo es una creación humana condenada a desaparecer, pero se empecinan con el “Fin de la historia”. Ejemplos sobran: Feli-pillo Gonzáles, Pablo Iglesias, Alexis Tsipras, Holland y paremos de contar, unos más de derecha que otros, pero siempre al servicio del capital. Veracidades las tenemos, Pablo Iglesias, quiere suelto a Leopoldo López y Alexis Tsipras tratará de “barrer a la izquierda” parlamentaria griega, para encajar plácidamente con la Troika europea. Feli-pillo, exonera el terrorismo de Franco y ataca mintiendo biliosamente a Maduro. Holland agrede a pueblos, se cuadra con los sionistas y gringos para acabar con el gobierno Sirio. Si la circunstancia apremia, podemos señalar a Presidentes y altos líderes latinoamericanos, cuyos vínculos con la CIA son conocidos. Mussolini y Hitler en su momento, también fingieron ser “socialistas”.

Dice STP en su artículo: “La Primera Guerra Mundial había devastado por primera vez a Europa en el siglo XX”, pero no dice que fue una guerra “inter imperialista”. Califica la llegada al gobierno de los bolcheviques, como “inesperada victoria”, de una “dirigencia emergente”, entonces ¿el zarismo no tenía oposición?, no se habían desarrollado las contradicciones del régimen opresor zarista, todo desembocó en una suerte, en una casualidad, las largas luchas de revolucionarios contra el zarismo no cuentan, no existieron, los bolcheviques llegaron al poder “inesperadamente”, que sortarios fueron. Supone el Señor TP que aquellos cuadros bolcheviques, eran aprendices de la política. Señala que los triunfantes revolucionarios bolcheviques, “emplazaron a los partidos miembros de la Internacional Obrera (Congreso Obrero de Francia 1919 y 1920) a aceptar 21 condiciones”. No señala quienes controlaban esta “Internacional Obrera” ni cuáles eran sus propuestas y propósitos, ocultando la pérfida presencia socialdemócrata en el seno de aquel Congreso. Admite el choque de posiciones, “en el seno de los partidos SOCIALISTAS” obviando lo de socialdemócratas, cuyas posiciones reformistas, conciliadora y evolucionistas, oxigenaban al capitalismo en crisis. ¿Será que el Sr TP concuerda con Bakunin en aquello de que “Marx echó a perder a los obreros al querer convertirlos en razonadores”? Ciertamente el alineamiento con Moscú, tuvo un final fatal burocrático y contrarrevolucionario. El proyecto bolchevique murió con su creador, en parte por sus propios errores.

Señala STP, “Francia, país al que a veces se me reprocha conocer demasiado”, no se lamente, ese país no es ningún referente revolucionario, y sus presidentes “socialistas” han sido tan defensor del imperialismo y agresores de los pueblos, como el terrorista Obama. En Francia la ultraderecha podría llegar al poder, gracias a las ambigüedades y entrega a los intereses del capitalismo por parte de los “socialistas” que la han gobernado, y pensar que fue la cuna de La Comuna de París y al Mayo Francés. Admite STP, que “la gran mayoría de la militancia obrera se adhirió a la línea bolchevique”. El estallido revolucionario bolchevique se inició en Rusia, pero debía continuar por el resto de Europa, lo que no ocurrió. Lenin muere en 1924 y Stalin como es bien sabido, cambió todo el proyecto leninista. Continua STP afirmando que “una minoría de la militancia (Burócratas), que contenía la mayoría de los cargos de ELECCIÓN popular” (vía que les encanta a los socialdemócratas), “rechazó” la incorporación de los trabajadores a los dictámenes de Moscú. Continúa afirmando STP: “Fue en ese Congreso, y…similares en otros países, que se produjo el cisma fundamental del movimiento obrero”, pero no hace análisis sobre estas contradicciones y las causas que produjeron “el cisma”.

En su “Crítica al Programa de Gotha” mucho antes, en 1875, Marx advirtió de los peligros que ocultaba este reformismo: “Un programa que es en mi convicción absolutamente inadmisible y desmoralizador para el partido”, y advierte las mentiras allí manifiesta, como señalar por ejemplo que “El trabajo es la fuente de toda riqueza”. ¿Cómo explicar que en la producción capitalista, los que no trabajan son los ricos? Los pobres producen la riqueza pero no la disfrutan, por el contrario, reproducen su pobreza y al sistema que los explota. Afirma C M: “El socialismo vulgar, ha aprendido de los economistas burgueses a considerar y tratar la distribución como algo independiente del modo de producción,” claro, es precisamente en la producción donde más está contenido “el metabolismo del capital”. Las críticas de Marx al Programa Socialdemócrata de Gotha, se continúan en las Críticas al Programa de Erfurt de Engels en 1891. El lúcido “Moro”, advertía que: “No podremos salir victoriosos en nuestra guerra contra el capital, si deducimos nuestra táctica de la economía política”, que es precisamente el espacio más preciado de los socialdemócratas. He aquí la suficiente claridad que debemos tener entre Poder Constituyente y poder constituido. ¿Qué contiene el Estado liberal burgués? Las ambiciones sin límites y sin ética de una minoría, ponen en peligro la existencia humana. El Papa Francisco advierte de los peligros y clama justicia.

El bárbaro de Eduardo Bernstein insólitamente aseveró que “Como socialista no se tenía que ser necesariamente marxista”, opinión con la que comulgan todos los socialdemócratas. Marx reta a la perfidia: “Mientras exista, la burguesía se acordará de mis forúnculos”. Asevera STP, “De los viejos y tradicionales partidos socialistas nacieron… los partidos comunistas”. En verdad estos partidos socialistas han sido SOCIALDEMOCRATAS, es decir nacieron “torcidos”. Ciertamente Venezuela no es Rusia, ni el “bolivianismo” es el bolcheviquismo, lo que si es cierto, es que la naturaleza y la lógica del capital no ha cambiado; siempre ha sido destructivo inhumano e insaciable. No hay capitalismo ni humano ni bueno. Si no destruye perece. (Continuará el próximo sábado)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1910 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: