Profundizar la democracia socialista

Todos estamos conscientes de que el éxito de la reestructuración depende de modo decisivo de la rapidez y profundidad con que nuestros dirigentes comprendan la necesidad de realizar los cambios; ese éxito depende también del afán creador y de la firmeza con la cual ellos apliquen la política del pueblo. Ahora se necesita una política en materia de personal directivo que responda a las exigencias de la reestructuración, a la necesidad de acelerar el desarrollo socioeconómico. Cuando anuncien los criterios básicos de esta política, debemos tener en cuenta tanto las lecciones del pasado como las tareas actuales de gran alcance que la vida nos plantea.

Durante los últimamente los dos años de la construcción socialista, la dirigencia “actual” no fue capaz de crear una potencia de directivos bien cualificados; el alto nivel de educación y cultura de todo el pueblo, garantizaban condiciones favorables para seguir enriqueciendo y renovando este potencial. Todo cuanto hemos logrado es la obra del Comandante Chávez, es resultado de la abnegada labor de nuestro bien amado Líder.

Cuanto existe tal preocupación en el pueblo, parece que nuestros esfuerzos no son suficientes. Esto significa que no siempre ni en todo actuamos con la eficacia y la entrega debidas. Significa que no en todas partes las medidas que se adoptan y la labor efectuada corresponden a la envergadura y a la importancia de los problemas acumulados, que no todo va bien como lo requieren el tiempo. Esto significa, que el Gobierno tiene serio motivo para pensar bien y sacar conclusiones necesarias.

El Gobierno de tener bien presente que ahora se requiere todo un sistema de medidas. Elaborar postulados políticos, basados en la realidades actuales, en la previsión del pueblo, profundamente argumentada del porvenir, en el cambio de la mentalidad social, en el consecuente desarrollo de las instituciones, en la formación de las masas en el marco de la cultura política, en la transformación del mecanismo de gestión, de las estructuras organizativas, y, cómo no, en la realización de una política social activa. Sólo así podrá ser eliminado el mecanismo que frena el desarrollo, mientras que las fuerzas orientadas a la aceleración tendrán el despejado indispensable.

Consisten en el desarrollo integral de la democracia del régimen socialista, en la real y cada vez más activa participación del pueblo en la solución de todos los problemas nacionales, en la plena recuperación de los principios Chavistas de información objetiva, del control pueblo, de la crítica y la autocrítica, así como en la honradez política, es decir, en la unidad entre lo que se dice y lo que se hace.

Sólo mediante el desarrollo consecuente de las formas democráticas propias del socialismo y la ampliación del autogobierno se puede avanzar en la producción, la ciencia, la técnica, la literatura, la cultura y el arte, en todas las esferas de la vida social. Sólo este camino nos garantiza una disciplina consciente. Sólo mediante la democracia y gracias a la misma se puede lograr la reestructuración. Sólo de este modo se puede abrir el camino a la fuerza creadora, la más poderosa del socialismo: el trabajo y el pensamiento libres en un país libre.

No se trata, lógicamente, de transformar a fondo nuestro sistema político. Con máxima eficacia debemos utilizar todas las posibilidades que éste ofrece, dar un profundo contenido democrático a la labor del Gobierno, el PSUV, los órganos estatales, las organizaciones comunidad y los colectivos laborables, insuflar nueva vida a todas las células del organismo social.

Los tiempos se hacen muy duros; necesitamos hombres enérgicos y no soñadores que, en vez de protestar contra la miseria del pueblo, no saben más que lamentarse. Una actitud tranquila y seria obliga a los tiranos a quitarse las máscaras –y ¡entonces llega la victoria o la muerte!

Señor Presidente: Por el camino que vamos, en diciembre perderemos la mayoría de los diputados en la Asamblea. ¿Qué le pasó al presidente de Honduras, Manuel Zelaya? No creemos que llegamos al 2019, si no ponemos las pilas.

¡Gringos Go Home! ¡Pa’fuera tús sucias pezuñas asesinas de la América de Bolívar, de Martí, de Fidel y de Chávez!

¡Hasta la Victoria Siempre, Comandante Chávez!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1012 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a214096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO