Profecias

Toda profecía supone certeza de futuro. Las profecías, salvo excepciones, provienen de los profetas. Ahora bien, el Presidente Chávez tiene elevada credibilidad porque cuando dice que algo va a ocurrir generalmente sucede. Pocas veces comete errores en sus proyecciones. Por eso, se ha convertido, quizás por designios de la Divina Providencia, en un iluminado profeta de la esperanza. Hasta la oposición, que no creía que Chávez cumpliría sus ofertas electorales, acostumbrados al hábito democrático-representativo de ofrecer villas y castillos para terminar con ranchos y miseria, se aprietan duro el cinturón y otras partes del cuerpo, cuando oyen los vaticinios del "loco". Especialmente si se trata de pronósticos y predicciones sobre resultados electorales. Incluso, quienes fuimos incrédulos, cuando Chávez anunció por primera vez que el gobierno bolivariano llegaría hasta el 2021, nos hemos convencido de que hay Chávez y gobierno bolivariano para rato. Por supuesto, nos sorprendió que el Presidente Chávez planteara, a esta altura del partido, que el "ciclo bolivariano" se cerrará no con el bicentenario de la Batalla de Carabobo, en el 2021, sino con la conmemoración del bicentenario de la muerte de El Libertador Simón Bolívar, en el año 2030. Así lo ha profetizado nuestro comandante y líder indiscutible. Y, como casi todas sus profecías, probablemente ésta se cumplirá. Chávez sabe que el asunto no es mantenerse en el poder hasta el 2021 o hasta el 2030. El asunto, es hacer uso del poder adquirido para contribuir a resolver el doloroso y lacerante drama de la pobreza y la miseria en Venezuela, América Latina y el Mundo. Para garantizarle mayor felicidad a nuestro pueblo. De lo contrario, estaríamos cabalgando sobre el poder sólo para que lo aprovechen, en nombre del pueblo, una minoría de dirigentes y burócratas, sean estos gobernadores, alcaldes, diputados, ministros, líderes políticos y sociales o empresarios bolivarianos como lo ha dicho el Presidente Chávez: ¡Está prohibido, seguir arando en el mar!

La numerología, asociada al uso creativo e imaginativo de las matemáticas, de las que tanto gusta nuestro Presidente, es una herramienta útil para el descubrimiento de claves secretas u ocultas que, al ser decodificadas, nos deslumbran con sus verdades. Daniel Ruzo, uno de los principales investigadores esotéricos de Latinoamérica, dedicado durante más de 40 años al estudio del ocultismo, profecías, simbolismo, criptografía y mitología, dejó como obra póstuma un libro estremecedor e impresionante: "Los profetas del mundo", donde nos legó, como herencia, la clave numérica de las profecías apocalípticas. Allí analiza, numerológicamente, las profecías consignadas en la Biblia por Daniel, Isaías, Jeremías y Ezequiel, entre otros. Ellas concuerdan con las profecías de Nostradamus, las del Abate Trithene y San Malaquías. Ruzo, anuncia, más que el fin del mundo, la extinción de la humanidad actual, la preservación de unos cuantos y el advenimiento de un nuevo estadio evolutivo para el ser humano: "…nuestra humanidad debe prepararse para una catástrofe cíclica que asolará nuestro planeta entre los años 2127 y 2137 de nuestra era, durante el paso del Sol del sector zodiacal de Piscis al sector zodiacal de Acuario…podemos asegurar que se acerca cada día un tiempo de angustia y aflicción. Alrededor del año 2137 de nuestra era, una catástrofe cósmica o telúrica hará desaparecer nuestra humanidad y sus obras… una nueva humanidad tendrá que levantarse entre las ruinas de la Tierra.". No es, entonces, el ciclo bolivariano el que está en juego, es el ciclo del universo y el del planeta, el que nos puede deparar sorpresas. Chávez dijo, en la inauguración del XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, al recordarnos las amenazas del imperialismo y las horribles bombas atómicas de Iroshima y Nagasaki, que en los primeros 50 años del siglo XXI se decidirá el futuro de la humanidad y será a favor del socialismo, de la paz y de la vida. Ojala, para bien de todos, se cumplan las profecías de Chávez y no las descubiertas por Ruzo.

Prof. Jubilado de LUZ

hugomoyer@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11176 veces.



*Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a21439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO