El 6D

Las elecciones legislativas a realizarse el domingo 6 Diciembre de 2015, a pesar de todas las situaciones negativas que ha padecido el país, a raíz de la guerra económica y otras situaciones de orden financiero, servirán para configurar un nuevo escenario político en Venezuela, que profundizara aun más, la incertidumbre y la crisis en la oposición.

De hecho, el enfoque de la oposición para captar el voto, debe girar alrededor de la crisis económica del país, la cual aparte de ser globalizada, se cree que existen factores internos y externos que han acentuado el malestar en la población venezolana a través de la guerra económica inducida.

Para complementar el análisis, es de recordar que, aun cuando, muchas personas y organizaciones consideraron que en las primarias del PSUV, los resultados obtenidos no fueron los más convincentes, más de tres millones de votos, no hay que negar que esa cantidad constituye una especie de abono al triunfo seguro el 6D. Además, fue una muestra de que no existe ningún vacío de liderazgo dentro del PSUV y,al contrario significó la emergencia de nuevos protagonistas en la historia política de Venezuela.

Sin querer pecar de adivino, la coalición del Gran Polo Patriótico, debe ganar en los principales y mayoría de los municipios del país. Mientras, que el PSUV debe ser, el que cuantitativamente, reciba más votos a nivel nacional. Por lo tanto se intuye que, esos resultados serían suficientes para darles la mayoría absoluta de escaños en la Asamblea Nacional, necesarios para gobernar en solitario. Eso significaría la probabilidad de que no se repitan los pactos con otras fuerzas políticas, suponiendo que, ya todas forman parte del Gran polo patriótico. Sin embargo, existe la posibilidad de que fuerzas emergentes pudieran lograr algún cargo, pero que no tendría influencia a la hora de decidir alguna ley en la asamblea.

Si alguien me preguntara en que me baso para hacer estos comentarios, la respuesta es muy sencilla: En el movimiento de calle que se observa de la base chavista o del Gran polo Patriótico, a través de los medios de comunicación, que no se le observa a los opositores; y, en la seriedad en la conducción del Gran Polo Patriótico, que no se ha visto en la MUD.

Este triunfo legislativo, sería una gran victoria del gobierno que lo fortalecería; mientras que la oposición tendría una nueva derrota que le podría disminuir su poder político para el futuro. Esas elecciones,debe ser la ratificación de la Revolución Bolivariana hacia el socialismo del siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas